que me parto

he recibido la felicitación de navidad del Alcalde de Barcelona. Por un lado hay una fotografía panorámica, tomada desde la terraza del Hotel Vela (digo yo..) ya cuando ha caido el sol, con unos muy leves rosas al fondo y unas cuantas nubecillas tontas. En la fotografía se ve la franja de puerto-ocio-playas iluminada de una tal manera que parece que en el resto de la ciudad haya habido un apagón, de hecho no se ve nada más. Tiene un aire al portal de Belén eso sí, tenue, con ovejas y tal

por el otro lado de la felicitación leo “El 2010, més Barcelona que mai. Aquest és el meu desig. Aquesta és la meva proposta per, junts, fer realitat els nostres somnis. Amb esforç i generositat, amb l’orgull que els barcelonins i les barcelonines sentim per la nostra ciutat, ho aconseguirem.”

lo de nuestros sueños es el tópico, aunque “juntos”no sé, si los míos serán los nuestros también, pero lo del esfuerzo, generosidad y orgullo barcelonino suena a adoctrinamiento. Así que el 2010 más Barcelona que nunca y en lugar de una felicitación lo veo como un pésame.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.