LANIAKEA

Abre el telón de los conflictos raciales, étnicos, religiosos, nacionales y culturales de la sociedad y encontrarás al ego del hombre girando los botones y tirando de las palancas. 

Neil deGrasse Tyson

Somos el legado de 15 mil millones de años de evolución cósmica. Tu y yo.  

Así, en este espacio-tiempo, hemos decidido viajar por territorios propios de la ciencia para acercarlos al lenguaje de la escena, la poesía y las artes plásticas.

Carl Sagan, astrónomo y divulgador científico, decía que somos la forma que el universo tiene para pensarse así mismo.

Entonces, cuando en una noche clara nos asombramos al levantar la vista al cielo, ¿es nuestro reflejo el que vemos? Y cuando de niños o niñas nos preguntábamos qué eran o cuán lejos estaban las estrellas de nosotras, ¿hablábamos sobre las distancias que nos separan?

Parece una pregunta circular. Un movimiento imaginario que nace y muere constantemente.

Este movimiento es nuestro viaje personal.

La perspectiva cósmica nos abruma al mismo tiempo que tranquiliza. Nuestra presencia minúscula, aunque no insignificante, en el cosmos cambia la perspectiva de nuestros problemas más comunes. El viaje que proponemos es un intento de desconfigurar el ego, narrar un mundo que no gira alrededor nuestro. Un mundo en el que ni estamos por debajo ni por encima, sino en él. Mirar al universo también como algo frío y peligroso que ayude a reconsiderar el valor de cada humano para otro. 

 Un viaje personal fuera de toda persona, más allá y hasta los límites de nuestra comprensión.

En el camino se nos aparece un escenario inabarcable donde la naturaleza nos habla. Está ahí y aparece como ella es. 

Un universo real, explicado con las matemáticas y estudiado desde la física, ¿cómo se transforma en cuerpo, palabra e imagen? ¿Cómo se hace escena de la naturaleza?

SAGAN

SAGAN somos tres. Como un triángulo. Una misma forma geométrica que intenta dar sentido a lo colectivo y al encuentro con el otro mediante las artes escénicas, visuales y plásticas. Tres historias de vida diferentes que deciden juntarse para contar una historia del cosmos: LANIAKEA.

Queremos que nuestros cuerpos orbiten en la narración de un universo que, indiferente ante nuestros movimientos, nos ofrece un escenario de reflexión y acción. Bailar la geometría de la naturaleza asombrados por su belleza y sus múltiples dimensiones.

Andar por el camino de la duda. Ponerlo en duda todo. Descubrirnos.