Bolaño, vuelve a casa

Inspirados en el Fanzine Berthe Trépat, que crearon Bruno Montané y Roberto Bolaño a su llegada a Barcelona, a finales de los años 70, imaginamos una ruta apócrifa del escritor chileno por calles y rincones del Raval, un barrio que inspiró poemas, cuentos y proclamas, y que aún conserva cierta canallesca muy del gusto de ese par de geniales detectives salvajes.

En National Geographic escribieron:
“Esto no es un free tour. Aunque un año atrás tal vez habría dado pie a confusión. Al contrario, es el anti free tour. En la ruta apócrifa de Roberto Bolaño los paseantes nos apropiamos paso a paso de la calle y de los espacios públicos. El Raval es probablemente la única zona que ha salvado algo de su estética y carácter canalla anterior a la gentrificación del centro de la ciudad. Frente a la problemática de los teatros cerrados, este tipo de obras “no escénicas”, realizadas a pie, se revelan casi como un gesto político, una esperanza o, como mínimo, un consuelo”.

En La Vanguardia, crónica de Xavi Ayén
“Un total de 14 personas tomaron parte en esta singular procesión, a caballo entre el recital, la performance, la ruta guiada y el teatro, dirigida e interpretada por Marc Caellas y Esteban Feune de Colombi, que hicieron de ‘detectives salvajes’ o Virgilios que conducían a los paseantes por aquellos lugares del barrio que evocan aspectos de la vida y obra de Bolaño.
“Esto no es teatro –opina Caellas–, es antiteatro. Del mismo modo que Parra dijo que la poesía es una forma de leer, no de escribir; el antiteatro es más un modo de mirar que de actuar”. Para Feune de Colombi, “la poesía nació para circular así, recitada en la calle, parece que hoy, para algunos, los poemas sean unas pequeñas gemas que se distribuyen en tiradas ridículas para una élite. Yo vengo del teatro tradicional y aquí hacemos lo contrario, queremos que se vean todas las costuras”

Posted in Es muy fácil criticar, Raras artes | Comments Off on Bolaño, vuelve a casa

L@ Termo

Una escuela portátil, nómada y corporal.

Una escuela sin personal fijo.

Una escuela centrada en los procesos y no en los resultados.

Una escuela de escrituras amplificadas.

La segunda ley de la termodinámica sostiene que todos los procesos que ocurren en el universo se realizan de manera que siempre aumenta el desorden y, por tanto, la entropía. Para sobrevivir, como para escribir, es necesario romper el orden y la rigidez heredada.

Cada sesión contará con un creador invitado y se llevará a cabo de manera presencial bajo la sombra de distintos árboles de Barcelona: en un parque, en un bar, en una plaza.
No hay Zoom que suplante la expresividad en vivo, y viva, de un maestro. Ni página ni pantalla producen la empatía y mutua comprensión de un grupo que se reúne en un mismo espacio físico a intercambiar ideas.

No se trata de enseñar a escribir sino de compartir los procesos de escritura. Entendemos al creador como aquel cuyo cuerpo apasionado nos transmite el sentido oculto de ciertos libros, películas o canciones, la subversión de ciertos poemas u obras de teatro, el secreto no develado de quienes crearon antes. Los maestros de La TERMO no enseñan, insuflan el deseo de aprender.

La TERMO es una creación de Marc Caellas y Esteban Feune de Colombi

Costo
€120 por 4 sesiones de 3 horas (cupo limitado, máximo diez personas).

Fechas
Martes 29 de septiembre, y 6-13-20 de octubre, de 17 a 20pm

Consultas e inscripciones
latermoescuela@gmail.com

Invitados del primer módulo
Mathias Énard – literatura –
Paula Bonet – pintura
Nuria Giménez Lorang – cine
David G. Torres – arte contemporáneo

Posted in Raras artes, taller, Uncategorized | Comments Off on L@ Termo

IIº Copa Asalto a Romero Brest de Conferencias Performáticas

COMPAÑÍA DE FUNCIONES PATRIÓTICAS organiza

IIº COPA ASALTO A ROMERO BREST DE CONFERENCIAS PERFÓRMATICAS

Edición online & internacional

Domingo 12 de julio, 17 horas Buenos Aires / 22 horas Barcelona

Evento organizado con el apoyo del CENTRO CULTURAL PACO URONDO

La copa se juega por Zoom

Se reserva y colabora con la gorra virtual a través de Alternativa Teatral

Participan:

NEUROSIS EN TIERRA SANTA por MARC CAELLAS (España)

¿Crónica o acto de Fe? Una visita de más de cuatro horas a uno de los primeros parques temáticos religiosos del mundo. ¿Jerusalén en Buenos Aires (o Neuros Aires)? ¿Existe un milagro así? ¿Todo es posible en la ciudad del Papa?

Marc Caellas es un creador multidisciplinar que escribe, dirige obras de teatro e instiga proyectos culturales. Ha publicado los libros Carcelona, Caracaos, Drogotá, Neuros Aires y Teatro del bueno. Sus últimas obras experimentan e improvisan sobre nuevos formatos escénicos. Suicide notes, una instalación concierto; El inventor del paraíso, un biodrama que transcurre en un archivo fotográfico, Cielo TV, un programa de televisión a partir de una novela de no ficción de David G. Torres o El alma griega, una propuesta de periodismo performativo. Con Esteban Feune de Colombi creó el Tatepo (taller de teatro potencial, posible y portátil) y El paseo de Robert Walser, obra de teatro a pie que se ha presentado más de 100 veces por distintas ciudades.

CAGÓMETRO Y LOS MÁRGENES FLÁCIDOS por COLECTIVO DOMINIO PÚBLICO (Brasil)

Las fuerzas reaccionarias han logrado en los últimos años un importante avance en el mundo todo. La ascensión de Jair Messias Bolsonaro en 2018 ha representado una consolidación de este poder que amenaza directamente nuestras jóvenes democracias en toda la región. Estas fuerzas han tomado una composición muy particular entre un ex-capitán expulsado del ejército, su familia, la iglesia evangélica, las milicias, el neo liberalismo y el coronavirus. La performance realizada desde la urgencia del encierro en un contexto pandémico, se construye a partir de citas textuales de los integrantes de este actual gobierno. Revelando por sí mismo un lenguaje transparente, absurdo y al límite de la parodia.

Colectivo Dominio Público/CDP es un grupo interdisciplinario fundado en 2013 que reúne los mundos del Arte, la Performance, el periodismo tecnológico, las TIC y el Artivismo. Desde sus orígenes realiza intervenciones teóricas, artísticas y performáticas, abordando las problemáticas y tensiones propias de la “era digital”. Principales trabajos: Ciberpunk. La visibilidad es una trampa (Hasta Trilce, 2016 – con apoyo de Iberescena); Tensión en la Red: Arte+Hacktivismo (CC Paco Urondo, 2016; evento que incluyó charlas, talleres, performances e instalaciones abiertas a la comunidad sobre las disputas entre libertad y control del mundo digital); Tensión en la Red II (UNTREF, 2017); Copia Original -La muerte del autor o el éxtasis de las influencias- (Galpón FACE, 2018 – subsidio de PRODANZA, obra que participa de los festivales “Buenos Aires Danza 2018” y “Cuerpos San Martín de los Andes 2018”); Sinfonía Big Data, 2018/19 (seleccionado por Anfibia y Casa Sofía para participar de “Laboratorio de periodismo performático”). Actualmente, el CDP se encuentra trabajando en una nueva investigación, originada en la residencia “Proximidades Expositivas” (Casa Sofía), donde Inés Armas dirigió el proceso creativo de algoRitmo, que devino posteriormente en Feed Carne Digital, de próximo estreno en Buenos Aires.

TEATRO DE EXCEPCIÓN por COMPAÑÍA DE FUNCIONES PATRIÓTICAS (Argentina)

Primeros avances conceptuales y metodológicos para abordar el COVIDio Teatral. “Teatro de excepción” pretende ser la constatación científica de la llegada de una nueva escena. La excepción que se transforma en regla.

Compañía de Funciones Patrióticas es un colectivx de artivismo, teatro y performance creado en 2008. Sus producciones se han presentado en redes sociales y en salas de teatro alternativo, oficial y comercial, en universidades y en espacios de arte contemporáneo como Fundación PROA. En 2015, comienza a desarrollar propuestas site specific en la vía pública y espacios no convencionales, destacándose la serie Relato Situado. En otros proyectos, ha trabajado con artistas como Marcos López, Nora Iniesta, Gustavo Tarrío y Lisandro Rodríguez. Seleccionado para la XI° edición del Festival Internacional de Buenos Aires (2017), ha participado de varios festivales y eventos de trascendencia: Teatro Bombón, Bombón Vecinal (XII° FIBA), La Noche de los Museos, Festival LATE, Festival ENLACES, Festival ESCENA, Maratón LODO, Feria del Libro de la provincia de Corrientes, Festival Nacional de Teatro sobre Violencia de Género, FAUNA (1º premio en Performance – 2019), Drama es Acción. Distinguido en dos ocasiones en los Premios Teatro XXI que otorga el Grupo de Estudios de Teatro Iberoamericano y Argentino (GETEA). En 2015, la editorial Libretto inaugura su colección “Grupos” con un libro sobre la Compañía.

Juradas de honor:
MARIANA MAZOVER y MERCEDES NAJMAN
(ganadoras de la Copa en 2019 con la conferencia ASALTO A PIERRE BOURDIEU)

Las juradas de honor y el público eligen su conferencia favorita.
Una sola será la ganadora y se llevará el 60% de la gorra virtual.
El segundo puesto recibirá el 30%. Y el tercero, se quedará con un 10% de la recaudación.

¿Por qué la Copa lleva ese nombre? El 12 de julio de 1968, diez artistas “asaltaron” una conferencia de Jorge Romero Brest, en ese entonces director del Centro de Artes Visuales del Instituto Di Tella. Actuando como un grupo comando, se habían dividido tareas para llevar a cabo la acción: uno trasladó al fondo de la sala a Romero Brest, otro cortó la luz, y los demás se pusieron delante del público. Juan Pablo Renzi, Norberto Puzzolo y Rodolfo Elizalde leyeron una proclama contra la institución artística y a favor de una “nueva estética”. En homenaje a este hito de la performance nacional, la Compañía de Funciones Patrióticas, con el apoyo del Centro Cultural Paco Urondo, organiza la segunda edición de la COPA ASALTO A ROMERO BREST DE CONFERENCIAS PERFORMÁTICAS.

¿Qué es una conferencia performática? En palabras de la investigadora Julia Elena Sagaseta, se trata de una acción artística que toma las características de un hecho académico o, frackfurtianamente hablando, de alta cultura. “Puede aplicar todas las manifestaciones escénicas que el performer elija: estar sentado leyendo un texto que lo involucra y hacerlo seriamente o con humor, usar tecnología, música, actitudes actorales, objetos que lo ayudan en la lectura. También puede eludir ésta y hablar narrando su conferencia. Lo que tienen en común todas estas formas performáticas es que se realizan con el tono y las actitudes de un conferenciante serio. Hay una profunda relación con el público que, aunque está sentado como en un hecho cultural formal, sabe lo que va a ocurrir, conoce a lxs performers o toma contacto con ellos por el/la presentadxr o el/la mismx performer se presenta. (…) No es teatro aunque la forma en que se presenta podría hacer pensar en una escena a la italiana, no es cine ni video, no es danza, no es un concierto musical. ¿Qué es entonces? Una búsqueda artística diferente que tiene sus años pero sigue activa donde ninguna forma artística está separada, donde cada una puede aportar algo propio a otra u otras, donde la cooperación hace un arte diferente y siempre creativo” (JULIA ELENA SAGASETA en Territorio Teatral)

Posted in conferencia performativa, Es muy fácil criticar, Raras artes | Comments Off on IIº Copa Asalto a Romero Brest de Conferencias Performáticas

Instituto del Tiempo Suspendido (ITS)

El 2 de mayo escribí en mi diario
He sido cordialmente invitado a formar parte del Instituto del Tiempo Suspendido. Por supuesto, he aceptado. No hubo ceremonia de iniciación. Mejor así.

Raquel Friera y Xavi Bassas son los impulsores. Formo parte del grupo de cómplices. Mi primera colaboración fue responder a un cuestionario para tiempos confinados que hoy se hace público.

Posted in Raras artes, Uncategorized | Comments Off on Instituto del Tiempo Suspendido (ITS)

Día Mundial del Arte

Después de colgar tantos contenidos habrá que probar con alguna forma
Iván de la Nuez

Esto se está pareciendo cada vez a una parodia de escena. Un telón rasgado. El público lejos. La tramoya averiada y los actores y actrices manchados de rímel, sobreactuando a cámara con la desesperación de la ausencia. Hay que llamarse a la dignidad y dedicarse a escribir cartas
Helga Fernández

El capitalismo ha llegado a su fin
Ai Weiwei

Todos ellos hablaban, en horas llenas de unción, de una comunidad de la cultura europea. Una vez Tunda preguntó:
– ¿Creen ustedes que estarían en condiciones de decirme en qué consiste esa cultura que pretenden defender, aunque no la ataque nadie desde el exterior?
– En la religión -dijo el presidente, que no iba nunca a la iglesia.
– En la moral -la dama, cuyas relaciones ilegítimas todos conocían.
– En el arte -el diplomático, que desde sus años de estudiante no había vuelto a mirar un cuadro.
– En la idea de Europa -dijo, de modo inteligente, un señor llamado Rappaport.
Josep Roth en Fuga sin fin

Pescar en el absurdo social

Dancing in the streets

Will social distancing bring us back to our bodies?

Bailar con social distancing

A follar que el mundo se acaba

Feliz día mundial del arte

Posted in Raras artes | Comments Off on Día Mundial del Arte

Día Mundial del Teatro

Cuando la casa se quema, al intelectual sólo le cabe intentar comportarse como una persona normal, porque si pretende tener una misión específica se engaña, y quien lo invoca es un histérico que olvidó el número de los bomberos.
Umberto Eco

Y no, no voy a celebrar el trabajo en casa. En mi casa me gusta pajearme. No quiero acondicionarla para que se vuelva un espacio “productivo”. No quiero hacer de mi cotidianidad el tránsito triste de una oficina online. No quiero ser un artista que consuela. Ni un poeta de la autoayuda. No quiero ir al teatro sin moverme. Aprendí a usar mi cuerpo como herramienta política. Si es momento de que los artistas escénicos cerremos el orto, vamos a cerrarlo y a no pensar alternativas para “acondicionar” el encierro. No llenemos el vacío de un par de burgueses trémulos. El secuestro del cuerpo no se suple con ninguna simulación virtual. La ausencia mata al teatro. No jodan. No me digan que puedo ver a Chéjov por una pantalla, Artaud me va a cagar a trompadas, boludos.
Víctor Dupont

Hay muchas formas de vivir. Existen los que no quieren enterarse de que vivir es habitar la incertidumbre y que vivir es sin garantías. Eso conduce más bien a la inhibición y a la parálisis -que incluso muchas veces se disfrazan de un exceso de actividad- y no ahorra padecimiento porque, justamente, esas garantías no existen. Salió hace poco un libro muy bello de Anne Dufourmantelle que se llama Elogio del riesgo (de Nocturna editora) que también podría ser un elogio de lo incierto. La autora subraya cómo hoy en día la precaución se volvió norma y cómo una vida en la que se pretende calcular todo y no perder nada es una vida detenida, es más bien estar un poco muertos. Su antídoto, a lo largo de la serie de ensayos, es poner el riesgo a favor de la posibilidad de habitar una vida vivible. ¿De qué se trata el riesgo? Lejos de hacer una apología de los deportes de riesgo, o de esos moralismos que empujan a vivir una vida no importa qué, esos moralismos cínicos, ella define el riesgo como aquello que “abre un espacio desconocido”. Un riesgo no es una locura pura, tampoco una conducta apartada de las normas, ni siquiera un acto heroico. “Tal vez arriesgar la vida sea, para empezar, no morir”. Se trata de un riesgo que se precipita como resistencia a la vida neurótica, esa que calcula, que no pone en juego nada, que no pone de sí; esa vida que pretende saberlo todo anticipadamente, esa vida que pretende que podría haber garantías y certezas.
Alexandra Kohan

Un poema del confinament de Félix Denuit

Los bancos, la policía vino a echarnos de casa, sin importar edad, sin respetar a ancianos o niños, igual que un virus. Ahora nos vigilan, obedecemos bajo amenaza, pero no ha costado tanto, ya nos habían hecho obedientes a base de televisión y escuelas, o peor: nos habían hecho creer que teníamos la opción de no ser obedientes. Votamos, tenemos ese derecho. Qué risa. Y bajamos la cabeza. Bajamos la cabeza ahora igual que ante las urnas. Y nos lavamos las manos compulsivamente. Y tememos al vecino. Y todo por un virus. Pero yo digo: No. Un virus no es capaz de organizarnos de esta manera, un virus puede matar, pero es caótico. La organización viene del miedo y la obediencia que ya nos habían inoculado. Ahora así somos, mirénnos, nos hemos convertido en fantoches ¿cómo es posible que no nos demos vergüenza? Somos mascarillas pegadas a personas, estadísticas pegadas a personas, muertos pegados a personas, y de un día a otro los cerebros no piensan más que para obedecer. La amante que dejamos en su casa ya es más sospechosa que deseada. Nadie se plantea una manifestación, las gritos por nuestros derechos sólo salen de gargantas que no arriesgan nada. Pero yo siento que la realidad es que sólo un virus podría salvarnos, echarnos a todos a la calle a toser, todos en masa, por tantas cosas, por aquellos a quienes le quitaron un techo, y ahora se lo imponen, sin alma, sin compasión. Todo por nuestro bien, eso dicen, y yo obedezco porque imagino que soy como todos, hecha en serie, temerosa, sumisa, pero también es cierto que tan solo me bastaría un puñado de personas para que me uniera a escupir en cada rincón, en cada tomate y cada boca. No puedo evitar una violencia interna, pensar que ahora, el momento de la pandemia, es el momento de escupir por todos los techos que nos han ido quitando. Temo el contagio, temo la muerte, pero llevo dentro una violencia que grita vida, y será vida aunque la arriesgue.
Marina Perezagua

Las cosas más importantes son el sexo y la muerte, y mentimos sobre ambas
Lisa Taddeo

Esto era cantar desde un balcón

Tocará hacer fiestas en las terrazas

Mina cumplió 80 años

Un manifiesto de J.P. Cuenca

Quiero que os enfadéis

Posted in Es muy fácil criticar | Comments Off on Día Mundial del Teatro

Prohibido pasear

Comparto unas reflexiones de Andrés Ehrenhaus sobre algunas discutibles disposiciones que nos han impuesto sin demasiado cuestionamiento

de la pandemia al pandemonio y vuelta
– marzo 17, 2020
no puedo parar de pensar y pienso: en serio están convencidos de que encerrar a todo el mundo durante 15 o 20 días (con suerte) es la mejor solución? es decir, encerrar a todo el mundo en sus casas, en sus trabajos, en sus vehículos… tengo la sensación de que se está actuando a nivel social –con la mejor intención, sin duda– con la lógica de la medicina occidental pura y dura: un problema, una solución. un síntoma, una pastilla. una enfermedad, una cura específica. es decir, se olvida el resto del cuerpo, como si cada órgano actuara, sufriera y se curara por sí solo. se piensa en los efectos económicos, claro, porque son externos al cuerpo, son externos a la sociedad en sí, son asuntos de bolsillo. pero no se piensa en el efecto del aislamiento radical en el resto de órganos, tanto físicos como sociales, de tutti quanti.
no puede ser que la gente no pueda salir a pasear. no puede ser que no pueda hacer algo de ejercicio al aire libre. no puede ser que pierda contacto con el Otro. hasta los presos en las cárceles salen al patio; si no lo hacen, se matan entre ellos o queman las prisiones. es decir, hay que buscar maneras de racionalizar todo eso otro que el cuerpo social necesita para no enloquecer. hay que encontrar el modo de que la gente pasee sin peligro de contagio, de que salga de la paranoia doméstica y que deje de mirar al Otro como si fuera el mismo virus en persona. alguien tiene que empezar a organizar eso o no vamos a llegar ni a la segunda semana, sobre todo en los países latinos, donde el contacto social y la vida al aire libre están impregnados en el adn, más incluso que los anticuerpos que podamos generar.
cómo hacer eso, cómo dotar a la gente de movilidad segura? yo no soy experto en nada salvo en traducción de poesía, y encima clásica, pero no puedo dejar de pensar y pienso.
por qué no organizar circuitos amplios por donde puedan pasear grupos de dos o tres (núcleos familiares) en horas y días alternos, con instrucciones claras, con medidas de higiene y conducta, de modo que al salir no nos sintamos pecadores contra el dios de la salud universal? de qué sirve todo lo andado si un triste virus de mierda nos vuelve a inocular la culpa, el pesimismo y la resignación milenaria en menos de lo que canta un callo? realmente estamos dispuestos, no al aburrimiento, que eso es inherente al ser humano, sino a entregar el cuerpo (y, por consiguiente, la mente) a la incertidumbre, el miedo y la culpa?
organicemos esta miseria o preparémonos para que haya más desquiciados que enfermos de covid. hay que darle a la gente elementos y herramientas para que sientan que, aparte de estar encerrados sine die rezándole al dios de la vacuna y el tratamiento milagroso, pueden hacer algo útil por sí mismos y por los demás. abrir canales amplios de cooperación real, no para recibir ayuda sino para darla. sentirse útil es la mejor manera de no caer en la melancolía autoindulgente, en el peor de los onanismos que es el onanismo sin goce ni alivio, el onanismo inducido por decreto. démosle a la gente un objetivo alcanzable, un camino de vaciamiento de la angustia.
con todo esto no pretendo ir en contra de ninguna medida de higiene y prevención, solo buscar vías dentro de la clausura que nos acaricien el espíritu. puede haber cuerpos sanos en medio de una pandemia, pero no los hay en medio del pandemonio.
esto no se juega en un solo tablero, esto son partidas simultáneas. y en todas hay que pensar varias jugadas concretas por delante.

Posted in Uncategorized | Comments Off on Prohibido pasear

El paseo de Robert Walser en Berlín

Se hace saber a todas las unidades que se presenta por primera vez EL PASEO DE ROBERT WALSER en Berlín
Dos únicas presentaciones
Viernes 28 y sábado 29 de febrero a las 4 pm
Con la colaboración de la librería Bartleby & Co.
Entrada-Colaboración: 10 euros
Inscripciones: robertwalser2012@gmail.com
****A los que se inscriban se les indicará el punto de salida por mail

EL PASEO DE ROBERT WALSER es una obra de teatro site-especific, caminada, donde un grupo de no más de 15 espectadores se encuentran con Robert Walser y lo siguen durante una hora y media, en aparente anarquía, por un barrio en cuestión. Durante el camino se producen encuentros, azarosos o no, teatrales o no, improvisados o no, con un comerciante, una actriz retirada, un librero, una cantante y/o con las vecinas del territorio.

Una vez paseamos por Sao Paulo y lo contaron así en El Estado Mental

Posted in Uncategorized | Comments Off on El paseo de Robert Walser en Berlín

Pasión y omisión en el eje del plata

El traductor y escritor argentino Andy Ehrenhaus leyó este texto en la presentación de Neuros Aires, ayer sábado, en la librería Lata Peinada.

a modo de consigna luminosa, cito del propio libro:

“Me sorprendía entonces y me sigue sorprendiendo que toda la experimentación que algunos escritores trabajan en sus textos se diluye a la hora de presentarlos en vivo. Ya se trate de un escritor convencional como de otro más vanguardista, ambos presentan sus textos de la misma manera. No se tiene en cuenta que la presentación de un libro o una mesa redonda son [o deberían ser, añado yo] un espectáculo“.

esperemos, pues, estar a la altura de la cita.

he leído el libro de marc con sumo placer e interés, y me parece sin duda muy valiente, por no decir osado, como todo lo que hace él, y, a la vez, divertido, rompedor y juicioso, es decir, siempre atento a tocar de peus a terra, siempre latiendo entre el seny i la rauxa, capaz de no dejarse prepotear por el obelisco ni rendirse al tango, ese retrovirus moderno. lo que más me gustó, en una primera lectura, es su lucha por salir indemne de la inmersión en el caldero de las brujas, no emerger con las manos manchadas, no quedar aporteñado para siempre jamás. para eso hay que saber caminar sobre huevos y transitar el paisaje como quien cruza el escenario de una obra conceptual escrita por y para otros.

pero debo decir que hay algo más que me sorprendió al principio y ahora, tras una segunda lectura más profunda, en la que puse el texto del revés, lo leí entre líneas, achiqué la tipografía, lo sacudí con ganas, apagué la luz, cerré la portada, etc., hay algo, decía, que ya me preocupa un poco más y es que en todo el libro no se habla de lo que más le importa a marc, en el sentido ondontológico de lo contingente y lo necesario: en neuros aires no se habla de fútbol!

bueno, sí, de pasada, y no olvidemos este dato porque es “central”, en la pág. 101 dice que “me cae bien garamona, porque es de rosario, como messi”. y en la pág. 25 menciona de pasada al Nápoles y el Milan a propósito de la milanesa napolitana. pequeñeces así, pero nada más, nada de fútbol en serio. en todo el libro! hay mucha droga, sexo y rocanrol, como era de esperar, pero nada de fútbol. lo más profundo que dice el hombre sobre fútbol es si cantar el himno en la previa a los partidos internacionales influye en el juego o no. eso es todo? por favor. no leí a fondo los otros libros de la serie (carcelona, caracaos, drogotá) pero me atrevería a asegurar que adolecen más o menos de lo mismo. pongo un ejemplo, de los muchos que jalonan el libro:

en el capítulo Neurosis en Colegiales, donde se narra uno de los hitos del antikodamismo mundial en el marco de la celebración dionisíaco-barrial del 1 de mayo, se omite ex profeso un dato esencial ocurrido aquel día, cual es que marc salió exultante de la casa de mi hermana a la calle tomada por animadores infantiles y progenitores sobreestimulados con el grito sagrado en la boca: goooool, dijo marc, y a continuación, això ja està dat i beneït, pues había presenciado en la borrosa pantalla de un televisor del siglo XIX el mejor de los goles que la pulga le acababa de endosar al liverpool en la ida de la champions. con ese ánimo, con ese gol en la retina, nos metimos en el taller electromecánico tomalino a empoderarnos de lo que es del pueblo y comer con borges por milésima vez en casa de bioy casares. y esto lo sé porque fue marc el que me arrastró casa adentro para que me arrodillara ante la repetición del tanto y me abrazara a su ilusión.

ahora bien, a mi modo de ver, esto responde a una cuestión concreta, un arcano particular del propio texto. no lo digo en clave barthesiana, ni de roland barthes ni de bart simpson ni de pat metheny, sino en aras de ofrecer al lector un atisbo de la verdad, por turbia y oscura que esta sea. bajo su capa asfáltica más evidente, bajo los baches, las bicisendas y los carriles figurados de metro-bus de neuros aires se percibe una subtrama, un subsuelo, un subestrato urbano, una cartografía oculta que no coincide en absoluto con la de buenos aires sino que dibuja el trazado de otra ciudad, como ya insinúa, sin desvelar el secreto, el inefable jordi carrión en su iluminador comentario de la contraportada: “este libro es muchos libros, porque son muchas las ciudades que llamamos buenos aires”.

el tema, amigues, es que, de esas tantas otras ciudades, surge una en particular como un grano encarnado en una espalda tersa, como un tatuaje en un gemelo, como un surubí en un lago de palermo: este no es un libro sobre buenos aires, o bajo, ante, cabe, con, buenos aires sino un libro sobre… rosario. sí señor.

y lo es precisamente porque la carencia de fútbol es el síntoma que desnuda el arcano: el problema de marc no es porteño sino rosarino y tiene que ver con que una novia lo quiso hacer canalla pero él, en el fondo, temeroso de dios, sabe que no puede traicionar a Messi, que su karma es ser leproso. porque novias rosarinas las hay a montones, a cientos e incluso a miles, pero Messi, que también tiene una novia obviamente rosarina, solo hay uno. y es del barça. y marc teme que si no se hace hincha de la lepra como el tata martino, Messi acabe yéndose al manchester city…

al principio, tot s’ha de dir, lo intentó con san lorenzo. pensó que lo más fácil era hacerse cuervo, compartir los colores y entrar en el selecto club de francisco I, marcelo tinelli y vigo mortensen, y viajar con ellos en el avión privado del vaticano allí donde el viento azulgranate los llevase, pero se suscitó un problema de papeles: lo obligaban a renunciar a su carnet del barça. que es, como la nacionalidad argentina, irrenunciable. y ahí se acabó la aventura. que marc calló, por pudor o elegancia, cubriendo ese hueco en el libro con un fragmento robado, elegantemente también, a cristina fallarás.

porque, cuál es el problema que le plantea una ciudad como neuros aires a un culé como marc? el fútbol. hay que ser de un equipo o morir. hasta borges era hincha de un club, por obra y gracia de su más cruel amigo, y ahí no valen el barça o el madrid, ni pendejadas como la juve o el tottenham. hay tantos equipos para elegir que no se puede andar con remilgos. y una vez interiorizado el estigma, eso ya no se borra más, como se vio en el ejemplo de san lorenzo.

dice marc que tanteó a atlanta, pero le pedían que se circuncidara. no sé si llegó a fantasear con chacarita o con ferro, pero hay que ser muy bravo para esos avatares, no se pueden acometer con ligereza. bravo y lonjevo, porque la suerte cae por esos barrios cada 30 o 40 años… y hay que saber vivir en la B, y hasta en la C, esos purgatorios heroicos. como dice el manual del hincha porteño: primero hay que saber sufrir, después amar, después partir y al fin andar sin pensamiento. un culé no tiene cuerpo para algo así. un culé se enferma de gravedad si el equipo pierde el porcentaje de posesión y entra en depresión profunda si un año no juega la champions. es por eso que el proceso soberanista pone nervioso a todo el mundo, salvo quizás a los periquitos, que sí podrían adaptarse a un escenario duro y hacerse de all boys o de banfield sin desmayos y acaso con mayores alegrías.

el caso es que marc entró en la deriva rosarina como quien se aparta de la sana medicina tradicional y la automedicación con antibióticos o barbitúricos para refugiarse en la amabilidad discursiva de las terapias alternativas, y cayó presa ahí de esa dialéctica binaria que le resultaba más familiar, más sosegada, menos desgarrante. pero le pasó lo de la novia y los canallas y entonces entendió que su tema era otro, o el otro, o mejor dicho La Otra Ciudad, la barcelona del peloponeso, la ciudad condal del subdesarrollo, la venecia de la soja, la brujas del sur, ese bastión de la banda oriental en tierra argenta, esa cabeza de puente de la invasión charrúa, ese lugar –rosario– central en la historia del análisis (pues nadie ignora que todos los psicoanalistas, lacanianos, junguianos o luteranos, son rosarinos) y de la poesía light de la experiencia.

ahí, en esa otra ciudad, al pie del monumento a la bandera, a orillas del paraná, por donde bajan los camalotes con tropas uruguayas camufladas, ahí se desarrolló un descomunal congreso panhispano de la lengua, un tremendo evento multipantalla y abierto a la diversidad probiótica de los pueblos y sus tradiciones folclóricas más absurdas, con multitud de ponencias, seminarios y mesas redondas de una riqueza telúrica incalculable, y consta en acta que en una de esos encuentros, cuando marc pidió el nobel póstumo para borges, alguien, unos dicen que fue un requeté carlista, otros que un académico sueco, otros más que un acalorado tertuliano merengue, tuvo el tupé, o el tupí-guaraní, de expresar, en medio de la desordenada charla, aquello tan célebre de:
marc, por qué no te caellas!

por suerte para todos nosotros, marc no se caelló y escribió también sobre eso, sobre borges en marbella e ifigenia en hospitalet, sobre la ciudad bajo la ciudad bajo la ciudad, sobre una geografía urbana hecha de estratos de lasaña, donde todas las ciudades son una misma aldea superpoblada por aborígenes centroeuropeos hambrientos de gol. qué pasó para que el anarquista lombardo, el socialista polaco, el nihilista ucraniano, el aventurero extremeño se fundieran en la figura ingenua, voraz e inclemente del hincha de fútbol? todo eso está, y no está, es decir, está al estar ausente, en el libro de marc: igual que se lee distinto el fiord de lamborghini si se tienen o no las claves peronistas esenciales, neuros aires se lee distinto en clave rosarina, que es como decir en clave yoruga y latinoamericana.

la mayor irreverencia que puede hacérsele a buenos aires es verla en su esencia latinoamericana, en su esencia indígena y caníbal, y así nos ve marc. nos ve hambrientos, desaforados, gauchescos, capaces de ir a degüello por los motivos más nimios y de enternecernos hasta las lágrimas ante un plato de chinchulines. nos ve desde europa, desde la platea del barça, desde el temor a que un minúsculo error de cálculo se lleve a messi para siempre a la pérfida albión. como los buenos toreros, marc domina su terror simulando no tenerlo, porque no tenerlo de verdad solo está al alcance de los locos o de los porteños. nadie en su sano juicio atraviesa neuros aires sin el culo en la mano. nadie en su sano juicio atraviesa neuros aires.

no sería de extrañar, y creo que averiguarlo bien merece una segunda y tercera lecturas, que carcelona fuera un texto dedicado a zaragoza (no en vano se destaca en la nota biográfica de la solapa que caellas nació en [la calle] aragón), y otro tanto con caracaos o drogotá, que seguramente versan sobre mérida o medellín. y entiendo que no las nombre directa o indirectamente, porque qué títulos iba a tener que ponerles a ese libros: miérdida? medallón? zara no goza?

a continuación, algunos ejemplos salpicados de la hermenéutica rosarino/yoruga de neuros aires:

– se menciona (p. 56) al che guevara, un conocido rosarino que, encima, se crió en córdoba, se fue al trópico y cuando volvió a estas latitudes, adónde fue? a punta del este, uruguay!
– en esa misma pág. se habla de un pesebre animado publicitado como “uno de los más grandes del mundo”; es evidente que este constructo no puede estar en buenos aires porque en ese caso sería “EL más grande del mundo”, sin la menor sombra de dudas, como la 9 de julio, que es la avenida más ancha del mundo, o rivadavia, la calle más larga del mundo, etc.
– el libro entero confluye hacia un texto final de salvador pániker sobre la literatura del self. digamos que es el téxto vórtice del libro. y es de salvador pániker, un intelectual dedicado a poner en relieve la cultura, la mística, el pensamiento orientales. un orientalista! es decir, un ideólogo del uruguayismo.
– no aparece el mate. nunca. esto resulta altamente significativo, porque la omisión no delataría tanto el carácter rosarino de la obra como su mal disimulado patriotismo oriental; al no merecer ni una sola mención, es como si el libro en sí gritara a voz en cuello: mate, mate, mate, termo, termo, termo.
– para subrayar ese corrimiento geográfico, marc introduce un concepto nuevo, el otrapartismo: en la p. 79 cita un texto de fernanda trías que dice abiertamente: “la literatura de buenos aires siempre sucede en otra parte” y, no contento con eso, en páginas sucesivas (80 y 81) tiene el golpe de genio de inventar una supuesta revista llamada, cómo si no, Otra Parte, codirigida por una tal graciela speranza, nombre inverosímil donde los haya, porque toda mujer argentina que se precie se llama gabriela antes que graciela y porque la speranza es eso “que no llega, que no alcanza, que no puede vislumbrar la tarde mansa”.
– sigamos. la palabra “rosario”, que no viene a cuento de nada, aparece 7 veces, 7 veces! la primera vez en un fragmento de ABC; en la pág. 178 está dos veces seguidas; y en la pág. 22, en un alevoso ejercicio de osadía esotérica, aparece atrapada en “Los misterios de Rosario”, título que el autor no pudo ponerle al libro porque ya estaba pillado.
– marc habla más de pescados que de vacío, entraña o cuadril, y siempre se refiere a la carne –cuando todos sabemos que se muere por un cocido– con distancia brechtiana o ironía socrática. sabido es que, a día de hoy, hay en bs as más veganos que carnívoros, pero es gente educada en las tradiciones nacionales, que no se ríe de una vaca ni a palos y mucho menos de un choripán. en rosario, en cambio, adoran a los manatíes y las sirenas de río.
– en la p. 125 dice algo de que las tipas florecen en bs as, cuando todo el mundo sabe que las tipas de neuros aires no florecen, escupen. y qué decir de las palmeritas de la tapa! si le sacamos el obelisco y el congreso, qué queda? rosario.
– el término oriental “impecable” (como en la frase: “impecable, bo”) aparece dos veces, en las pp. 50 y 139. “imponente”, en cambio, brilla por su ausencia.

hablando de ausencias, otra imponente ausencia del libro, bo, es la de spinetta, pero eso ya es arena de otro collar. abur y muchas gracias.

Posted in libro | Comments Off on Pasión y omisión en el eje del plata

Comentarios, críticas, reseñas sobre Suicide Notes

El escritor Miqui Otero escribe sobre Suicide Notes en El Periódico

El filósofo Xavi Bassas escribe sobre Suicide Notes en La Directa

“Suicide Notes és llavors un brillant i colpidor experiment escènic, de gènere indefinit, que consisteix a recuperar les notes escrites per persones, poc o molt conegudes, just abans de suïcidar-se, i en escoltar-les col·lectivament. Anem escoltant així les darreres paraules que ens van deixar per escrit aquelles i aquells que, uns moments més tard, s’absentarien d’aquest món per una decisió pensada, potser també podríem dir, per una decisió política. Paraules pòstumes que prenen força col·lectiva en aquesta obra i que compten amb música en directe”.

El crítico cultural José de Montfort escribe sobre Suicide Notes para BCN Mes

“una obra performance que mezcla el teatro, la música en directo, el videoarte y el testimonio gráfico. Todo ello para acabar en una emocionante catarsis colectiva que, a pesar del tema que trata (o quizá precisamente por ello), resulta luminosa, reconfortante”.

Posted in Es muy fácil criticar, programa algo, Raras artes | Comments Off on Comentarios, críticas, reseñas sobre Suicide Notes