De H a . en 4244 caracteres y algunas fugas.

De H a . en 4244 caracteres y algunas fugas. 

Hacer siempre implica la posibilidad de no haber hecho. Por otro lado, la acción es una capacidad individual que se puede convertir en algo común o comunitario; un hacer desde la invitación, la abertura, la disponibilidad, la co-mplicidad, co-mpañia, co-relación, co-existencia y escucha. Me retumban palabras de filósofas que hablan de la acción como un principio de libertad (1). Y vuelvo a esas palabras cuando era adolescente y hablábamos de responsabilidad con los amigos. Vuelvo a ese consejo en el que nos dábamos el soporte de hacer lo que nos diera la gana desde la responsabilidad que eso conlleva. Estoy con la habilidad de responder, la responsabilidad, contándome que su relación con la acción es implícita e incuestionable.

De no haber hecho, nada de esto hubiese ocurrido. Otras cosas hubieran pasado. Me encantan aquellos ejercicios en sesiones de improvisación e investigación en los que te concentras en el montón de cosas que podrías hacer. No escojas el primer impulso. Escoge el segundo. No escojas ninguno y mira cuál es la decisión de tu cuerpo. Visualiza todas las posibilidades que tiene este estar. Transfórmate en potencia. Incluso, ahora, me visita Meyerhold (2) con eso de que para ir de A a B en un escenario, existe un trayecto que merece de tu atención. Ir de A a B viendo como A1, Av’ ,A¶, &, ~, 0… mueren en el camino hacia B. Bergson (3) utiliza a Zeno y Massumi (4) utiliza a Bergson hablando de Zeno e informan de la paradoja de la flecha de Zeno (5) en relación al movimiento y la percepción: “la flecha que va de A a B despliega de un solo trazo, aunque en una extensión determinada de duración, su indivisible movilidad” (Bergson, p.25) y sigue diciendo que “la ilusión precede de que el movimiento, una vez efectuado, ha dejado a la largo de su trayecto una trayectoria inmóvil, con la que se pueden contar tantas inmovilidades como se quiera”(p.26). Bergson diría que no vemos la duración pero que la sentimos. Finalmente, la duración es el movimiento y “un movimiento único es completamente, por hipótesis, movimiento entre dos paradas”(p.26). Y, me decido a hacer una pausa en la siguiente frase “When we think of space as “extensive”, as being measurable, divisible, and composed of points plotting possible positions that objects might occupy, we are stopping the world in thought. We are thinking away its dynamic unity, the continuity of its movements. We are looking at only one dimension of reality”(Massumi, p.6).

Entender ese trayecto, esa multidireccionalidad, multitrayectoria y, a la vez, su concretud, su ya existencia como trayecto es importante, para mí, para entender el contexto del que formo parte. Hacer política es romper esa dirección de alguna forma y, a la vez, es permitir que la dirección siga existiendo en relación a esos finales. Las pausas teatrales son simplemente espacios de encuentro común, son espacios donde nos reunimos otra vez a partir de la atención y del devenir. Aunque sigamos, cada vez somos más conscientes de que estamos en movimiento, hacia un lugar… La responsabilidad sería la capacidad de reconocer ese movimiento, esa acción ya implícita en toda persona que es el existir en un mismo espacio. Ver y corroborar esa trayectoria. Hacer una pausa e incluso dejar que esa pausa se convierta en el ya existente devenir de la acción.

¿Cómo definimos un movimiento? Karen Barad (6) sale a escena vestida con sus pantalones y su americana negra y suelta una charla sobre física quántica, tiempo y responsabilidad que me deja pasmada mirando al cielo, mirando mi pierna, mis dedos, escuchando, oyendo y alojando células que viven conmigo y sin mi. Son estas mismas células las que alimentan mis venas, mis ganas y mis movimientos. Son la cinética de aquello que hago. Mi movimiento no es sólo mío. Es la representación de un movimiento que me precede. Y puede hasta que no sea un movimiento humano. Ni vertebrado. Ni nada de nada. Puede que venga de esa cosa sin nombre.
Y la acción vuelve como una capacidad que es dada y de la que uno toma conciencia. Turn your fucking head. Vive con la potencia de aquello que en lugar de partir ya ha vuelto. De aquello que ha finalizado pero en el que tú solo estás empezando. Genera políticas del devenir. Piezas del devenir.

 

  1. Hannah Arendt, La condición humana. Libro disponible en: https://clea.edu.mx/biblioteca/Arendt%20Hanna%20-%20La%20Condicion%20Humana.pdf
  2. Meyerhold, V.E. “Teoría teatral”. Editorial Fundamentos. 7a Edición. 2003.
  3.  Bergson, Henri. “Memoria y vida”. 1957. Libro disponible en: https://monoskop.org/images/b/be/Bergson_Henri_Memoria_y_vida.pdf
  4. Massumi, Brian “Parables for the virtual”. Dukle University Press. 2002. Introducción disponible en: http://www.brianmassumi.com/textes/Introduction.pdf
  5. https://es.wikipedia.org/wiki/Paradojas_de_Zen%C3%B3n
  6. Conferencia de Karen Barad: “Re-membering the Future, Re(con)figuring the Past: Temporality, Materiality, and Justice-to-Come” Disponible en: https://youtu.be/cS7szDFwXyg?t=7m51s
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a De H a . en 4244 caracteres y algunas fugas.

  1. Carlota Mantecón dijo:

    Esto puede sonar algo simplón de entrada pero lo primero que me sale es un
    GRACIAS como la copa de un no-pino. Un Sauce. Frondoso. Con peso. Con mucho movimiento. Una materia solida llena de posibles direcciones y de potenciales movimientos, cuando es movido por lo otro. O él otro. El viento y su acción.

    Es esa acción en cadena la razón de mi respuesta a éste post. Después de, es decir ahora, sigo percibiendo la huella de una acción o de varias acciones generadas aquí en la isla. Todas resuenan dentro de mi cuerpo. Soy un gong vibrando dentro de una habitación cerrada.

    Y leo:

    “De no haber hecho, nada de esto hubiese ocurrido”

    De no haber leído esto nada de lo que estoy escribiendo estaría aquí ahora.
    La acción, deja una huella en los cuerpos quienes las reciben/ perciben. El viento mueve las hojas del Sauce, las balancea sin querer, el sauce se mueve… Se haya quí el accionar en cadena.

    Algunas de mis futuras lecturas estarán irremediablemente afectadas por estas referencias que has dejado aquí. El devenir de la acción en cadena.

  2. Completo aquí mi primera respuesta

    (…) en los cuerpos (de) quienes las reciben/perciben (…)

    Se haya (aquí ) el accionar en cadena.

Los comentarios están cerrados.