Prácticas escénicas con Sergi Fäustino

Sergi Fäustino, una décima de segundo después de decirle que pusiese cara de profesor

Tras Constanza Brncic, Sonia Gómez y Sociedad Doctor Alonso, este final de semana tuvieron lugar las cuartas prácticas escénicas de La Poderosa. El creador invitado en esta ocasión era Sergi Fäustino, que tiene un blog en Teatrón, aunque a mí me resulta imposible acceder a su contenido debido a la configuración de la página.

Para quienes no estén familiarizados con el trabajo de Sergi Fäustino, he decidido colgar en el blog de Artributos el artículo que publicamos sobre él en el primer número de la revista, y aquí encontraréis mis reflexiones sobre su último espectáculo.

A diferencia de otras prácticas donde hice de alumno o de oyente, aquí no se sirvieron una serie de ejercicios preliminares, sino que fuimos directamente al grano. Cada alumno debía traer un proyecto personal y Fäustino hizo de tutor de cada una de las propuestas. A lo largo de los tres días trabajamos y profundizamos en nuestra investigación e hicimos presentaciones públicas que permitían obtener feedback tanto de Sergi como de los otros alumnos. Los asistentes de las prácticas fueron incorporando esta información y transformando sus propuestas a medida que entendían en qué medida se acercaban a sus objetivos y por qué motivo.

Y es que en un email de presentación Sergi Fäustino negó tener un inamovible método propio para elaborar sus creaciones y, en vez de impartir un modo de trabajo, puso su experiencia y conocimiento al servicio de la manera de trabajar de cada uno de los participantes. Por este motivo en esta crónica me parece que lo lógico es exponer las investigaciones de cada uno de los asistentes, ya que éstas fueron las verdaderas protagonistas de las prácticas.

 

Cristina Núñez estudió arte dramático y cursos de danza en Valencia, y desde hace poco hace un máster en el Institut del Teatre. En las prácticas llevó a cabo una investigación sobre la fragilidad (tanto emocional como física) en distintas variantes y su posible escenificación, en una propuesta que mezcla elementos de movimiento, texto y participación del público.

Vanesa Medina está trabajando en una propuesta que gira en torno al espacio sonoro. En un ambiente informal, se propone hacer de DJ y alternar esta labor con texto relacionado con las canciones, pequeñas acciones y componentes de movimiento.

Judit Martín asistió recientemente a un workshop internacional sobre improvisación en diferentes variantes (teatro, danza, fotografía, música, vídeo) y allí hizo una sesión con un fotográfo y otras bailarinas en unos lavabos. De esta sesión surgió un material interesante y en estas prácticas trabajó en el desarrollo de este material con vistas a una futura propuesta escénica con sus colaboradoras. El trabajo toma como punto de referencia los temas de la intimidad, la violencia y la muerte.

Aimé Pansera está haciendo un Erasmus en el Institut del Teatre. Allí tiene una asignatura de escenificación donde debe presentar un trabajo de 25 minutos y aprovechó las prácticas para comenzar un proceso. La estrategia era investigar sin ninguna idea de partida y ver hacia dónde llevaba esta investigación. Los primeros resultados fueron una mezcla de teatro de movimiento, acción y texto con interacción con el público y un toque de humor.

Begoña Moral tiene una formación mayoritariamente de actriz. Su investigación gira alrededor de las acciones que llevaría a cabo una intérprete para encarnar a un personaje siguiendo las directrices de un texto, pero sin mostrarle el texto original al público.

Palma Morena siguió investigando sobre el borrador que presentó en el último IN de la Poderosa (“Yo piedra que quiere ser agua“). Es una pieza de texto y movimiento que trabaja con muchos elementos distintos pero que mantiene siempre el agua como eje vertebrador.

Edu Villanúa no tenía un proyecto entre manos, y prefirió ponerse al servicio de los otros participantes como intérprete. Trabajó con Aimé Pansera y con Cristina Núñez en el desarrollo de sus investigaciones, e intentó convertir estas experiencias en posibles herramientas de cara a su trabajo como profesor de teatro para niños.

Francesca Dunford es una estudiante de coreografía y teatro que investiga sobre la elaboración de performances. Desde hace un tiempo trabaja con material que encuentra en el entorno urbano (palabras, frases, sombras, el caminar como posible medio de creación). Este material se inscribe dentro de otro proceso sobre los juegos y su potencial como generadores de estrategias escénicas.

Quim Pujol es quien firma estas líneas. En estos momentos trabajo sobre la relación entre los textos que escribo y posibles variantes en escena. Si en “Aspirina 500 mg” transformaba la estructura profunda de una novela en una serie de acciones, ahora me planteo como puedo intercalar acciones y texto de manera que ambos elementos se enriquezcan mútuamente.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.