“The rehearsal” de Cuqui Jerez, 14/03/09, Mercat de les flors

 

Calderón de la Barca

Aviso que si no habéis visto “The rehearsal” y créeis que podréis asistir a la pieza en el futuro es mejor que no sigáis leyendo. Mi pequeño análisis acabará con el factor sorpresa.

Esta obra empieza con Cristina en escena realizando unos movimientos que pertenecen al anterior “Real fiction” de Cuqui Jerez, aunque los objetos han padecido una metamorfosis al estilo de “The movie“. Pronto Amaia interviene para corregir algunos aspectos: estamos en un ensayo. Pero al cabo de nada María corta la acción para pulir ciertos elementos de las acciones de las otras dos actrices. Estamos en el ensayo de una pieza que simula un ensayo. No mucho más tarde Cuqui, desde las gradas, hace parar a las otras tres y les hace repetir las acciones. Se trata del ensayo de una pieza donde hay un ensayo dentro de otro ensayo. Más tarde, la última intérprete que hacía el papel de directora  (Cuqui) se cuestiona si estaba haciendo bien su papel hasta ahora. Hablamos ahora del ensayo dentro de otro ensayo dentro de otro ensayo dentro de otro ensayo. Ésta es para mí la primera parte de la pieza, donde aún podemos seguir bastante bien las capas de ficcionalidad.

Pero el juego no se detiene aquí. Aprovechando que algunas de ellas abandonan el escenario, se vuelven a erigir como directoras sucesivas del ensayo dentro del ensayo dentro del ensayo dentro del ensayo dentro del ensayo, etc, etc, etc. Llegan incluso a introducir personajes ficticios que interrumpirían el juego de los demás para seguir dirigiendo el ensayo. Es como poner un espejo frente a otro. Los niveles de ficcionalidad se vuelven infinitos.

Para mí, el “Real Fiction” de Cuqui Jerez (si léeis en francés aquí tenéis un interesante artículo de Catherine Kintzler al respecto) trataba en mayor medida del error que de este contraste entre realidad y ficción. Por eso “The rehearsal” quizás sea aún más “Real fiction” que la anterior, pero claro, no se puede repetir título.

Cuando los niveles de ficcionalidad se vuelven inextricables para el espectador, la atención sufre una primera caída. A pesar de que las variaciones sobre cada nueva escena abren una nueva expectativa (verificar hasta qué punto se siguen las indicaciones de la directora), todo es ensayo dentro de otro ensayo y el conjunto se vuelve un poco plano. La creadora lo sabe y palia esta circunstancia explotando situaciones que se dan realmente en los ensayos (el enfrentamiento, el pie que se pasa por alto, el ensayo de los aplausos) e introduciendo otras divertidas escenas kitsch que sirven de contrapunto para la densidad de la estructura central de la obra.

Naturalmente, al cabo de un rato esta estrategia llevada al límite desencadena un cierto desespero en el espectador, aunque se trata de algo diminuto si se compara con el desafío del anterior “Real fiction”. Es incluso una provocación muy tolerable porque, al igual que en “Real fiction”, sabes que es intencionada y sientes la maquiavélica, irónica y lúcida inteligencia de la creadora tras cada nuevo vuelco. Al final sólo puedes quitarte el sombrero y rendirte ante el cóctel de agudeza y osadía que propone Cuqui Jerez.

Además de la diversión que surge de la reiteración de escenas con matices diferentes, de las escenas kitsch y de la retorcida astucia del planteamiento general, “The rehearsal” tiene no pocas referencias en consonancia con el tema central de la pieza. Como por ejemplo, el musical que trata sobre el mundo del espectáculo, la cita de “Matrix” (si la memoria no me falla, presentes las dos en “Real fiction”), la canción de la “Historia interminable” reconvertida en la “Historia que nunca empieza” y el monólogo de “Soñé que estaba en un after en Ibiza”, tronchante actualización (intencionada o no) del famoso monólogo de “La vida es sueño” de Calderón de la Barca. Y es que la dificultad para diferenciar la realidad de la ficción es un tema muy antiguo, muy presente en el barroco y también en nuestra época, donde predomina un desconcierto parecido al que sintieron nuestros antepasados del siglo diecisiete.

Ya que hablamos de realidad y ficción, hay que destacar el impecable ejercicio actoral de las cuatro intérpretes, que conversan y se mueven con una naturalidad aplastante. Todo es mentira, pero todo parece verdad. Definitivamente, cada vez son más los creadores que optan por un estilo sencillo y directo que se aleja irremediablemente de las casposas declamaciones del teatro más institucional.

Esta pieza brillante que aúna alta cultura, cultura pop, inteligencia y diversión merecería un análisis más exhaustivo, pero de momento no dispongo de más de tiempo. Quizás más adelante. Así que me limitaré a desearle mucha suerte por el pequeño circuito de la escena contemporánea española y aún más éxito por Europa. Y es que la función de ayer fue como ver en directo a Nadia Comaneci en los juegos olímpicos de Montreal en 1976. Un diez en todo.

De nuevo invito a todo el mundo a expresar su propia opinión y rebatir, apoyar, contradecir o ampliar todo lo que afirmo con sus propios argumentos. ¡Muchas gracias!

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

10 Respuestas a “The rehearsal” de Cuqui Jerez, 14/03/09, Mercat de les flors

  1. joao dijo:

    Es una pieza preciosa!
    Una mise-en-âbime eficaz, renovando a cada segundo el espacio-tempo de la(s) ficcion(es) y de la(s) realidade(s). Abriendo posibilidades através del vertigo de la duda. Si miramos bien lo que llamamos “intervalos”, los espacios “entre”, encontramos verdaderos tesoros. Las intérpretes estavan fantásticas.
    Como bien recuerdaste Calderón, tambien se me ocurre Pirandello y sus 6 personages en busca de un autor.

    Ah, las 4 sillas del Norberto estavan ahí, impecables.

    “While we were holding it together” hizo la noche completa, acerto del festival en programarlas de seguida.

    saludos!

  2. rubén dijo:

    Y encima es divertida. Me hubiese quedado una hora más viendo a estas chicas y a su técnico.

    Me parece impresionante el trabajo colaborativo que están haciendo estas mujeres con el proyecto The Neverstarting Story. Eso de trabajar juntas sin la necesidad de llegar a un consenso, como ellas dicen, dirigiendo cada una uno de los proyectos y permitiendo (o provocando) las conexiones entre ellos, me parece que les funciona increíblemente bien y le da una potencia espectacular al asunto.

  3. roger dijo:

    amo a estas coreógrafas, por eso añadiré una nota discordante no vaya a ser que, como nadia comanecci decidan exilarse en USA y no las veamos más. the real fiction (su espectáculo anterior) era brillante. al verlo hace un par de años tuve la sensación que me iba a explotar la cabeza cada vez que añadían un registro a la pieza. al final, los espectadores perdíamos el contacto con la realidad y nos sumergíamos en la ficción que llegaba a cubrir lo real. ayer con the rehearsal, sin embargo, la estructura de la pieza no tenía la misma fuerza y geometría. es más, tuve la sensación que apenas había una estructura que nos permitiera seguir el inevitable devenir de la ficción. al salir del mercat de les flors pensé que si the real fiction era como un edificio perfecto donde todo ornamento acaba siendo parte estrutural del edificio, en the rehearsal el ornamento -los gags- eran lo único visible de la pieza, como esos edificios postmodernos donde todo su discurso se organiza en la fachada tras la cual sólo hay un edificio de oficinas convencional. en este sentido, la “naturalidad” de la interpretación me hizo pensar en las piezas de teatro donde se valora que los actores parezcan reales como uno de los mayores logros del director. a diferencia de the real fiction, the rehearsal me hizo pensar en un montón de tics del teatro de texto que eran usados sin apenas distanciamiento, con ese humor “de la profesión” que sólo hace gracia a los que conocemos el medio. aún así, 9,50 points…

  4. fantásticas las chicas!!! fantástico el técnico!!! viva el desparpajo “spaninglish”!!!

    estoy con Rubén, en que hubiera seguido de viaje con ellas una hora más, o hasta el fin de los fines atravesando capas y capas de ficción!!!!

    gran trabajo de memoria y coreografía de movimientos!!! un gustazo disfrutar de “pimpinela” de nuevo!!!

  5. bea dijo:

    La primera vez que vi el trabajo de Cuqui fué en el CCCB una programacion que se llamaba reverse, 2002? la pieza,un solo. Esa primera pieza en su trayectoria primero me descolocó y luego me fascinó y se ha convertido desde ese momento en un referente pàra mi.
    En The rehersal veo el trabajo no solo de Cuqui sinÓ de cuatro mujeres que como dice Rubén, da gusto verlas en escena y da gusto ver al equipo trabajando ,pues eso se transparenta en la pieza, disfruté con la estructura, me divertí con la idea de sin fin, me interesó la clave de humor y olé por esas 4 presencias en escena! que lujo de interpretes de si mismas, BRUTAL su estar, sus entradas y salidas en las escenas , las repeticionesY GRACIAS OR LA ISISTENCIA.
    En esta ocasión toca reirse, no
    lamentarse. Y es el humor lo que sostiene la pieza, pero no lo que la justifica.

  6. Pingback: Notas sobre “Años 90. Nacimos para ser estrellas” at Rubén Ramos

  7. cris blanco dijo:

    jo, yo me voy a ir a vivir a barcelona para siempre jamás, porque nos quereis mucho. asi da gusto oye, vosotros os quedais otra hora más viéndonos y yo sigo las horas que me digais haciendo cosas en escena. es un placer actuar en barcelona y ver lo activos que estais, como os interesais por lo que veis, como analizais, como decís…

    mucha gracias
    (quien me deja un sofá para los primeros dias? los alquileres están más baratos o más caros que en madrid?)

  8. masu dijo:

    oye yo te puedo dejar un colchón de PM y hasta armario y estanterias. lo de los alquileres me interesa a ver si alguien nos lo cuenta , que yo me voy en octubre a los madriles.
    Y la verdad chicass es que teneis un trabajo de PM.

  9. rubén dijo:

    cris, no hace falta que te vayas a vivir a barcelona, es un placer que nos encontremos y nos conectemos desde cualquier punto del planeta, que para eso tenemos interné. pero si vienes a vivir a barcelona aquí estamos para lo que necesites.

  10. Pingback: SITCOM bastante tengo conmigo mismo at Rubén Ramos

Los comentarios están cerrados.