DESNONISSEA (2021)

UN DÉTOURNEMENT PARA EL DESNONAMENT DE LA DESNONISSEA

De Pedro Bennaton y Luana Raiter (ERRO Grupo)

La cuestión que suena desde mayo de 2021, ¿cómo representar un desahucio?, es el gran problema y desafío de la Desnonissea (Roger Bernat y ERRO Grupo). Spin off de la escena final (o bonus track) de no hay citas disponibles. (ERRO, 2020), una pieza que, como dijo Manuel Delgado, funcionaba como una película sueca: aunque tuviera un final esperado y deseado, acababa en suspensión. Ahora la escena final gana vida propia por el impulso de un Dungeon Master del teatro contemporáneo. Un director que, con decenas de dispositivos sencillos y ultra complejos a la vez, consigue poner al público a hacer teatro.

En una de las presentaciones de no hay citas disponibles., una persona que pasaba por la calle durante la última escena solicitó un rol en el desahucio que se estaba a punto de representar. Esa persona fue designada para hacer de abogado de la inquilina. Los otros participantes, que habían visto el espectáculo completo y entendido que no había nada que representar porque el espectáculo había acabado, dejaron al espontáneo espectador sin poder representar su rol. Frustrado, vino a pedirnos explicaciones por la ese abrupto final precisamente en el momento en el que él había llegado, quejándose de no poder representar el papel que le había sido asignado. Lo mismo pensó Roger Bernat, que estaba en el estreno de la obra y que nos sugirió llevar la última escena más allá y crear una “constelación familiar” del desahucio. Pero ERRO había resuelto ya representar la tragedia suspendiéndola y dando fin al espectáculo. Entregar los diferentes roles que participan de un desahucio y, en ese preciso momento, abandonar al público a su destino. Dado que la pieza trataba de inmigración y burocracia, el desahucio no podía ser más que un bonus track o anuncio de un nuevo capítulo del drama representado.

Esa última escena de no hay citas… surge del artículo “Anatomía de un Desahucio”, publicado en la revista Masala en Junio del 2020. Al leerlo, bromeamos imaginando que se trataba de las instrucciones para realizar una obra de Roger Bernat. La cartografía descrita por el equipo de Masala, con ilustraciones de @biksakura, invita a jugar –o al menos a observar el desahucio– con una mirada más entrenada, o mejor, nos entrena a participar de la situación con una pedagogía muy particular e incitativa. Unos meses más tarde, la broma reveló estar llena de verdad, como todas las bromas. Roger Bernat nos propone dar continuidad a la escena para la exposición en el Arts Santa Mónica (Exposar · No exposar-se · Exposar-se · No exposar). Uno de las mejores cosas que le ha ocurrido a ERRO es que alguien se tomara en serio una provocación e intentara concretarla en una nueva obra. Bernat nos desafía y se desafía a pensar en cómo representar un desahucio. En primer lugar nos propone una investigación etnográfica con las personas que tienen funciones importantes en los desahucios y más tarde inicia junto con Núria Martínez-Vernis y Oriol Sauleda la redacción de un poema dramático que conduzca a los participantes en el camino de representar la tragedia.

Los teatros tienen vacaciones, los museos también, pero el desahucio nunca se acaba en esta ciudad. Como el espectáculo del drama social, el desahucio es constante. Es el espectáculo más repetido que uno puede experimentar aquí. Incluso en ciudades de las afueras, como Vilafranca, l’Hospitalet o Sant Celoni, hay desahucios todos los días. El desahucio es un drama que no acaba. Una performance en sesión continua que se traslada de una calle a otra, de un piso a otro, de una persona sin casa a otra. Cada nuevo desahucio se conecta con el próximo y viene del anterior. Los desahucios involucran a la ciudad entera. Imaginamos que un desahucio se acaba cuando una vecina es lanzada a la calle, o cuando un vecino se suicida, o cuando la peña consigue pararlo. Pero un desahucio es lo que vivimos cada día en la ciudad. Un desahucio continuado que atraviesa todos los desahucios.

Arts Santa Mónica es un museo, no un teatro (aunque hoy en día los teatros cada vez se parecen más a museos y los museos a teatros). En este museo ubicado en La Rambla, justo delante a las estatuas humanas y de los monumentos al teatro y Colón, se plantea la posibilidad de representar un desahucio, y para ello dar las herramientas al público para convertirse en actores y actrices de este homérico viaje. Para ello se invita al público a encarnar las estatua y, con sencillas poses, evocar el potencial dramatúrgico de la quietud. Trasladar al interior del museo la poética de las estatuas que hay a las puertas del museo y mostrar en el cuerpo de los visitantes las huellas de un drama, el del desahucio, que es una performance que todos llevamos largo tiempo aprendiendo.

¿Pero cómo formar al público? ¿Cómo actualizar lo que el visitante ya sabe para convertirlo en un drama estatuario, un drama de estatuas vivas? Rebeca Schneider nos recuerda en Performance Remains (2001) que las estatuas son la performance de más larga duración. Los monumentos a Colón en las plazas públicas de las ciudades españolas y latinoamericanas eternizan la performance de la colonización. La humanidad está hecha de un desplazamiento constante a partir de la invasión de quien tiene más poder en los espacios de quien tiene menos.

La estatua es la continuación de la performance del hecho histórico que permanece en el presente. Una performance eterna que actúa en nuestra vida cotidiana. El cartel de “piso disponible” es un desahucio que está ocurriendo, aunque parezca que ya haya acabado. Lo que plantea Schneider no es solamente que las estatuas continúan las performances políticas y sociales del pasado, sino que las proyectan hacia el futuro y actúan en el presente. Una estatua muestra un gesto que va más allá del instante representado: enseña también la posición en la que estaba antes y hacia la que se dirige después.

¿Cómo se posicionan las estatuas en la DesnonisseaAugusto Boal, en su Teatro del Oprimido (1973), propone como una de las categorías de su teatro, el Teatro Imagen. Este tipo de teatro social se hace para que las personas transformen en imágenes estáticas las situaciones de opresión a las que están sometidas. A partir de un ritmo muy pausado, los participantes del Teatro Imagen crean imágenes clave de su pasado, presente y futuro.

Hoy en día, incluso un turista sería capaz de mostrar el Teatro Imagen de un desahucio. Las imágenes del desnonament se han convertido en postales tan reconocibles de la ciudad como las que fueron selladas con el logotipo de la Marca Barcelona.

Sin embargo, el Teatro Imagen es una de las categorías menos practicadas del Teatro del Oprimido. El Teatro Forum, por ejemplo, tiene mucha más difusión, hasta el punto de que el Teatro Imagen es a veces considerado como un calentamiento para el Teatro Forum. Aunque en las redes sociales practiquemos un cotidiano Teatro Imagen hecho a base de selfies y likes en las selfies de otros, en una perpetua representación estática de nuestra vida cotidiana.

Desnonissea da las herramientas necesarias para dotar de autonomía al visitante del museo para que pueda representar el poema épico, la tragedia contemporánea, la cruel postal de Barcelona que, sin embargo, es un drama que viene de antiguo y se proyecta, como las estatuas, en el futuro. Especialistas en dirección escénica, declamación, mimo y Teatro Imagen, pero también personas que han vivido en primera persona el drama del desahucio, dirigen una acción que, de todos modos, llevamos aprendiendo desde hace siglos. España debe su riqueza al desahucio de la colonización. El sistema capitalista no deja de ser un mecanismo que funciona precisamente gracias al desahucio de poblaciones que son exterminadas u obligadas a migrar. Desnonissea es la representación de este sistema.

(continuará)

 

Extraído del síitio de Roger Bernat:

La Desnonissea és un encàrrec d’Enric Puig, nou director de l’Arts Santa Mònica de Barcelona que es podrà veure entre el 23 de setembre i principis de gener del 2022.

Aquí la descripció de la peça a principis d’agost:

1) A l’entrada del claustre del Centre d’Art Santa Mònica hi ha un camerino on el públic és convidat a emblanquinar-se la cara i les mans. En una altra taula, hi ha els llibrets amb el poema dramàtic que s’ha de representar, de la Núria Martínez-Vernis i l’Oriol Sauleda.

2) Al claustre hi ha diferents peanyes que, pel seu tamany, són també escenaris a diferents nivells. A sobre de cadascun d’aquests escenaris hi ha escultures d’inspiració clàssica i de tamany natural que representen: una fera portant entre les dents el cadàver d’un ésser humà, una venus estirada sobre uns coixins, una mare protegint un nadó i un gladiador.

3) Entre les escultures també hi ha televisors on Walter San Joaquín, president de la República de les Estàtues Humanes de La Rambla i d’altres persones expliquen com representar els diferents personatges des dels seus particulars àmbits de saber.

4) A part d’escultures, escenaris i videos, davant de cada escenari hi ha un faristol que indica quins personatges han d’ocupar cada escenari. Així el públic emblanquinat acompanya les escultures sobre les diferents peanyes i representa el drama com si fossin estàtues humanes.

El públic que ve a representar el drama pot fer-ho després d’haver vist l’exposició, després d’haver-se descarregat el text al web del museu o sense haver-se preparat gens ni mica la representació.

EQUIP: 

Roger Bernat amb la col·laboració d’Erro Grupo (Luana Raiter i Pedro Bennaton). Poema èpic de Núria Martínez-Vernis i Oriol Sauleda. Testimonis i indicacions de Walter San Joaquín (República de les estàtues humanes de La Rambla), Emma Craciun (afectada i militant pel dret a una vivenda digna), Piedad Chavarro (animadora), Núria Martínez-Vernis i Oriol Sauleda (poetes) i Roger Bernat (titellaire). Video: Clicksound. Programació: Mar Canet i Varvara Guljajeva. Grafisme: Marie-Klara González. Maquillatge i efectes especials: Anita Sabina Vergara.

Agraïments: Sílvia i Júlia (PAHC Baix Montseny), Sònia (Sindicat de la Barceloneta), Marc Aureli Santos (Arquitectura i Patrimoni, Ajuntament de Barcelona), Xevi, Clei Grött, Teresa Sanz, Ximena Abell, comunitats de Can Madró i La Borda, PAH de Barcelona, Revista Masala, Observatori d’Antropologia del Conflicte Urbà i residències a la Rara, on s’ha escrit el poema dramàtic.Agraïments: Ana Sabina. Producció: Arts Santa Mònica, amb la col·laboració de l’Ajuntament de Barcelona.

Il·lustració: @biksakura, Revista Masala núm. 80, juny 2020.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

no hay citas disponibles.

Volvemos en razón de la enorme cantidad de demandas de citas: no hay citas disponibles. días 18 y 19 de junio a las 17h en Carrer de les Ramalleres, 17, y alrededores del Raval, Barcelona.

no hay citas disponibles.

En los días 18 y 19 de junio, a las 17h, el Carrer de les Ramalleres, y alrededores, como la Plaça Vicenç Martorell, en el Raval, recibe el espectáculo itinerante de teatro de calle no hay citas disponibles., del ERRO Grupo. La obra de intervención urbana empieza delante de la Oficina d’Atenció Ciutadana, en Ramalleres, 17, y lleva el público a un recorrido por la zona mientras las escenas y situaciones dramáticas son presentadas.

no hay citas disponibles. propone una reflexión acerca de las situaciones cotidianas donde siempre suena de alguna manera la frase del título de la obra. La situación de no hay citas disponibles. se construye para plantear la discusión pública, en el espacio urbano, entre las relaciones de extranjería, inmigración, desahucio, mercado clandestino de citas, falta de oportunidades y los periplos burocráticos de nuestras cotidianidades.

El ERRO Grupo juega con el concepto de inmigrante, como expresión máxima de personas puestas reiteradamente en el entre-espacio del mundo, personas sin lugar. Así, orbitan la creación de esta obra la idea de transeúnte, de estar en tránsito, y de cómo no hay citas, no hay espacio, no hay techo, no hay papeles – en su sentido social, burocrático y teatral.

La obra resulta del encuentro de Pedro Bennaton y Luana Raiter, del ERRO Grupo, que actualmente trabajan entre Brasil y Barcelona, con profesionales de teatro que también se encuentran en transición de sus ciudades de origen hasta Barcelona. Son ellos, Clei Grött, también de Brasil, y Teresa Sanz, de Bilbao, España.

no hay citas disponibles.

Teatro itinerante de calle en Carrer de les Ramalleres, 17, y otras calles en Raval, Barcelona.
Temporada: 18 y 19/06/21, 17h.
Duración: 80 minutos.
Público: todos los públicos.
Precio: 5 euros – contacto para compra de entradas: nohaycitasdisponibles@gmail.com

Créditos:
Dramaturgia: Luana Raiter e Pedro Bennaton.
Actuación: Clei Grött, Luana Raiter y Teresa Sanz.
Dirección: Pedro Bennaton.
Proyecto y concepto: ERRO Grupo.
Fotos: Renato Drummond
Creación: Colectiva.

Sobre ERRO Grupo 

ERRO, fundado en 2001 en Florianópolis, Brasil, con el objetivo de experimentar el arte como una intervención en la vida cotidiana de las personas, sus conceptos interdisciplinarios y las diferentes áreas del lenguaje, actualmente está integrado por miembros residentes en Brasil y en Barcelona (los directores y dramaturgos Luana Raiter y Pedro Bennaton).

ERRO Grupo utiliza espacios públicos como campos de acción y creación de relaciones entre las personas que andan por las calles. Con 20 años dedicados al teatro y la actuación de calle, ERRO investiga la unión de los lenguajes artísticos, el actor/performer y la disolución del arte en la vida. A través de la interferencia en los flujos cotidianos de la ciudad, el paisaje urbano y los medios de comunicación, el grupo investiga la exploración del espacio urbano a partir de sus significados, entornos, arquitecturas, leyes y discursos, a través de la creación de posibles situaciones.

Además de la publicación de sus libros Poética do ERRO: dramaturgias y Poética do ERRO: registros (2014), Persistencia (2016) y Jogo da Guerra (2019), entre 2001 y 2021, el grupo hizo circular sus obras y talleres en más de sesenta (60) ciudades del Brasil, sobremanera otras internacionales como Ciudad de México, Austin, Nueva York, Buenos Aires, Bogotá, Santiago, Montreal, Barcelona, Timisoara, Sfantu Gheorghe, Sibiu, Bucarest y París.

 

Catalán:

En els dies 18 i 19 de juni, a les 17h, el Carrer de les Ramalleres, i voltants, com la Plaça Vicenç Martorell, al Raval, rep l’espectacle itinerant de teatre de carrer no hay citas disponibles., de l’ERRO Grupo. L’obra d’intervenció urbana comença davant de l’Oficina d’Atenció Ciutadana, en Ramalleres, 17, i porta el públic a un recorregut per la zona mentre les escenes i situacions dramàtiques són presentades.

                   no hay citas disponibles. proposa una reflexió sobre les situacions quotidianes on sempre sona d’alguna manera la frase d’el títol de l’obra. La situació de no hi ha cites disponibles. es construeix per plantejar la discussió pública, a l’espai urbà, entre les relacions d’estrangeria, immigració, desnonament, mercat clandestí de cites, manca d’oportunitats i els periples burocràtics de les nostres quotidianitats.

El ERRO Grupo juga amb el concepte d’immigrant, com a expressió màxima de persones posades reiteradament en el entre-espai de l’món, persones sense cap. Així, orbiten la creació d’aquesta obra la idea de transeünt, d’estar en trànsit, i de com no hi ha cites, no hi ha espai, no hi ha sostre, no hi ha papers – en el seu sentit social, burocràtic i teatral.

L’obra resulta d’la trobada de Pedro Bennaton i Luana Raiter, de l’ERRO Grupo, que actualment treballen entre Brasil i Barcelona, ​​amb professionals de teatre que també es troben en transició de les seves ciutats d’origen fins a Barcelona. Són ells, Clei Grött, també del Brasil, i Teresa Sanz, de Bilbao, Espanya.

no hay citas disponibles.

Teatre itinerant de carrer en Carrer de les Ramalleres, 17, i altres carrers a Raval, Barcelona.
Temporada: 18 i 19/06/21, 17h.
Durada: 80 minuts.Públic: tots els públics.
Preu: 5 euros – contacte per a compra d’entrades: nohaycitasdisponibles@gmail.com

Crèdits:
Dramatúrgia: Luana Raiter i Pedro Bennaton.
Actuació: Clei Grott, Luana Raiter i Teresa Sanz.
Direcció: Pedro Bennaton.
Projecte i concepte: ERRO Grupo.
Fotos: Renato Drummond
Creació: Col·lectiva.

Sobre ERRO Grupo

ERRO, fundat el 2001 a Florianópolis, Brasil, amb l’objectiu d’experimentar l’art com una intervenció en la vida quotidiana de les persones, els seus conceptes interdisciplinaris i les diferents àrees de l’llenguatge, actualment està integrat per membres residents al Brasil i a Barcelona (els directors i dramaturgs Luana Raiter i Pedro Bennaton).

ERRO Grupo utilitza espais públics com a camps d’acció i creació de relacions entre les persones que caminen pels carrers. Amb 20 anys dedicats a el teatre i l’actuació de carrer, ERRO investiga la unió dels llenguatges artístics, l’actor / performer i la dissolució de l’art en la vida. A través de la interferència en els fluxos quotidians de la ciutat, el paisatge urbà i els mitjans de comunicació, el grup investiga l’exploració de l’espai urbà a partir dels seus significats, entorns, arquitectures, lleis i discursos, a través de la creació de possibles situacions.

A més de la publicació dels seus llibres Poètica do ERRO: dramatúrgies i Poètica do ERRO: registres (2014), Persistència (2016) i Jogo da Guerra (2019), entre 2001 i 2021, el grup va fer circular les seves obres i tallers a més de seixanta (60) ciutats de Brasil, en gran manera altres internacionals com a Ciutat de Mèxic, Austin, Nova York, Buenos Aires, Bogotà, Santiago, Mont-real, Barcelona, ​​Timisoara, Sfantu Gheorghe, Sibiu, Bucarest i París.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados en no hay citas disponibles.

no hay citas disponibles.

no hay citas disponibles.

En los días 20 (a las 12h), 21 y 22 (a las 17h) de mayo el Carrer de les Ramalleres, y alrededores, como la Plaça Vicenç Martorell, en el Raval, recibe el espectáculo itinerante de teatro de calle no hay citas disponibles., del ERRO Grupo. La obra de intervención urbana empieza delante de la Oficina d’Atenció Ciutadana, en Ramalleres, 17, y lleva el público a un recorrido por la zona mientras las escenas y situaciones dramáticas son presentadas.

no hay citas disponibles. propone una reflexión acerca de las situaciones cotidianas donde siempre suena de alguna manera la frase del título de la obra. La situación de no hay citas disponibles. se construye para plantear la discusión pública, en el espacio urbano, entre las relaciones de extranjería, inmigración, desahucio, mercado clandestino de citas, falta de oportunidades y los periplos burocráticos de nuestras cotidianidades.

El ERRO Grupo juega con el concepto de inmigrante, como expresión máxima de personas puestas reiteradamente en el entre-espacio del mundo, personas sin lugar. Así, orbitan la creación de esta obra la idea de transeúnte, de estar en tránsito, y de cómo no hay citas, no hay espacio, no hay techo, no hay papeles – en su sentido social, burocrático y teatral.

La obra resulta del encuentro de Pedro Bennaton y Luana Raiter, del ERRO Grupo, que actualmente trabajan entre Brasil y Barcelona, con profesionales de teatro que también se encuentran en transición de sus ciudades de origen hasta Barcelona. Son ellos, Clei Grött, también de Brasil, y Teresa Sanz, de Bilbao, España.

no hay citas disponibles.
Teatro itinerante de calle en Carrer de les Ramalleres, 17, y otras calles en Raval, Barcelona.
Temporada: 20/05/21, 12h, 21 y 22/05/21, 17h.
Duración: 80 minutos.
Público: todos los públicos.
Precio: 5 euros – contacto para compra de entradas: nohaycitasdisponibles@gmail.com
Contactos de producción: 665 58 68 94 y 722 66 50 49

Créditos:
Dramaturgia: Luana Raiter e Pedro Bennaton.
Actuación: Clei Grött, Luana Raiter y Teresa Sanz.
Dirección: Pedro Bennaton.
Proyecto y concepto: ERRO Grupo.
Creación: Colectiva.

Sobre ERRO Grupo 
ERRO, fundado en 2001 en Florianópolis, Brasil, con el objetivo de experimentar el arte como una intervención en la vida cotidiana de las personas, sus conceptos interdisciplinarios y las diferentes áreas del lenguaje, actualmente está integrado por miembros residentes en Brasil y en Barcelona (los directores y dramaturgos Luana Raiter y Pedro Bennaton).

ERRO Grupo utiliza espacios públicos como campos de acción y creación de relaciones entre las personas que andan por las calles. Con 20 años dedicados al teatro y la actuación de calle, ERRO investiga la unión de los lenguajes artísticos, el actor/performer y la disolución del arte en la vida. A través de la interferencia en los flujos cotidianos de la ciudad, el paisaje urbano y los medios de comunicación, el grupo investiga la exploración del espacio urbano a partir de sus significados, entornos, arquitecturas, leyes y discursos, a través de la creación de posibles situaciones.

Además de la publicación de sus libros Poética do ERRO: dramaturgias y Poética do ERRO: registros (2014), Persistencia (2016) y Jogo da Guerra (2019), entre 2001 y 2021, el grupo hizo circular sus obras y talleres en más de sesenta (60) ciudades del Brasil, sobremanera otras internacionales como Ciudad de México, Austin, Nueva York, Buenos Aires, Bogotá, Santiago, Montreal, Barcelona, Timisoara, Sfantu Gheorghe, Sibiu, Bucarest y París.

Teaser no hay citas disponibles.https://youtu.be/AXO6n1_UznM
ERRO Grupo: www.errogrupo.com.br
Facebook: www.facebook.com/pg/ErroGrupo
Instagram: https://www.instagram.com/errogrupo/
Twitter: https://twitter.com/errogrupo

NOTA DE PREMSA

En els dies 20 (a les 12h), 21 i 22 (a les 17h) de maig el Carrer de les Ramalleres, i voltants, com la Plaça Vicenç Martorell, al Raval, rep l’espectacle itinerant de teatre de carrer no hay citas disponibles., de l’ERRO Grupo. L’obra d’intervenció urbana comença davant de l’Oficina d’Atenció Ciutadana, en Ramalleres, 17, i porta el públic a un recorregut per la zona mentre les escenes i situacions dramàtiques són presentades.

no hay citas disponibles. proposa una reflexió sobre les situacions quotidianes on sempre sona d’alguna manera la frase d’el títol de l’obra. La situació de no hi ha cites disponibles. es construeix per plantejar la discussió pública, a l’espai urbà, entre les relacions d’estrangeria, immigració, desnonament, mercat clandestí de cites, manca d’oportunitats i els periples burocràtics de les nostres quotidianitats.

El ERRO Grupo juga amb el concepte d’immigrant, com a expressió màxima de persones posades reiteradament en el entre-espai de l’món, persones sense cap. Així, orbiten la creació d’aquesta obra la idea de transeünt, d’estar en trànsit, i de com no hi ha cites, no hi ha espai, no hi ha sostre, no hi ha papers – en el seu sentit social, burocràtic i teatral.

L’obra resulta d’la trobada de Pedro Bennaton i Luana Raiter, de l’ERRO Grupo, que actualment treballen entre Brasil i Barcelona, ​​amb professionals de teatre que també es troben en transició de les seves ciutats d’origen fins a Barcelona. Són ells, Clei Grött, també del Brasil, i Teresa Sanz, de Bilbao, Espanya.

no hay citas disponibles.
Teatre itinerant de carrer en Carrer de les Ramalleres, 17, i altres carrers a Raval, Barcelona.
Temporada: 20/05/21, 12h, 21 i 22/05/21, 17h.
Durada: 80 minuts.
Públic: tots els públics.
Preu: 5 euros – contacte per a compra d’entrades: nohaycitasdisponibles@gmail.com

Crèdits:
Dramatúrgia: Luana Raiter i Pedro Bennaton.
Actuació: CLEI Grott, Luana Raiter i Teresa Sanz.
Direcció: Pedro Bennaton.
Projecte i concepte: ERRO Grupo.
Creació: Col·lectiva.

Sobre ERRO Grupo
ERRO, fundat el 2001 a Florianópolis, Brasil, amb l’objectiu d’experimentar l’art com una intervenció en la vida quotidiana de les persones, els seus conceptes interdisciplinaris i les diferents àrees de l’llenguatge, actualment està integrat per membres residents al Brasil i a Barcelona (els directors i dramaturgs Luana Raiter i Pedro Bennaton).

ERRO Grupo utilitza espais públics com a camps d’acció i creació de relacions entre les persones que caminen pels carrers. Amb 20 anys dedicats a el teatre i l’actuació de carrer, ERRO investiga la unió dels llenguatges artístics, l’actor / performer i la dissolució de l’art en la vida. A través de la interferència en els fluxos quotidians de la ciutat, el paisatge urbà i els mitjans de comunicació, el grup investiga l’exploració de l’espai urbà a partir dels seus significats, entorns, arquitectures, lleis i discursos, a través de la creació de possibles situacions.

A més de la publicació dels seus llibres Poètica do ERRO: dramatúrgies i Poètica do ERRO: registres (2014), Persistència (2016) i Jogo da Guerra (2019), entre 2001 i 2021, el grup va fer circular les seves obres i tallers a més de seixanta (60) ciutats de Brasil, en gran manera altres internacionals com a Ciutat de Mèxic, Austin, Nova York, Buenos Aires, Bogotà, Santiago, Mont-real, Barcelona, ​​Timisoara, Sfantu Gheorghe, Sibiu, Bucarest i París.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados en no hay citas disponibles.

Balcons de Brossa

BALCONS DE BROSSA

Teatro comunitario a los balcones de la ciudad

Acción teatral en directo a los balcones de la Plaza Vicenç Martorell de Barcelona

Diada de San Jorge 2021: 23 de Abril a las 18.30 h.

Duración: 40 minutos.

Para todos los públicos, acceso libre en la plaza respetando la distancia interpersonal de 1.5 metros

Sigue al Catalá

Para la Fiesta de Sant Jordi 2021 los balcones de la Plaza Vicenç Martorell, al Raval de Barcelona, se llenan de poesía y acción teatral con la dirección de ERRO Grupo (Luana Raiter y Pedro Bennaton) y los vecinos de la plaza. Los vecinos (un grupo que va desde los 15 hasta los 90 años de edad) ensayarán durante la semana y actuarán el día 23 en las 18.30 h desde sus balcones para la acción “Balcones de Brossa” inspirada y basada en la obra del poeta y artista multidisciplinario Joan Brossa.

El grupo oficializa así la presentación del proyecto con la colaboración de la Fundación Tot Raval, dinamizadora de las actividades de la Diada en el Raval, el distrito de Ciutat Vella, la Fundación Joan Brossa y el Gran Teatre Liceu de Barcelona (dentro del programa LiceuApropa), con la intervención musical de un cuarteto de trompas de la Orquesta del Gran Teatre del Liceu.

“Balcones de Brossa” es un proyecto de teatro comunitario e intervención urbana hecho con y para la colectividad vecinal a través de la realización de acciones puestas en escena desde los balcones y ventanas de los participantes a la manera de un corral invertido. La base creativa se fundamenta en la producción del artista multidisciplinario catalán Joan Brossa.

Situado entre el espacio público y privado de una comunidad de vecinas de la ciudad de Barcelona, el proyecto “Balcones de Brossa” investiga la creación teatral colectiva como herramienta de fortalecimiento de los vínculos comunitarios al espacio urbano. Todos los procesos teatrales del proyecto se han realizado sin la necesidad de proximidad física, mediante sistemas de mensajería instantánea. Así mismo, las ventanas y balcones se transforman en escenario ante un público que asiste a la acción, de forma gratuita y espontánea, dentro del espacio urbano cotidiano.

La Fiesta de Sant Jordi 2021 es la ocasión para poder presentar oficialmente el proyecto que tiene sus antecedentes en la acción que se propuso en formato espontáneo y experimental durante el confinamiento del 2020, y que ya ha interesado a los vecinos de la plaza Vicenç Martorell del Raval. La experiencia de esta acción ha evidenciado las posibilidades del teatro comunitario y de la acción teatral y artística en el fortalecimiento y la creación de una comunidad vecinal y por esta misma razón generó, en sus promotores, la voluntad de investigar la forma y los contenidos para poderla vertebrar en un proyecto estructurado con el objetivo de consolidar el método, la práctica y garantizar la continuidad y la implementación en el futuro en otras plazas y con otras comunidades de vecinos de la ciudad de Barcelona.

 

ERRO Grupo:

ERRO fue fundado en 2001 en Florianópolis SC – Brasil, con el objetivo de experimentar el arte como una intervención en la vida cotidiana de las personas, sus conceptos interdisciplinarios y las diferentes áreas del lenguaje. Actualmente, el grupo está integrado por miembros residentes en la capital de Santa Catarina y otros residentes en Barcelona (los directores y dramaturgos Luana Raiter y Pedro Bennaton).

ERRO Grupo utiliza espacios públicos como campos de acción y las relaciones entre las personas que andan por las calles, buscan otras formas de vida y se insertan en la ciudad. Con 19 años dedicados al teatro y la actuación de calle, ERRO investiga la unión de los lenguajes artísticos, el actor / intérprete y la disolución del arte en la vida. A través de la interferencia en los flujos cotidianos de la ciudad, el paisaje urbano y los medios de comunicación, el grupo investiga la exploración del espacio urbano a partir de sus significados, entornos, arquitecturas, leyes y discursos, a través de la creación de posibles situaciones. Además de la publicación de sus libros Poética do ERRO: dramaturgias y Poética do ERRO: registros (2014), Persistencia (2016) y Jogo da Guerra (2019), entre 2001 y 2019, ERRO hizo circular su trabajo en más de sesenta (60) ciudades del Brasil, además de otras ciudades internacionales como Ciudad de México, Austin, Nueva York, Buenos Aires, Bogotá, Santiago, Montreal, Barcelona, Timisoara, Sfantu Gheorghe, Sibiu, Bucarest y París, donde también impartió talleres.

 

Ficha técnica

Título: Balcones de Brossa

Formato: Acción teatral en directo a los balcones de la Plaza Vicenç Martorell

Datas: 23 de Abril a las 18.30 h. (pruebas abiertas desde el 20 al 21 de abril)

Duración: 40 minutos.

Públicos: Para todos los públicos, acceso libre en la plaza respetando la distancia interpersonal de 1.5 metros

La actividad se lleva a cabo en el marco de las actividades por la Fiesta de Sant Jordi dinamizadas por la Fundación Tot Raval.

Créditos fotos: Vecinos de la plaza Vicenç Martorell a sus balcones durante la acción “Balcones de Brossa”- confinamiento del mayo 2020. Foto: Pedro Bennaton y Elina Di Francesca (indicado a los archivos adjuntos)

 

Créditos:

Dramaturgia, dirección, producción y coordinación: Pedro Bennaton y Luana Raiter (YERRO Grupo) Coordinación y producción: Martina Morittu

Organización: YERRO Grupo

Reparto: Albert Inglès, Alice Bennaton, Amalia Gonzalez, Amparo Hurtado, Edouard Cabay, Joan Madorell, Luana Raiter, Lydia Gardoqui, Marcel Vives, Martina Morittu, Mirèia Bayerri, y Pedro Bennaton.

Músicos del Gran Teatro del Liceo: Ionut Podgoreanu, Carles Chordà, Pablo Cadenas y Enrique Martínez.

 

Colaboradores:

La actividad cuenta con la colaboración de la Fundación Tot Raval, del Distrito de Ciutat Vella, de la Fundación Joan Brossa y del Gran Teatro Liceu de Barcelona (dentro del programa LiceuApropa), con la intervención musical de un cuarteto de trompas de la Orquesta del Gran Teatre del Liceu.

Se agradece a la Fundación Joan Brossa la cesión de los derechos de representación de los poemas incluidos en el texto dramatúrgico:

Brossa, J. (1993-1995). ‘Fi del cicle’, extret de Passat festes.

Brossa, J. (1963). ‘El temps’, extret d’El saltamartí.

Brossa, J. (1950). ‘La guerra’, extret d’Em va fer Joan Brossa.

Brossa, J. (1950). ‘Passa un obrer’, extret d’Em va fer Joan Brossa.

Brossa, J. (1965-1966). ‘Eco’, extret de Sonets de vaitot.

Brossa, J. (1963). ‘Paisatge’, extret d’El saltamartí.

Brossa, J. (1967). ‘Espanya’, extret de Cent per tant.

Brossa, J. (1950). ‘Nit’, extret d’Em va fer Joan Brossa.

Brossa, J. (1954). ‘El jardí de la reina’, extret de Cant.

Brossa, J. (1953-1954). ‘Nocturnàlia’, extret de Catalunya i selva.

Brossa, J. (1997). ‘L’últim home’, extret de La clau a la boca.

Brossa, J. (1997). ‘A B C D’, extret de La clau a la boca

© de los textos de Joan Brossa, Fundación Joan Brossa, 2021.

 

Más información a:

Balcons de Brossa: https://sites.google.com/view/balcons-de-brossa

ERRO Grupo: www.errogrupo.com.br

Facebook: www.facebook.com/pg/ErroGrupo

Instagram: https://www.instagram.com/errogrupo/

Twitter: https://twitter.com/errogrupo

Contacto: balcons.de.brossa@gmail.com

 

 

BALCONS DE BROSSA

Teatre comunitari als balcons de la ciutat

Acció teatral en directe als balcons de la Plaça Vicenç Martorell

Diada de Sant Jordi 2021: 23 d’Abril a les 18.30 h.

Durada: 40 minuts.

Públics: Per a tots els públics, accés lliure a la plaça respectant la distància interpersonal d’1.5 metres

 

Per a la Diada de Sant Jordi 2021 els balcons de la Plaça Vicenç Martorell, al Raval de Barcelona, s’omplen de poesia i acció teatral amb la direcció de l’Erro Grupo (Luana Raiter i Pedro Bennaton) i els veïns de la plaça. Els veïns (un grup que va des dels 15 fins als 90 anys d’edat) assajaran durant la setmana i actuaran el dia 23 a les 18.30 h des dels seus balcons per a l’acció “Balcons de Brossa” inspirada i basada en l’obra del poeta i artista multidisciplinari Joan Brossa.

El grup oficialitza així la presentació del projecte amb la col·laboració de la Fundació Tot Raval, dinamitzadora de les activitats de la Diada al Raval, el districte de Ciutat Vella, la Fundació Joan Brossa i el Gran Teatre Liceu de Barcelona (dins del programa LiceuApropa ), amb la intervenció musical d’un quartet de trompes de l’Orquestra del Gran Teatre del Liceu.

“Balcons de Brossa” és un projecte de teatre comunitari i intervenció urbana fet amb i per a la col·lectivitat veïnal a través de la realització d’accions posades en escena des dels balcons i finestres dels participants a la manera d’un corral invertit. La base creativa es fonamenta en la producció de l’artista multidisciplinari català Joan Brossa.

Situat entre l’espai públic i privat d’una comunitat de veïnes de la ciutat de Barcelona, el projecte “Balcons de Brossa” investiga la creació teatral col·lectiva com a eina d’enfortiment dels vincles comunitaris a l’espai urbà. Tots els processos teatrals del projecte s’han realitzat sense la necessitat de proximitat física, mitjançant sistemes de missatgeria instantània. Així mateix, les finestres i balcons es transformen en escenari davant d’un públic que assisteix a l’acció, de forma gratuïta i espontània, dins de l’espai urbà quotidià.

La Diada de Sant Jordi 2021 és l’ocasió per poder presentar oficialment el projecte que té els seus antecedents en la acció que es va proposar en format espontani i experimental durant el confinament del 2020, i que ja ha interessat els veïns de la plaça Vicenç Martorell del Raval. L’experiència d’aquesta acció ha evidenciat les possibilitats del teatre comunitari i de l’acció teatral i artística en l’enfortiment i la creació d’una comunitat veïnal i per aquesta mateixa raó va generar, en els seus promotors, la voluntat d’investigar-ne la forma i els continguts per poder-la vertebrar en un projecte estructurat amb l’objectiu de consolidar-ne el mètode, la pràctica i garantir-ne la continuïtat i la implementació en el futur en altres places i amb altres comunitats de veïns de la ciutat de Barcelona.

 

ERRO Grupo:

ERRO va ser fundat al 2001 a Florianópolis SC – Brasil, amb l’objectiu d’experimentar l’art com una intervenció a la vida quotidiana de les persones, els seus conceptes interdisciplinaris i les diferents àrees del llenguatge. Actualment, el grup està integrat per membres residents a la capital de Santa Catarina i altres residents a Barcelona (els directors i dramaturgs Luana Raiter i Pedro Bennaton).

ERRO Grupo utilitza espais públics com a camps d’acció i les relacions entre les persones que caminen pels carrers, busquen altres formes de vida i s’insereixen a la ciutat. Amb 19 anys dedicats al teatre i l’actuació de carrer, ERRO investiga la unió dels llenguatges artístics, l’actor / intèrpret i la dissolució de l’art a la vida. A través de la interferència en els fluxos quotidians de la ciutat, el paisatge urbà i els mitjans de comunicació, el grup investiga l’exploració de l’espai urbà a partir dels seus significats, entorns, arquitectures, lleis i discursos, a través de la creació de possibles situacions. A més de la publicació dels seus llibres Poètica do ERRO: dramatúrgies i Poètica do ERRO: registres (2014), Persistència (2016) i Jogo da Guerra (2019), entre 2001 i 2019, ERRO va fer circular el seu treball en més de seixanta (60) ciutats del Brasil, a més d’altres ciutats internacionals com Ciutat de Mèxic, Austin, Nova York, Buenos Aires, Bogotà, Santiago, Montreal, Barcelona, Timisoara, Sfantu Gheorghe, Sibiu, Bucarest i París, on també va impartir tallers.

 

Fitxa tècnica

Títol: Balcons de Brossa

Format: Acció teatral en directe als balcons de la Plaça Vicenç Martorell

Dates: 23 d’Abril a les 18.30 h. (proves obertes des del 20 al 21 d’abril)

Durada: 40 minuts.

Públics: Per a tots els públics, accés lliure a la plaça respectant la distància interpersonal d’1.5 metres

L’activitat es du a terme en el marc de les activitats per la Diada de Sant Jordi dinamitzades per la Fundació Tot Raval.

Crèdits fotos: Veïns de la plaça Vicenç Martorell als seus balcons durant l’acció “Balcons de Brossa”- confinament del Maig 2020. Foto: Pedro Bennaton i Elina Di Francesca (indicat als arxius adjunts)

 

Crèdits:

Dramatúrgia, direcció, producció i coordinació: Pedro Bennaton i Luana Raiter (ERRO Grupo) Coordinació i producció: Martina Morittu

Organització: ERRO Grupo

Repartiment: Alice Bennaton,  Albert Inglès, Amalia Gonzalez,  Amparo Hurtado, Edouard Cabay, Joan Madorell, Luana Raiter, Lydia Gardoqui, Marcel Vives, Martina Morittu, Mirèia Bayerri, i Pedro Bennaton.

Músics del Gran Teatre del Liceu: Ionut Podgoreanu, Carles Chordà, Pablo Cadenas i Enrique Martínez.

 

Col·laboradors:

L’activitat compta amb la col·laboració de la Fundació Tot Raval, del Districte de Ciutat Vella, de la Fundació Joan Brossa i del Gran Teatre Liceu de Barcelona (dins del programa LiceuApropa ), amb la intervenció musical d’un quartet de trompes de l’Orquestra del Gran Teatre del Liceu.

S’agraeix a la Fundació Joan Brossa la cessió dels drets de representació dels poemes inclosos al text dramatúrgic:

Brossa, J. (1993-1995). ‘Fi del cicle’, extret de Passat festes.

Brossa, J. (1963). ‘El temps’, extret d’El saltamartí.

Brossa, J. (1950). ‘La guerra’, extret d’Em va fer Joan Brossa.

Brossa, J. (1950). ‘Passa un obrer’, extret d’Em va fer Joan Brossa.

Brossa, J. (1965-1966). ‘Eco’, extret de Sonets de vaitot.

Brossa, J. (1963). ‘Paisatge’, extret d’El saltamartí.

Brossa, J. (1967). ‘Espanya’, extret de Cent per tant.

Brossa, J. (1950). ‘Nit’, extret d’Em va fer Joan Brossa.

Brossa, J. (1954). ‘El jardí de la reina’, extret de Cant.

Brossa, J. (1953-1954). ‘Nocturnàlia’, extret de Catalunya i selva.

Brossa, J. (1997). ‘L’últim home’, extret de La clau a la boca.

Brossa, J. (1997). ‘A B C D’, extret de La clau a la boca

© dels textos de Joan Brossa, Fundación Joan Brossa, 2021.

 

Més informació a:

Projecte Balcons de Brossa: https://sites.google.com/view/balcons-de-brossa

ERRO Grupo: www.errogrupo.com.br

Facebook: www.facebook.com/pg/ErroGrupo

Instagram: https://www.instagram.com/errogrupo/

Twitter: https://twitter.com/errogrupo

Contacte: balcons.de.brossa@gmail.com

 

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados en Balcons de Brossa

no hay citas disponibles.

no hay citas disponibles.

Cuando: 18 y 19 de diciembre de 2020 a las 16h15
Donde: Plaça Vicenç Martorell, Raval, Barcelona (empieza delante de la Oficina d’Atención Ciutadana del Districte de Ciutat Vella)

no hay citas disponibles. es una intervención urbana de arte-acción, una obra de teatro callejero, que ocurre a través de un recorrido físico y reflexivo sobre las situaciones cotidianas donde siempre suena de alguna manera la frase del título de la obra.

Teaser de no hay citas disponibles.

La situación de no hay citas disponibles. se construye para plantear la discusión pública, en el espacio urbano, entre las relaciones de extranjería, inmigración, desahucio, falta de oportunidades y los periplos burocráticos de nuestras cotidianidades. Las citas y sus faltas no están restrictas al aspecto burocrático de la vida y de nuestras rutinas, pero se plantean como consecuencias de sus propios mecanismos y funcionamientos. En no hay citas disponibles., los conceptos de cita y de la no disponibilidad, juegan como un multiplicador de sentidos a las situaciones propuestas.

Además de los sin papeles, podemos decir que también hay muchos sin citas. A menudo esta metáfora, no hay citas disponibles., está situada cerca o ya dentro del territorio de marginación – entre incluidos en las citas de la vida y no incluidos en estas – entre gente dentro y gente fuera – pudiendo negarles la inclusión a estos últimos. Una inclusión denegada hasta el punto en que seres humanos, por ejemplo, como ha ocurrido en 09/12/2020 en Badalona, solo aparecen y se tornan números cuando literalmente son quemados vivos por las situaciones degradantes en que son obligados a vivir. Sin cita en esta obra también es decir sin visibilidad, sin voz, sin cuerpo o pertenencia.

no hay citas disponibles. es una célula errante que propone a las personas un recorrido por las calles en deriva, una ruta insolente, proporcionando una experiencia que mezcla el Teatro Invisible de Augusto Boal a estrategias de apropiación urbana y construcción de situaciones.

Esta obra de teatro callejero resulta del encuentro de Pedro Bennaton y Luana Raiter, del ERRO Grupo, que actualmente trabaja entre Florianópolis/Barcelona, con profesionales del teatro que también se encuentran en transición de sus ciudades de origen hasta Barcelona, Clei Grött, también de Florianópolis, Brasil; Ximena Amparo Cañas Abell, de Valparaíso, Chile; y Teresa Sanz, de Bilbao, España. no hay citas disponibles. es una muestra más de una sociedad cuya actitudes principales frente al extranjero, al extraño, son el rechazo y el recelo, la no disponibilidad, la ausencia.

Cada día, hay cada vez menos citas disponibles. Hasta, parece, que no habrá la disponibilidad de citas. Tener algo o alguien que te excluye a través de la máxima de que “no hay citas disponibles” puede ser el caso más extremo de la acción de extrañeza, de exclusión, sobre todo para aquellos que no han conseguido permiso para entrar en algún sitio, para trabajar, para tener una cita, para permanecer, o para llegar a su destino.

Créditos

Creación: Colectiva.
Dramaturgia: Luana Raiter e Pedro Bennaton.
Actuación: Clei Grött, Luana Raiter, Teresa Sanz y Ximena Amparo Cañas Abell.
Dirección: Pedro Bennaton.
Proyecto y concepto: ERRO Grupo.

 

Fotos (color): Pedro Bennaton
Fotos (b/n): PaKo PK

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados en no hay citas disponibles.

El teatro como respirador social: reflexiones sobre las artes de presencia en la pandemia

 

Pues el teatro es como la peste y no sólo porque afecta a importantes comunidades y las trastorna en idéntico sentido. Hay en el teatro, como en la peste, algo a la vez victorioso y vengativo. Advertimos claramente que la conflagración espontánea que provoca la peste a su paso no es más que una inmensa liquidación. Un desastre social tan generalizado, un desorden orgánico tan misterioso, ese desbordamiento de vicios, ese exorcismo total que acosa al alma y la lleva a sus últimos límites, indican la presencia de un estado que es además una fuerza extrema, y en donde se redescubren todos los poderes de la naturaleza, en el momento en que va a cumplirse algo esencial. (El Teatro y la Peste, Antonin Artaud).

 

Es importante decir que este texto fue escrito por alguien que ha practicado teatro callejero, performance e intervención urbana desde 2001 y que trata de analizar la situación actual de este arte tan antiguo y tan inherente a los seres humanos que es el arte teatral, las artes presenciales, escénicas, y sus performatividades.

En este texto, por el momento, no me preocupa la sostenibilidad del teatro, aunque sostengo que es de responsabilidad del Estado, tanto ahora como después. Los términos neoliberales sobre el arte, como economía creativa, o similares, no son mi enfoque en este momento. Si primero necesitamos salvar a las personas y luego a la economía, no tiene sentido pensar en cómo el teatro sobrevivirá económicamente. Si salvamos las personas, el teatro se salvará. Dejemos para más adelante la reflexión sobre su sostenibilidad, por quién y cómo se financiará, y otros temas que a menudo coquetean con el pensamiento neoliberal. Necesitamos sobrevivir como humanidad antes de eso, y para que el teatro no desaparezca, debemos garantizar la supervivencia de los profesionales del teatro a través de políticas públicas estatales.

No es objeto de este texto el análisis de cómo el teatro sobrevivirá en términos de presupuestos. Lo que me propongo aquí es enfatizar cómo el teatro sobrevivirá inherentemente a los seres humanos. Esto es lo que defiendo. Seguramente eso me parece mucho más importante en medio de discursos de expertos económicos que atentan contra a la vida de las personas, poniéndose a dar cuenta de la supervivencia del mercado, en lugar de presentar medios concretos para salvar vidas.

Repito, si las personas logran sobrevivir, salvaremos al teatro y a las artes presenciales.

El teatro que cobra entradas, que tiene lugar adentro de un edificio teatral, puede ser que no encuentre salida. Quizás estos edificios deban transformarse en hospitales, crematorios o cementerios. A menudo, el teatro en el escenario, en las tablas, se ha convertido en una sepultura.

El teatro sobrevivirá en otros espacios físicos y sociales, en otras esferas, en lugar de someterse al espacio arquitectónico y al capital. Si las personas (re)existen, también (re)existirá la interacción social y, de esta manera, (re)existirá el teatro. Pero un teatro que no puede cuantificarse a través de los ojos «invisibles» del mercado. Un teatro que no generará números, o dividendos, que no medirá su efectividad, eficacia y necesidad por el número de personas presentes en cada sesión. El número de espectadores como si fueran los “me gusta” y/o visualizaciones, sino que un teatro que creará experiencias vitales, no virtuales.

El teatro no se mide por los números como actualmente medimos a cada día los mapas y las cifras de víctimas de la pandemia o el número de los fallecidos. Al igual que los muertos, los que hacen teatro, es decir, los que lo miran o los que realizan ambas actividades simultáneamente, no son números, sino vidas. Vidas que se transforman, que se adaptan, así como las formas teatrales.

La problemática actual del teatro no es la misma que la de la industria cinematográfica, no es la misma que la de la industria cultural, de los grandes espectáculos, de los espectáculos realizados dentro de edificios arquitectónicos. Algunas personas anhelan poner fin a las cosas viejas. Así como a otras, los ancianos no les importan un pico. Hay personas que se emocionan simplemente pensando que algo se ha vuelto obsoleto, que una vida ha perdido validez por la cantidad de años que existe. Esta obsolescencia programada generalmente se usa y se abusa en el capitalismo.

Pero, traigo malas noticias a aquellos que anuncian la extinción de este antiguo arte, que nació y morirá con el ser humano: el teatro no ha terminado, nunca terminará. Lo social persiste, y unido a él su performatividad resiste, pues el teatro es un arte que se asemeja a una cucaracha que sobrevive a la explosión de una bomba nuclear. Las ciudades pueden estar desiertas, las calles militarizadas, las personas debidamente protegidas en sus hogares para superar el desafío que esta pandemia impone a los seres humanos, pero el teatro tendrá la capacidad de reinventarse. También recuperaremos las calles, pero este será el foco de un próximo texto.

Y no me refiero a los procedimientos de tele presencia, ya utilizados en la escena contemporánea y que han tenido experiencias desde las últimas décadas del siglo pasado. Menciono experiencias como la del Teatro Lambe-Lambe, para usar un ejemplo mucho más antiguo, en el que una sola persona mira a través de una caja un manipulador de formas animadas, tan o más aséptico que una pantalla LCD, pero indiscutiblemente más vivo, ya que no se parece directamente al audiovisual, es decir, es su impulsor.

Es necesario enfatizar que las actuales respuestas tele presenciales de una parte de los creadores de teatro en medio de esta pandemia también pueden ser acciones inmediatistas e inocentes. Esta proliferación actual bien intencionada de la difusión de piezas grabadas, lecturas dramáticas e incluso piezas que se hacen en vivo en redes (anti) sociales como una solución para este período que enfrentamos, puede tener un efecto exactamente opuesto a su objetivo principal, que es salvar el teatro. También puede no conducir a problemas futuros, ya que es una señal de que existe la ansiedad de que no dejarnos de hacer teatro. Sin embargo, puede ser todo lo que las grandes corporaciones del mercado cibernético anhelan, lo que es dominar esto lo que puede ser la última frontera de la presencia y la precariedad de los encuentros sociales. Dos cualidades que el teatro se ha resistido a perder a lo largo de los siglos.

Una obra de teatro grabada en una plataforma de video, una obra de teatro que se realiza en una transmisión en vivo, desde una red social, pueden ser las últimas trincheras de reificación del teatro como un producto terminado y a ser consumido. Su disponibilidad gratuita a través de plataformas dirigidas por las grandes corporaciones del Valle del Silicio hace que los ejecutivos y accionistas de estas compañías se beneficien y reciban en sus vueltas multimillonarias una nueva modalidad de interacción en las redes: el teatro social se convierte en un teatro de redes sociales. Quizás en ello exista el riesgo de la muerte del teatro, y no debido al coronavirus o en la prohibición de los eventos de aglomeración de personas. El peligro de la muerte del teatro puede estar en esta solución rápida hecha en la ansiedad de este momento que durará la eternidad del instante de nuestras vidas.

En una Sociedad del Espectáculo, término de Guy Debord acuñado en 1967, nuestras relaciones sociales se vuelven mediatizadas por imágenes. La pregunta ahora es ¿cómo recuperamos el cuerpo y los contactos corporales que van más allá de la imagen? El teatro no puede reducirse al plasma visual, no puede reducir sus errores solo a la caída de la conexión.

Ese no será el camino. El Teatro es Peste, una plaga, como solía decir Artaud. Y quizás uno de los remedios para una peste sea exactamente otra. El teatro ha sobrevivido a la Peste Bubónica, a la «Gripe Española», incluso su propio edificio, afortunada o desafortunadamente. Aquellos que hacen teatro ya saben cómo lidiar con aquella noche en que una sola persona fue a ver la obra, con ese evento en el que tuvieron que hacer la obra de una manera que no era la ideal. Quien hace teatro aprende a la fuerza a seguir creando, y a hacerlo, incluso en situaciones adversas y precarias, ya que sabe cómo improvisar y reinventarse. El teatro es adverso y precario, es esencial asimismo si las autoridades públicas no lo consideran esencial.

El teatro y las artes en vivo solo terminarán, si la gente desea que desde ahora sean reemplazadas por cine, cine en vivo, video y la videoperformance. Puede ser contradictorio, pero apuesto una entrada para una obra de teatro a fin de año que nunca se ha hecho y se hará tanto teatro como ahora y en el futuro. La mayoría de las familias que están realmente en casa durante el confinamiento deben haber jugado o invertido sus roles cotidianos para pasar tiempo juntos; miles de personas que fueron a sus ventanas para los cacerolazos en Brasil y gritar «Fora Bolsonaro!»; o cientos que bailaron y cantaron en sus balcones, los corrales españoles al revés, donde actuamos para la calle vacía que nos mira hacia los balcones; el baile de máscaras que se convirtieran las calles y espacios comunes; o los aplausos como un gesto que une a las comunidades en relación a los que están en las primeras líneas de esta batalla pandémica. Tales acciones crean y hacen presente más que nunca las performatividades, las artes presenciales, posibles en ese momento.

El teatro puede tener lugar a la distancia, en las ventanas, entre una persona y otra a una distancia de dos metros, lo que sea. El teatro tiene lugar en cualquier lugar, distópico y utópicamente. Quizás, nunca ha habido tanto teatro como antes, y nunca habrá tanto teatro. Y es inútil decir que el teatro no sobrevive, si tenemos en el occidente toda la asepsia disciplinada de los orientales. En Corea del Sur, China, Japón, por ejemplo, hay numerosas prácticas teatrales, teatros callejeros y en espacios cerrados.

Poner fin a la lógica de los grandes espectáculos y la cuantificación de la cultura puede ser una de las mejores cosas que le han sucedido al teatro en este siglo. Si el tejido social está lesionado, no necesitamos otra medicina que no sea el teatro para curar esta herida que estará abierta durante mucho tiempo. El teatro como respirador de lo social. Ya hemos descubierto la cura para que los encuentros sociales no mueran, incluso durante esta cuarentena.

Pedro Bennaton (traducción de su texto publicado en Revista Gulliver en abril de 2020)

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios