Pascual: dar lo mejor

La leche Pascual es una leche producida en las zonas del norte de España. La marca representa, sin lugar a dudas, entre otros nombres, el imperio de la leche. Durante décadas, nadie ha dudado de que la leche Pascual sea indispensable. En la mayoría de bares (ahora en adelante “teatros”) no se duda que hay que tener Pascual. Todos los teatros lo tienen.

De todas formas, en los últimos años han surgido una gran cantidad de casos de intolerancia a la leche (Pascual) y se ha puesto en cuestión la leche como un básico en nuestro crecimiento. Debido al surgimiento de tanta gente con intolerancias, empiezan a surgir necesidades ciudadanas de producir otro tipo de producto que no sean Pascual ni derivados. Recientemente, se da importancia y se exige que exista otro tipo de consumo que no genere a la gente irse al lavabo debido a su intolerancia que afecta directamente su proceso de digestión y sus formas de convivir.

El bienestar ya no sólo pertenece a Pascual sino a una inclusión de visiones que excluyen la opción de tener indigestión por tomar leche sin, para ello, ser tomadas como “enfermas”.

Y, pese a que nadie ha tenido los privilegios de poder cuestionar el imperio de la leche, ahora podemos pedir otras formas de digerir y consumir productos. Ese privilegio no puede ser desprestigiado por ser “personas mimadas”. De hecho, la empatía a personas con intolerancia es complicada. De todas formas, espero que nadie tenga que pasar el dolor de barriga, la diarrea y la precaución que conllevan ciertas intolerancias.

Pascual es un imperio que acarrea una explotación de capital público por su propio bien, mientras un montón de factores de la producción viven en condiciones precarias y Pascual se lo mira del lugar intocable que genera el hecho de que nadie te ha hecho ver más allá de tus tierras ni de tu propia posición. Pascual ha sido salpicado por una demanda de personas que piden otro tipo de productos sin él poder entender que hay otras formas de existir. Sin que otras personas entiendan que hay otras formas para co-existir. De hecho, en diciembre del 2017 se publicaba en “Economía digital” que Leche Pascual estaba en crisis ya que el imperio de la leche también lo estaba.

El declive es mundial y se explica por un cambio en los hábitos de consumo. “Hay una confluencia de factores. Hay más preferencia por los zumos vegetales y de frutas. La población joven, que tradicionalmente es la que bebe más leche, también se ha reducido” https://www.economiadigital.es/directivos-y-empresas/pascual-perdidas-resultados-23-millones_524993_102.html

Recientemente Leche Pascual cambia su nombre por Calidad Pascual centrada en nutrición y salud. Entienden que si quieren seguir existiendo tienen que entender el contexto en el que están y el impacto ético-ambiental con el que trabajan. Su logo es “Dar lo mejor”.

Dar lo mejor a Pascual.

Suerte que tienen el Certificado de Bienestar Animal y que pueden hacer anuncios tocando a las vacas y diciendo “Que bonita eres”.  Hay otros certificados en camino pero Pascual se ha ido con su nombre y su dinero a otra parte.

Los cuerpos cambian, las personas crecen en contextos distintos y con necesidades distintas. Ofrecer opciones y ser sensibles. Entender que hay un dogma alrededor de la leche y que Pascual era intocable hasta hace poco, cuando una mujer compartió su dolor aunque hayan pasado los años. Y a ella le decían “si quieres ser mayor y crecer sana, tienes que tomar leche Pascual”. Hasta que se dio cuenta que su cuerpo le estaba contando otra cosa. Que le chupen la ceja a Pascual. Ella quiere otra cosa. Y muchas quieren otra cosa. Y los teatros tienen que escuchar eso.

No debo tragarme un café con leche Pascual si lo que quiero es un café con leche de avena ya que mi sistema digestivo lo aprecia enormemente. Sobre todo si el servicio en cuestión quiere o pretende ser un servicio para todas. Si estamos todas, hay que tener mucho más que sólo de ese tipo de leche que salpica a la mínima que te despistas.

Y hasta aquí.

Café de las 11:30

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

3 Respuestas a Pascual: dar lo mejor

  1. Clara dijo:

    Avena para todas ya.

  2. bea dijo:

    o sin leche…

  3. quimbigas dijo:

    O con opciones y sin imperios. 🙂

Los comentarios están cerrados.