Comentarios

Nos gusta conversar.

Anímate a seguir los debates que se generan en la comunidad y a participar en ellos. No es necesario ser usuario de Teatron para publicar un comentario en cualquiera de nuestros blogs.

Anar a la pàgina:

en respuesta a: La llama olímpica de: 3 Comentarios
Madrid impostado... Uhhh, gran tema, me faltan datos, solo tengo impresiones y conversaciones con público madrileño. El tema es largo, espinoso, delicado... Hay sobretodo tres centros públicos que acogen un teatro antes fuera de las instituciones: conde duque, matadero y Canal... Ahora Madrid bulle en cartelera, internacional y moderna... Cierto público dice que está encantado, que va mucho al teatro, que tiene sus abonos y puede ver lo que nunca vio en Madrid. Incluso comparan el Lliure de ahora con el Canal.... lo que tiene lógica ya que lo dirigió la misma persona. Hemos visto a la Valenciano en Matadero, viene Fabre, viene Protokol, vino Liddell, Madrid es ya capital europea y parece engrasada en ese circuito de 1ª escénico continental. Incluso eso se expande y compañías españolas tienen cabida en esas programaciones... Todo parece que es para bien. Icluso el Español se suma con su pildora radical.Pero todo también está lleno de desmemoria y de espacios como los que Google Maps cubre de verde cuando hay algo que no se quiere ver. Tan solo dos temas: qué pasa con el teatro independiente, con las salas de medio y pequeño formato... Otra es, se nos olvida que Canal está dominado por una empresa con CLECE. Que el PP ha conseguido hacer con la cultura como con la sanidad, entras a un hospital y te vas a la parte privada o a la pública: entren en la página de Teatros del Canal y sabrán lo que digo. CLECE es una empresa que limpiaba los retretes del Teatro Albeniz... de cultura saben lo que yo de nigromancia... simplemente se ha convertido en un holdin al ámparo de la cercania de la comunidad de madrid.... Algún día alguien podría sacar a la luz como fue el concurso por el que CLECE se quedó con Teatros del Canal... Y ahí entra la impostación, en ir tan tranquilos y contentos a los teatros del canal, creer que como público es bueno que accedamos a una buena cartelera y no tener en cuenta la coyuntura política por un lado y el hecho escénico como algo más amplio que el sentarse en una butaca. No sé si me explico. El tema es complicado, hablo de impresiones y no de convicciones contrastadas y bien firmes... Espero no molestar a nadie, nada más lejos de entrar en polémica... Simplemente, algo bulle en mi base estomacal madrileña con el contento general amnésico y generalizado que me suelo encontrar ultimamente. Y por supuesto, quiero ver a las Huecas, eso es lo que quiero... A ver si en este panorama que parece expansivo y positivo este tipo de movilidad se agiliza y es posible... ójala... Espero haberme explicado.
en respuesta a: El Teatre Arnau, entre el pasado y el futuro de: 4 Comentarios

Anar a la pàgina: