Introducción al trabajo de Amaranta Velarde

Este viernes 25 de abril a las 20h30  Amaranta Velarde presenta su nuevo trabajo “Hacia una estética de la buena voluntad” en la Secció Irregular. Para aquellos que no conozcan sus piezas anteriores, añadimos información de sus dos últimos trabajos . En los próximos días publicaremos también materiales relacionados con Luz Broto y EVOL, que actúan en la misma sesión.

Lo Natural de Amaranta Velarde

Lo Natural tristán Perezfoto de TRistán Pérez-Martín
El proyecto Lo Natural comienza a partir de una serie de preguntas: ¿qué significa ser natural?, ¿dónde se encuentra el límite entre lo natural y lo artificial?, ¿existe realmente una separación entre ambos?, ¿somos seres artificiales por naturaleza? El solo hace referencia a la gran influencia de las nuevas tecnologías en nuestro comportamiento, a la vez que constata el auge de la obsesión por conectarnos con la naturaleza, la new age, la búsqueda de “esencias”, los rituales esotéricos y demás intentos espirituales que concurren en una extraña celebración de la esquizofrenia humana. El retorno a una naturaleza desprovista de tecnología es un intento, no exento de melancolía, que busca crear yuxtaposiciones, paradojas y conexiones aparentemente antagónicas. En este recorrido, donde el ordenador sigue ayudando a la intérprete, lo orgánico se confunde con lo sintético y lo representativo con lo indiscernible. Más info aquí

Agaisnt Arcitecture V#2 más info aquí

DSC_8461 Against Architecture V.#2 usa estrategias de apropiación y postproducción,
procesando el dueto del coreógrafo Bruno Listopad Against Architecture.
Amaranta Velarde, una de las intérpretes y colaboradora de la pieza, retoma
el dueto adaptándolo a un solo.
El título de la pieza original tue tomado del libro de Denis Holler Contra la
arquitectura – Sobre los escritos de Geroge Bataille. Para Bataille el edificio,
especialmente el monumental, era una representación opresiva de un poder
transcendental que ejerce control sobre sus habitantes. El término es usado
en la pieza como metáfora para la estructura teológica de la teatralidad
escénica, donde se incriben, en el cuerpo del intérprete, los deseos de un
maestro que transciende el objeto de su creación.
Con este trabajo se intenta construir un paralelismo entre las teorías de Los
Situacionistas Internacionales – un grupo de activistas dirigidos por Guy
Debord que luchaban contra la alienación en la sociedad creada por lo que
ellos llamaban `la sociedad del espectáculo´ – y la maquinaria despótica de la
representación teatral, que entra en conflicto con la aspiración del intérprete
de llegar a unirse con la obra de arte. Más info aquí

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.