Los usuarios de Teatron firman ocho páginas sobre artes en vivo en la revista Ajoblanco

La revista Ajoblanco salió ayer de nuevo a la venta en los kioskos con 132 páginas sin publicidad, una tirada de 50.000 ejemplares y un precio de 7€.

En la página 26 encontraréis una sección de 8 páginas dedicada a las artes en vivo con artículos firmados por varios de los usuarios de Teatron: Rubén Ramos Nogueira, Tomàs Aragay, Pablo Gisbert, Txalo Toloza y Pablo Caruana. Lamentamos que, por razones de espacio, Ajoblanco no haya incluido finalmente los artículos de otras dos usuarias de Teatron, Oihana Altube y Anabella Pareja Robinson, por lo que hemos decidido publicar sus artículos en nuestra sección Mambo. Además de nuestros artículos, la sección incluye también un perfil sobre Semolina Tomic escrito por Pepe Ribas, uno de los fundadores del histórico Ajoblanco.

Nunca antes nos había pasado que una publicación en papel de tirada nacional se pusiese en contacto con nosotros para ofrecernos el espacio que su publicación dedica a las artes escénicas, un espacio nada desdeñable que pretende seguir la tradición con la que Ajoblanco ha seguido en el pasado lo que ha ido sucediendo en la escena. Podían haber hecho lo de siempre y llamar a los de siempre para que hablasen de lo de siempre, pero nos han llamado a nosotros y hemos intentado hacer una breve panorámica de lo que está sucediendo en el territorio de las artes en vivo en el Estado español (Rubén Ramos), además de un breve resumen de lo que pasa en Argentina (Pablo Caruana), Chile (Txalo Toloza) y México (aunque este último artículo, escrito por Anabella Pareja Robinson no aparezca finalmente en papel). Además, Pablo Gisbert escribe sobre por qué no ha muerto ya el teatro y Tomàs Aragay, hablando de Barcelona, nos recuerda cómo el Teatre Lliure y el Mercat de les Flors se han ido olvidando de sus orígenes en estos últimos 25 años, al mismo tiempo que la política cultural se inclinaba hacia el tocho, los delirios de grandeza, el orden y la clasificación con muy poca habilidad para dejar fluir y acompañar aquello que conectaba y se retroalimentaba de la ciudad y sus gentes. Habla de Barcelona pero podría hablar de cualquier otra ciudad, ya sabéis. Para acabar, Oihana Altube Lorea ha escrito un precioso texto que insiste en la idea de que la danza, en realidad, de raro no tiene nada (ya que no ha salido en papel lo podéis leer en Mambo), que complementa la reivindicación que hace Rubén Ramos de las raras artes como espacio común que nos libere de los límites impuestos por los rancios guardianes de las viejas disciplinas artísticas.

Podéis ver un índice de contenidos destacados de la revista en este enlace.

Os animamos a leer la revista, esperamos que llegue a todos los rincones del Estado español, además de, como mínimo, a Argentina y Chile, y le deseamos muy buena suerte a Ajoblanco en esta nueva etapa.

 

Esta entrada fue publicada en Hablan de nosotros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *