Tag Archives: no país

“Haber nacido como ciudadana de un país que ya no existe me hace más libre, no estoy atada a un solo lugar”

Elvira nació en agosto de 1990, fue hija única de una familia que vivía en Cerro Belmonte, sus padres fueron parte de los 25 habitantes del Reino que viajaron a Cuba a conocer el modelo social que allá se vivía en búsqueda de referentes para la constitución del país que estaban fundando.

A pesar de que la madre de Elvira estaba con un embarazo casi a término no dejó pasar la oportunidad de viajar por primera vez. En sus 39 años de vida solo conocía dos países: España y Cerro Belmonte. En el viaje a Cuba practicó varias técnicas de estimulación fetal que iban desde largos baños en maravillosas playas, participación y limpiezas en rituales de santería hasta la visualización de círuclos de colores y la estimulación sonora, para la cual utilizaron una lista de canciones que más adelante intentaremos agregar a esta investigación.

Aunque las primeras contracciones sucedieron en Cuba, Elvira nació en el avión en el que venían y parece que producto de todo el trabajo previo al parto que la madre había tenido en la isla, ni siquiera fue un parto doloroso, con un poco de pudor Elvira cuenta que su madre hablaba orgullosamente de haber experimentado un inmenso placer durante el parto, siendo más expecíficos: había tenido un orgasmo múltiple.

Poco tiempo después del nacimiento de Elvira, el Reino comenzó a desmigajarse, dentro de casa sus padres mantuvieron parte importante del patrimonio de aquella época hasta que en 1997, con el dinero que habían recibido por la compra de la casa y la venta del nuevo piso que habían obtenido, compraron una carabana y se fueron a hacer aquello que no habían hecho hasta la visita a Cuba: viajar.

Elvira fue educada por sus padres y aún hoy continúa viviendo en la carabana, ellos por su parte decidieron asentarse en un terreno al norte de italia y construir allí su casa, similar a la que tenían hace 28 años. Elvira suele pasar un par de meses al año en ese lugar pero luego continúa moviéndose, considera que haber nacido en un avión con pasajeros de un país que no existe la ha hecho más libre, no tiene ningún sitio específico en el que se sienta en casa, o más bien, se siente en casa en cualquier sitio.

 

(Para proteger la privacidad de nuestra fuente hemos decidido cambiar su nombre y llamarla Elvira.)