EL PORQUÉ Y POR QUÉ ÉL

Aquí voy a narrar los espectáculos que imagino.

Quiero inventar movidas muy tochas.

Describiré la consecución de imágenes que deshecho por tiempo e impaciencia.

Escribiré todo lo que no voy a crear nunca por falta de dinero y espacio.

Espectáculos leídos que van a pasar en tu mente, aunque crea firmemente en la potencia de los cuerpos en escena, en el discurso que se desprende del magnetismo entre ellos y en el no necesitar palabras, aunque si sonidos, para relacionarnos.

Empecé en todo esto del espectáCULO para salir en la TV y ganar un Goya. O quizá porque Rowan Atkinson con su Señor Judía me parecía Dios. Y yo siempre he querido ser Dios.  Acabé escribiendo y dirigiendo para trabajar, y estrené en salas de mierda donde nos cobraban si no llenábamos un tanto por ciento de las butaquitas. Descubrí la lectura tarde. También quise ser estrella del rock. Ahora me fascina la dramatúrgia y sus poderes chamánicos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *