Crímenes sin víctimas II

La libertad de ofender

“Intento solamente proponer un termino general que pueda cubrir tanto la libertad de blasfemar como la de atacar cosas abstractas como las ideas y los símbolos, de chocar a los otros con aquello que hacemos en materia sexual con nosotros mismos o entre personas consensuantes, y cometer con ello cualquier tipo de crímenes sin víctimas.

Como toda libertad, la libertad de ofender tiene sus limites.
Las ofensas pueden transformarse en prejuicios sì:

1. Es imposible evitarlas
2. Son hechas sistemáticamente con la intención de dañar a personas particulares.
3. Su intensidad sobrepasa ciertos limites (en caso de agresión sensorial en particular)

(…) las fronteras entre la ofensa y el prejuicio no son siempre evidentes. Sin embargo me parece importante otorgar a esta distinción el valor de un principio.

En efecto seria difícil, defender la libertad de expresión y de creación sin reconocer la libertad de ofender. Es decir, de chocar a través de las obras del espíritu humano o de cometer a través de ellas crímenes sin víctimas.”

La liberté de offenser, le sexe, l’art et la morale
Ruwen Ogien
La musardine 2007

(La traducción salvaje es mía)

Acerca de aniara

http://twitter.com/aniaraR http://www.aniara-rodado.com
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.