El alma que ama es presa del deseo

Hoy cumples años. Toca celebrar. Somos afortunados, la fecha señalada nos encuentra a los dos en una isla. En la misma isla. Vamos a celebrar tu cumpleaños en el Teide, te digo, y sonríes. No cada año se celebra un aniversario en la falda de un volcán nacido en pleno océano Atlántico. Pero este año sí. Este año nos lo podemos permitir todo ¿Por qué tardamos tanto en llegar?

Sabes que el Teide está ahí, detrás de esa niebla, escondido tras la panza de burro. Manejo el Citroen alquilado por entre las nubes. Cada kilómetro ascendido baja un grado la temperatura hasta que, en un recodo, empieza a filtrarse la luz. Serpenteamos quinientos o seiscientos metros más hasta que salimos a un cielo que no puede ser más azul, o sea, es la idea del azul que tenemos desde niños, ese azul, azul cielo, un cielo limpio, brillante, del que desvío la mirada para no estrellarme contra su reflejo. Te pregunto, en silencio, ¿Cómo haremos para sostener el milagro de la presencia absoluta?

Nos detenemos en un descanso de la carretera y caminamos entre cactus y piedras. Decidimos que hoy no subiremos a la cima. Demasiado calor, demasiados guiris, demasiada burocracia. Nos acordamos entonces de nuestra amiga Raquel, que sabe ver la vida espiritualmente. Ella dice que los lugares de poder no son accesibles a todo el mundo. Se esconden de la marabunta, aunque a poca distancia de su aparente centro. Así las cosas, es bastante probable que el punto energético transformador del Teide no esté en la propia cima, sino en alguna falda, como ésta por la que caminamos ahora, con el mar de nubes a nuestros pies, y el volcán al fondo ¿Sabremos encontrar nuestro centro de poder?

Ahora camino detrás tuyo por un sendero rodeado de lava volcánica y resuena en mi cabeza Paricutin, el tema que Mercedes Nasta le dedicó al volcán más joven de México, el tema que el algoritmo del Spotify nos regaló y que se convirtió en un himno más de este viaje: Y si se enfría esto en mi piel / yo sé que tendré / basalto, mucho basalto / Y levantaré / pirámides en nombre del amor / pirámides de basalto. Pero en tu cabeza suena otra música, escuchas otra emisora ¿Qué sonidos sintoniza tu antena?

Pienso en André Breton, que llegó a esta isla en un barco noruego en 1935, y escribió lo que yo escribiría si escribiese: “soy en las nubes este hombre que por alcanzar a la que ama está condenado a desplazar una pirámide hecha con su ropa blanca” No es una metáfora, yo también levantaré pirámides en nombre del amor, claro que lo haré ¡Dulce condena la mía!, embobado entre el paisaje y mi amada ¿Dónde estás, que te noto distraída?

Mientras te busco juego al escondite con las almas de las mujeres guanches que levitan sirviéndose de las corrientes alisias, esos vientos del noreste que condicionan el temperamento de la isla. Mujeres guanche como Chaxiraxi, la diosa que mira el reflejo de la luna en las aguas de las playas de Chimisay y la recoge entre sus manos. Chaxiraxi, la que carga o sostiene el firmamento. Chaxiraxi, una diosa con dos x en su nombre. Una x que suena a ese sonajero de lapas que te regalaré días después. Este paisaje, estas gentes, estos aires tinerfeños los siento hospitalarios. Miro a mi alrededor y no te veo ¿Dónde estás, que te noto dubitativa?

“Pero acabaré por encontrarte y el mundo entero se iluminará de nuevo porque nosotros nos amamos, porque una cadena de iluminaciones nos traspasa”, escribió Breton entonces y yo lo replico ahora en la arena naranja marrón que rodea al cráter. Si es que existe una piedra de tristeza estoy sentado en ella, me digo mientras entierro un merkabá entre las rocas en silencio, pidiendo por nosotros, por nuestra rebelión, o lo que es lo mismo, por la libertad, la poesía y el amor ¿Será surrealista nuestro amor?

Eres un volcán, te diré más tarde, cerca del faro de Teno. Lo difícil es dilucidar de qué tipo ¿Hawaiano? ¿Estramboliano? ¿Vesubiano? ¿Pilniano? ¿Islándico? ¿Geiseriano? ¿Submarino? Me late que eres del tipo submarino, de los que surgen de los fondos oceánicos y al llegar a superficie se transforman en islas volcánicas. Eso explicaría tu fascinación por las islas atlántico caribeñas. Los volcanes submarinos suelen tener una vida corta debido al equilibrio isostático de las lavas al enfriarse y por la erosión marina ¿Será isostático nuestro amor?

Pienso en Dante, que imaginó el Purgatorio con las formas del Teide, y pienso que por alguna razón decidí empacar en la maleta un ejemplar de la Comedia. Pienso que si me sumergí por fin en su lectura en esta terraza de Garachico, frente al mar y bajo las nubes, es porque intuyo, como Breton, que contemplar una nube desde la tierra es la mejor manera de interrogar a nuestro propio deseo. Un interrogatorio que, días después, me hace llorar cuando llego a estos versos que Dante recoge de Beatriz, su amada, su guía espiritual:
“Después, igual que el fuego que va en alto
porque su forma implica ir ascendiendo
para seguir durando, de ese modo
el alma que ama es presa del deseo,
impulso espiritual que nunca cesa
hasta que goza con la cosa amada”.

¿Somos presos del deseo? ¿Podemos vivir en una cárcel de amor?

Posted in Raras artes | Leave a comment

Yo sé perder (5) un collage africano

El libro también es la expresión de un periodista cansado de los modos de hacer de su disciplina y que busca nuevas formas de contar: “Hoy en día se sigue contando África, casi exclusivamente, de la misma manera que hace 40, 50, 60 o 70 años, con los mismos clichés, con los mismos tópicos, razonamientos, las mismas supuestas verdades y racionalidades, sin enfrentarse a otras cosmogonías, a otras formas de entender el mundo, a otras sensibilidades, a otros deseos, a otras miradas, que tienen otras sociedades”, relataba Pere Ortín para ilustrar una forma de ver y representar a África que solo vive en la imaginación de los blancos, configurando aquello que él suele denominar “verdades inventadas e inventoras”.

Diez mil elefantes enfrentó a sus autores al desafío de idear una manera de recuperar una memoria no memorizada, escapando de los lugares comunes de la cosmovisión occidental: “Hay demasiada gente viviendo de los fantasmas de África, y tengo un amigo, Pep Bernadas -editor y cofundador de Altair-, que los llama “africófagos”, la gente que come de África. Es una historia que a mí siempre me ha interesado mucho desde el punto de vista del pensamiento crítico”, señalaba Pere Ortín respecto a la mirada crítica, que sin dudas supo imprimir en su libro.Por eso, para el periodista, la propia forma en la que fue construido el cómic constituye una declaración en sí misma: “Ramón y yo queremos demostrar, que entre africanos y europeos se puede construir de otra manera, se puede trabajar juntos, se puede reflexionar, y pensar críticamente juntos, con dureza, con acidez, con responsabilidad, y también con valentía. También queremos demostrar, y ojalá lo hayamos conseguido, que se puede pensar de manera crítica, apelando a la imaginación, a la belleza, y a una inteligencia emocional crítica”.

Yesterday I joined on stage two creative minds: @dromomano and @marccaellas at @anticteatre. Out of my confort zone, I shared a bit of my story, my relationship with my origines and some special desert from Ivory Coast.

My controlling part wanted to know exactly what will happen to be fully ready. The other part of myself only wanted to play around and be surprised by the improvisation. Guess what, the second one won and it was so much fun.

I have been amazed by the powerful creativity and the freedom of @companialasoledad, @_corinne_s_, @byjamonyqueso, @pereortin and Felíx Denuit.

I highly encourage you to discover their universe

Ramón Esono Ebalé, alias Jamón y Queso, es un artista ecuatoguineano, nacido un 22 de noviembre de 1977 en Nkoa-Nen Yebekuan (Mikomeseng-Kie Ntem), aunque residente en Malabo desde temprana edad y que actualmente vive y trabaja en Asunción, Paraguay. Es un dibujante e ilustrador autodidacta, que compagina su pasión por el dibujo y el comic con sus trabajos de grafista y su lucha constante contra la dictadura.

Posted in Es muy fácil criticar, programa algo, Raras artes, Uncategorized | Comments Off on Yo sé perder (5) un collage africano

¿Qué es el agua? Fisterra – Las crónicas

1

Comienza la obra con Marc Caellas y Esteban Feune de Colombi encaramados a uno de los cubos del cementerio sin muertos del arquitecto Portela. Desde allí ya nos advierten de que al acabar no sabremos qué es el agua y que no quieren aplausos porque los aplausos nos sacan la emoción de encima. Bien.

Estamos frente al mar, en una montaña y una lancha dibuja el infinito en el agua. En el grupo se escucha un murmullo. El infinito no pasa desapercibido. Subimos la montaña hacia el autobús que nos llevará a la playa donde de nuevo Marc y Esteban nos esperan en la arena como 2 chamanes en su traje de neopreno. Todos les seguimos mientras la música suena por dos altavoces que arrastran por la arena. Muy buena música. Música de agua. Me quedo rezagada y observo al grupo. Marc y Esteban parecen dos flautistas de Hamelin que con su melodía nos encantaron a todos y les seguiríamos hasta el abismo. Me gusta esa imagen demasiado. Eso es también el arte. Encantamiento. Miro las caras del resto del grupo. Encuentro sonrisas y ojos muy abiertos. La sensación en la caras de estar viviendo un momento muy especial. Cuando estás dentro de algo siempre es especial y a estas alturas estamos todos muy dentro. Menos mal que fueron buenos tipos y no nos hicieron despeñarnos por ningún abismo. Tan solo nos hicieron desbarrancarnos por la palabra MAR, con un Himno al mar enloquecido en el que como catarata y durante 10 minutos se nombran palabras que comienzan por mar. Marchitar, marinero, marinerito, marcos, maridable, maridaje, maranta, marantacio, marañar, marañero… Cuando acaban estamos todos sin aliento y todas las palabras del mar quedaron esparcidas en la arena y cada cual se lleva la suya y la gente vuelve a mirarse y a sonreír.

Pensiero profondo parola protratta ritratto promessa ritorno… es la voz de Donato Dozzy que le pega un giro a la cosa y aparece Corinne Spitalier. Y Corinne baila como solo baila ella. Baila en trance. Baila desde dentro del baile. Baila sin ver a nadie más, ella solo ve el baile. Y el resto solo podemos verla a ella. Hasta que desaparece y llegan los gaiteros y en una especie de ritual se devuelve al mar lo que es del mar para que lo limpie.

Fue más o menos así, aunque seguro me dejo algo e incluí algo que no era, pero es que el arte y la emoción no se puede contar así tan fácil. Así que si algún día ven un cartel, flyer, publicación o whatever con la pregunta ¿Qué es el agua? ACUDAN. No a por respuestas pero sí a por emociones. Y luego me lo cuentan.

Zennuah Cassás

2

Enterramos el teatro. En el fondo del mar. En la Costa da Morte. Frente al cementerio abandonado del arquitecto Portela. En Fisterra. Desde una lancha. Manejada por Julio. Lo sepultó Corinne lanzando una piedra recubierta de cenizas. Cenizas de papeles que quemamos la noche anterior. Papeles escritos con los que despedimos al teatro seguro, antiguo, tradicional, plomífero, pasado. Pesado. Enterramos al teatro en el festival Escenas do Cambio. Treinta y tres personas lo vieron hundirse en las aguas gélidas del océano Atlántico. La banda tocaba su melancolía. Dos gaitas, un acordeón y dos tambores. Luego: silencio. El splash a la distancia. Todos mirándolo desde las laderas de la montaña donde debería haber cadáveres en los nichos. No los hay. Ni uno. En su lugar hay el stencil de una negra cucaracha. Kafka en todo, siempre. Cayó la piedra. Cayó el telón. No había escenario mejor. Una mejor escenografía que esa naturaleza apabullante y serena. Tojos en flor. Abejas en flor. Corinne la bailarina gritó AYYY. Corinne, Marc y yo: ascendentes en Escorpio. Un AYYY como una danza. Que escuchamos desde lejos, que jamás arremetió tan cerca. Julio aceleró. La lancha dibujó tres infinitos en el agua. El agua como un plato. Tres lemniscatas inolvidables. ¿Land theatre? ¡Ja! Fai un sol do carallo en Galifornia. Enterramos el teatro para que nazca otra cosa. Con otro nombre. O sin nombre. O con mil nombres. Sin llantos ni aplausos. A veces nos quitan la emoción de encima. Lo enterramos en el mayor cementerio del mundo: el mar. Lo enterramos para que descanse. Lo aguamos. Para que germine. Para que se ahogue. Para que se vuelva rorcual o timón. Cardumen. El mismo mar en que un submarino alemán hundió el buque Uruguay, de bandera argentina, que mi bisabuelo belga despachó hacia Amberes desde Buenos Aires. Un obsequio para los aliados. Plena Segunda Guerra. Cargado con lino. Con maíz. Con trigo. Amo estos caminos. Estos devaneos. Gracias a los que caminan conmigo. A los las lxs. Bo camiño. Esto no es teatro. “Qué es lo sagrado de un imperio”, se pregunta la Carson: “conocer la caída”. Eso fue el estreno de ¿QUÉ ES EL AGUA? junto a grandes talentos…

Dromomano

Posted in Es muy fácil criticar, programa algo, Raras artes, Uncategorized | Comments Off on ¿Qué es el agua? Fisterra – Las crónicas

¿Qué es el agua? -Fisterra- Las imágenes

El © es de Manuel G. Vicente. Cidade da Cultura de Galicia

Posted in programa algo, Raras artes | Comments Off on ¿Qué es el agua? -Fisterra- Las imágenes

Notas de suicidio – La Uña Rota

La felicidad de publicar este libro que expande y desborda Suicide Notes, la creación escénica que sigue retumbando por donde nos permiten presentarla. Bastante loco ser portada de un periódico de tirada nacional, El Mundo. Ojalá eso acerque a los lectores a este viaje no exento de riesgos.

Lo dijo Cioran:
“Un libro debe hurgar en las heridas, provocarlas incluso. Un libro debe ser un peligro”.
O este párrafo de Henri Roorda, quien misteriosamente quedó fuera del libro.
“Amo enormemente la vida. Pero para gozar del espectáculo hay que ocupar una buena butaca. Y en la tierra la mayoría de las butacas son malas. Aunque es verdad que, en general, los espectadores son muy difíciles de contentar”.

“No tengáis prisa, sin la posibilidad del suicidio ya me habría matado hace mucho tiempo. El suicidio es un acto afirmativo, lo podéis hacer cuando queráis, ¿qué prisa tenéis? Calmaos. Lo único que hace soportable la vida es la idea de que podemos elegir cuándo escapar”.
Enrique Vila-Matas en Suicidios ejemplares

Posted in Es muy fácil criticar, libro, Raras artes, Uncategorized | Comments Off on Notas de suicidio – La Uña Rota

¿Qué es el agua?

Felices de formar parte, por segundo año consecutivo, de la programación del Festival Escenas do Cambio.

¿Qué es el agua?
Compañía La Soledad (Marc Caellas y Esteban Feune de Colombi)

Nacen de los ojos las palabras
en busca de un mar que las abrace

Artur Goulart

¿Qué es el agua? –primera obra de la Tetralogía de los elementos– es un site specific en forma de homenaje a ese misterio fascinante que representa el agua en todas y cada una de sus variantes.

Como ya ha hecho en otras oportunidades, la Compañía La Soledad entrega una propuesta de land theater, un término que tomaron prestado del arte. Marc Caellas y Esteban Feune de Colombi, fundadores del colectivo, empezaron las primeras investigaciones de esta nueva iniciativa en 2018 en La Habana, partiendo de la lectura de La isla en peso, un poema del cubano Virgilio Piñera.

A partir de entonces, acumularon viajes, textos y rituales que giran en torno al agua, dentro y fuera de ella, principalmente en islas, a la vera de un río o en ciudades marítimas. Tal fue el caso de Finisterre, donde luego de una residencia in situ gestada a raíz de su participación en Escenas do cambio 2021, estrenarán ¿Qué es el agua? Se tratará, esta vez, de un periplo que los espectadores empezarán en Compostela, cuando se trepen a un bus con destino al municipio donde se dice que termina oficialmente el Camino de Santiago.

Domingo 8 de mayo 10h
Fisterra
Percorrido: Cidade da Cultura – Cementerio de Fisterra – Playa Langosteira

Compañía La Soledad (Marc Caellas e Esteban Feune de Colombi)

Esteban Feune de Colombi nació en Buenos Aires y vivió en París, Barcelona y Ginebra y trabaja en distintas partes del mundo. Es poeta, actor, fotógrafo, editor y performer.

Marc Caellas nació en Barcelona y vivió en Londres, São Paulo, Miami, Caracas, Bogotá y Buenos Aires. Es un artista multidisciplinar cuyos proyectos se concretan en forma de libros, performances, obras de teatro o proyectos culturales que hibridan literatura, música, teatro y arte contemporáneo.

Marc & Esteban crearon en Bogotá, en 2011, la Compañía La Soledad, enfocada en propuestas escénicas itinerantes, performances y site specific, cuya pieza emblemática es El paseo de Robert Walser, con más de 150 funciones en treinta ciudades de todo el mundo.

Además, realizaron las obras Cuento mi vida (Bogotá, 2014), Come en casa Borges (Barcelona, 2016), Juego de cartas (México, 2018), Nobel a Borges (Buenos Aires, 2018), El inventor del paraíso (Mallorca, 2018), Bolaño, vuelve a casa (Barcelona, 2020) y Sin timón & en el delirio (Ciudad de México, 2021).

Posted in Uncategorized | Comments Off on ¿Qué es el agua?

Dos hombres que caminan

Presentamos el libro en Barcelona y el escritor y periodista venezolano Leo Felipe Campos nos compartió este precioso texto.

Caminante: ave chilena muy parecida a la alondra, que tiene el pico largo, algo encorvado, plumas de color gris rojizo, como el del terreno, y cola corta. RAE dixit.

He leído que es un ave que mientras vuela se detiene en los caminos al frente de los viandantes.

Se supone que del nombre de esta ave nace el Raiquén, una criatura nocturna perteneciente a la mitología chilota, del sur de Chile. El Raiquén posee un plumaje negro; un canto único, como una carcajada; una larga cola con forma de embudo y una mirada que revela una esencia sobrenatural. Se le tiene por ave de mal agüero porque en realidad es un brujo. Un brujo que se ha transformado en ave y llega para anunciar la muerte.

Sin embargo, existe una versión que enaltece su existencia. Hay quienes creen que su misión consiste en señalarle el camino correcto a los viajeros extraviados, que caminan confundidos, y lo hace con la dirección de su vuelo.

Algo parecido pasa con el Chucao, que según una creencia mapuche predice si los caminantes tendrán un buen viaje o no. Es fácil oírlo, pero es difícil verlo, porque el Chucao no se mueve por los cielos, sino por los suelos. Es un ave pequeña que se corre veloz por la tierra del sotobosque chileno. Y hay algo muy simpático: como todo caminante curioso, basta con que el Chucao oiga un sonido extraño para que quiera acercarse.

Para los lectores, el libro se consigue por acá o en su librería de confianza.

Xavi Ayén lo caminó así en La Vanguardia

José de Montfort lo paseó así en The Objective

Posted in libro, Raras artes | Comments Off on Dos hombres que caminan

La ciudad como escenario y como personaje

No me acuerdo de haber leído nunca sobre los motivos profundos que nos llevan a amar una ciudad más que otra y, a veces, contra otras. Sin hablar de los casos de amor a primera vista que, en general, no resisten la acción conjunta del tiempo y de la repetición. Creo que el amor por una ciudad se hace de cosas ínfimas, de razones oscuras, una calle, una fuente, una sombra. En el interior de la gran ciudad de todos está la ciudad pequeña en la que realmente vivimos.
José Saramago

Las ciudades no se dejan leer linealmente. Puedes intentarlo, pero ella no te dejará. Tú creerás que estás leyéndola en orden y de repente te darás cuenta de que te saltaste un capítulo.
Las ciudades sí se dejan leer al azar, aquí y allá. Con paciencia puedes unir frases que te llevan a algún significado. Pero no siempre llegas a algo que tenga sentido. Has de estar preparado para dejar las frases abiertas y completarlas más tarde o tal vez nunca. No es un argumento redondo una ciudad, siempre quedan cabos sueltos.
Clarice Lispector

Yeyé, te voy a decir algo que no le digo nunca a nadie, porque no tengo por qué. Si sales de aquí y te vas a algún sitio, que te acabarás yendo, porque esto es mierda y nada más. Si te vas a algún sitio, Yeyé, no te lleves ni fotos, ni recuerdos, ni hostias. Llévate el olor de una tía. Te llevas el olor de una tía y buscas a tías que tengan el mismo olor en todos los sitios adonde vayas. Ya te digo: ni fotos ni leches. Ni la cara de una tía, ni su nombre. No es eso. El olor de una tía. ¡El olor! Y si lo llevas lo vas a encontrar. Y vas a disfrutar mientras lo encuentras. Por eso siempre estarás en casa.
Francisco Casavella

Posted in conferencia performativa, libro, programa algo | Comments Off on La ciudad como escenario y como personaje

No hay que dar voces

NO HAY QUE DAR VOCES

El artista es un personaje sospechoso, un hombre enmascarado en la oscuridad, un viajero con pasaporte falso. El escritor yugoslavo Ivo Andric, premio Nobel de Literatura, invoca al pintor Francisco de Goya en una reflexión sobre el rol del artista y el abismo que se abre entre él y la sociedad.

El misterio del grabado desaparecido en Mataró se conecta con esta necesidad irresistible e insaciable del creador de arrancar pieza por pieza la vida y los sueños del hombre para darles forma y fijarlos con una tiza frágil sobre un papel endeble para siempre.

La Compañía La Soledad -formada por Esteban Feune de Colombi y Marc Caellas- proponen una deriva poética por distintos espacios del museo mientras el dibujante Pedro Strukelj dialoga en vivo con una misteriosa voz que reproduce a este Goya imaginado por Andric, Feune de Colombi y Caellas.

Posted in Raras artes | Comments Off on No hay que dar voces

Yo sé perder

T: gracias por haber participado

C: no dejen de intentarlo en las próximas convocatorias

T: su propuesta nos ha encantado

C: a estas alturas ya tenemos presentado y cerrado el año 2022

T: nos disculpamos por el retraso en presentar el resultado de esta convocatoria

A DÚO: PEEERO

C: seguro que la idea prosperará en otro festival…

T: en otra editorial…

C: en otra productora…

T: en otro museo…

C: en otra galería…

A DÚO: ¡¡EN OTRO MUNDO!!

T: le deseamos lo mejor

C: lamentamos informarle que no ha sido seleccionado

T: gracias por haber pensado en nosotros

C: le mando un fuerte abrazo

T: y espero esté muy bien

A DÚO: PEEERO

C: manténgannos informados de cómo evoluciona el proyecto

T: el proceso de selección es complejo

C: no se desanime

T: la propuesta es muy interesante

C: el nivel de las propuestas presentadas es muy alto

A DÚO: PEEERO

C: este rechazo no es definitivo

T: ¡seguimos!

C: ojalá que este libro encuentre su destino

T: nos han recortado drásticamente el presupuesto

C: agradecemos su generosa expresión de interés

A DÚO: PEEERO

T: lamentamos avisarle que el comité decidió, después de cuidadosos estudios, que no lo aceptará para nuestra colección

C: sentimos que no es apto para nosotros en este momento

T: le deseamos suerte con su futura carrera

C: vuelva a enviárnoslo cuando su trabajo sea consistente

T: le devuelvo el manuscrito por medio de un correo certificado

C: mantenga su buen trabajo y… éxitos

T: nadie quiere obras así de largas

C: lo sentimos, no lo tome como algo personal

A DÚO: PEEERO

T: pareces demasiado rígido, necesitas relajarte

C: querida, lo hiciste bien, pero te falta ritmo

T: la comisión artística ha valorado tu proyecto

C: la hemos estudiado con atención

T: te agradecemos la confianza en nosotros

YO SÉ PERDER / UN FESTIVAL DE RECHAZOS

¿Debe un artista saber hacer PDFs?, ¿qué es una plica?, ¿a qué convocatoria se presenta el jurado de la convocatoria?, ¿cuántas sinopsis se escriben por proyecto?, ¿cómo se supera el enésimo rechazo? Más barato que una sesión de psicoanálisis y que una botella de Jameson, Yo sé perder es un festival de propuestas artísticas rechazadas. Inspirados en la biblioteca que el escritor estadounidense Richard Brautigan –protagonista de nuestro flyer– ideó para albergar manuscritos descartados, creamos este ciclo en el que seremos los anfitriones de diversos invitados que presentarán una creación que haya obtenido como resultado dos letras que juntas configuran la contundente palabra “no”. ¡Van a por nosotros!

Esteban Feune de Colombi nació en Buenos Aires en 1980. Ha vivido en París, Barcelona y Ginebra y trabaja en distintas partes del mundo. Es poeta, director de escena y performer.

Marc Caellas nació en Barcelona en 1974. Ha vivido en Londres, São Paulo, Miami, Caracas, Bogotá y Buenos Aires. Es un artista multidisciplinar que crea proyectos que devienen libros, performances, instalaciones u obras de teatro.

Juntos crearon en Bogotá, en 2011, la Compañía La Soledad, enfocada en propuestas escénicas itinerantes, performances y site specific, como El paseo de Robert Walser, Juego de cartas, Bolaño, vuelve a casa o Sin timón & en el delirio.

Juntos acumulan unos cuantos rechazos.

______________
Colaboradores fijos:

Corinne Spitalier es una artista multidisciplinar mexicana residente en Barcelona que lleva a cabo una práctica híbrida que va del collage y dibujo, al canto, la danza y la performance.

Miriam Reyes es poeta y videocreadora. Ha publicado seis volúmenes en poesía. Desde el año 2001 experimenta con la escritura audiovisual y el recital multimedia. En 2011 comenzó el proyecto de e-poetry Prensado en frío.

Conrado Parodi es un argentino afincado en Catalunya. Poeta de la luz y lector con criterio.

Félix Denuit, filósofo y performer.

Posted in Es muy fácil criticar, programa algo, Raras artes | Comments Off on Yo sé perder