Mateo Feijóo presenta el nuevo proyecto CIAV y su programación hasta julio

La delegada de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, acompañada por el director artístico del CIAV durante la presentación en el Matadero de su programación / Víctor Lerena (EFE).

La Concejala de Cultura Celia Mayer desautoriza a su equipo con la explicación de la marcha atrás en el cambio de nombre de las salas Fernando Arrabal y Max Aub.

Ayer se presentó el Centro Internacional de Artes Vivas de las Naves Matadero (CIAV) dirigido por Mateo Feijóo, María José Manzaneque y Almudena Ávalos. Tan sólo fue presentado por el propio Feijóo acompañado por la Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Madrid Celia Mayer.

El acto tuvo lugar en la Nave 11. Lugar de la disputa vivida estos días ante la decisión de la nueva dirección de cambiar el nombre puesto por la antigua dirección de Pérez de la Fuente que designaba esta nave como Sala Fernando Arrabal y a la Nave 12 como Sala Max Aub. Disputa que justo la noche anterior a la rueda de prensa, ante una presión en redes en las que estuvieron presentes tanto cargos en el consistorio del PSOE y el PP como el propio periódico El País, fue abortada por una decisión unilateral de la Alcaldesa Manuela Carmena de mantener los nombres de estos dos exiliados de izquierdas del franquismo y voces prominentes de la primera y segunda mitad del siglo XX correspondientemente. La noticia, lógicamente, salió aquí en torno a la media noche del lunes 16. 

La rueda de prensa comenzó con un pequeño acto de spoken, rap y street-dance a cargo de Co-Lapso, programados del 17 al 19 de marzo en esta misma Nave 11. “I’ve flow, I’ve flow, I’m ready to go” espetó el cantante acabando el breve número que fue muy aplaudido en una grada repleta con más de trescientas personas, algo inusitado para una rueda de prensa y que solo puede explicarse por la polémica durante toda la semana anterior a la rueda. Polémica en la que un sector del teatro madrileño, más arraigado al teatro de texto, de autor o tradicional (etiquetas según quien lo explica), denunció que esta nueva etapa les dejaba sin un espacio de exhibición necesario para ellos en la capital del Estado. El aplauso dejó claro que una buena parte de la ciudadanía congregada en la rueda también había acudido en apoyo al proyecto dirigido por Mateo Feijóo. También eran visibles en la grada caras conocidas de otras corrientes como Paloma Pedrero, Jesus Cracio o Cabal.

Comenzó el turno de palabras con una breve declaración de Mayer en la que destacó que “por fin tenemos en Madrid un espacio dedicado a las Artes Vivas en una ciudad que siempre fue cuna de la vanguardia”. A lo que añadió, “quiero destacar el nuevo modelo de financiación ya que por fin deja de ser a taquilla y todos los artistas que estén en Matadero irán a caché” (más tarde Feijóo aclaró que esto es viable porque no se programa de martes a domingo y que además el uso de los espacios no será solo el dedicado a la exhibición).

Mateo Feijóo, consciente de la tensión vivida durante toda la semana y representada en las gradas, comenzó diciendo “Estoy nervioso, no suelo estarlo. Siento la necesidad  de contar muchas cosas. Por eso voy a leer, no suelo hacerlo. Os confieso que nunca me ha costado tanto pensar en cómo presentar un proyecto, nunca había visto la performance tan a flor de piel”, declaración tras la que Feijóo leyó un texto de quince minutos muy preparado basado en la defensa del criterio artístico y que puso como modelo la gestión independiente del poder político de los centros de creación europeos. Texto en el que también definió nuestra sociedad en dos palabras: miedo y ruido. Una “sociedad de la opinión” que el Director criticó por no dar excesivas soluciones. Criticó asimismo la cultura española como atrasada poniendo de manifiesto que todavía no hay en este país un Plan General de Cultura, y denunció la cultura escénica española resaltando la inexistencia de compañías o/y artistas residentes en los centros públicos. Pidió en tono conciliador que se diese espacio a la tranquilidad y la respiración que son las que permiten la contemplación, requisito indispensable para poder pensar. Acabó el texto apoyándose en una lectura del momento histórico y político actual “cuándo vamos a darnos cuenta de que estamos en un proceso que no tiene vuelta atrás”, argumento que llevó a lo escénico diciendo a continuación “que lo que es importante es la búsqueda, el proceso. Y no el resultado”. En esos momentos invitó a los artistas presentes programados a acompañarles en escena. Una docena de artistas que, aunque no se les dio la palabra en ningún momento ni fueron preguntados por los periodistas, estuvieron desde ese momento y hasta el final presentes.

Ahí Feijóo dejó la lectura y explicó brevemente el proyecto que sustentaba la programación presentada de marzo a julio en un programa que fue repartido al inicio de la rueda de prensa y que pueden consultarlo aquí. “Me presenté a un proyecto en el que el objetivo era integrar las Naves 11 y 12 al proyecto general de Matadero como centro de creación contemporánea. Lo presenté y lo gané, y voy a intentar llevarlo a cabo”, explico Feijóo, haciendo hincapié en los nombres de las Naves con cierto espíritu reclamatorio.

Feijóo resumió el proyecto en tres líneas básicas. La primera, el carácter interdisciplinar, creando para ello en Matadero un espacio de encuentro entre artistas de diferentes disciplinas y fomentando las residencias. La segunda, las producciones o coproducciones, “hay que apoyar a artistas que no tienen visibilidad internacional, artistas que además no pueden llevar su trabajo a cabo por falta de medios. Debido al presupuesto solo haremos una coproducción este año”, coproducción que no estaba especificada en el programa entregado  y que Feijóo no desveló. Y el tercer punto Feijóo lo centró en la exhibición, “soy consciente de que estamos trabajando en un espacio escénico y acojo esa responsabilidad”, afirmó.

Para acabar, y ya de manera más libre al no estar leyendo, Feijóo destacó su voluntad de traer artistas nacionales que estaban trabajando fuera. Algo que todavía no está reflejado en un programa que sólo cuenta con dos creadores españoles en escena (ver aclaración en comentario más abajo), Khaled y Aitor Saraiba, éste último con un proyecto “El muro de los sueños y las pesadillas” en el que Saraiba, artista plástico, trabaja con los sueños que le relatan hijos de refugiados llegados a Madrid. Reiteró el atraso de este país escénicamente comparado con el resto de países europeos, apuntó la importancia de crear un espacio de diálogo entre creadores y también entre creadores y espectadores y acabó apuntando que su programación también incluye música y teatro de texto (haciendo referencia al montaje que podrá verse el 6 y 7 de julio de Milo Rau y CAMPO, “Five easy pieces”).

El Director del CIAV para cerrar su intervención, antes de dar paso a las preguntas, acabó con esta frase: “No tengo porqué estar aquí, estoy porque gané un proyecto. Si la profesión de este país considera que no tengo que estar aquí, me voy mañana. Ahora bien, si me quedo es para desarrollar el proyecto que se aprobó”.

EXPLICACIÓN EN DIFERIDO DE MAYER

La primera pregunta de los periodistas pidió explicaciones sobre el cambio de nombres de las salas que se podía ver en la cartelería de Matadero (habían desaparecido los carteles de Fernando Arrabal y Max Aub y habían sido sustituidos por otros que denominaban estos espacios como Naves 11 y 12). Aquí la respuesta de Mayer, con un desparpajo propio de una Cospedal diferida y dejando declaraciones de su equipo que habían defendido el cambio de nombres en solfa, dijo: “Es cierto que se ha generado mucha polémica y no me gustaría que esto tapara la presentación del proyecto. Se ha producido una confusión entre el nombre artístico de las salas y el nombre oficial pero ya está aclarado, en cuanto nos enteramos del entuerto, y sí, se mantienen el nombre tanto de Fernando Arrabal como de Max Aub”. Al preguntarle entonces porqué había desaparecido la cartelería mencionada Mayer respondió: “Una concejal no está para quitar y poner carteles”. Ante esta polémica Feijóo, que parecía no estar cómodo con la quina tragada, dijo que no tenía nada que ver con ella y declinó hacer cualquier comentario.

La rueda de prensa en esos momentos varió y cambió su finalidad informativa para los medios pasando a escuchar e intentar responder a un sector airado de la escena madrileña. Comenzaron las preguntas por parte de la ciudadanía presente en el acto:

-“¿Por qué si el Ayuntamiento está haciéndonos votar sobre la Plaza de España no nos ha consultado sobre esta decisión que deja al teatro de texto fuera de Matadero?” Aquí Mayer dijo que lo tomaría en cuenta, que se “necesitaban mecanismos para el debate cultural” y Feijóo se soltó con un “pues a mí no me lo parece, lo siento, que opine todo el mundo sobre determinados temas no es operativo”.

-“Para que entendáis lo que supone que el teatro de texto no esté en esto teatros es como si sacarán todos los cuadros del Museo Reina Sofía”. Este comentario no suscitó ninguna respuesta.

-“Yo hice aquí un montaje de teatro de texto con cuatro gradas rodeando el espacio. ¿qué otro espacio hay en Madrid público, del Ayuntamiento, con estas condiciones para poder mostrar los trabajos con esta calidad?”, pregunta difícil, que tocaba el núcleo central de las reivindicaciones muchas veces mal expresadas durante esta semana por un sector de la profesión que deberá contestar el Ayuntamiento con una política de espacios escénicos diferente hasta la ahora llevada a cabo. Madrid tiene un problema de exhibición lastrado durante años que alguien tendrá que acometer.

-“¿Por qué habéis echado el teatro de este sitio? Costó mucho que el público lo conociera y viniera…”

En este punto, Getsemaní de San Marcos, Directora de Programas y Actividades Culturales del Ayuntamiento de Madrid decidió dar un paso adelante y coger la palabra para manifestar que el uso del término “artes vivas” ya ha estado presente en contextos teatrales de Madrid, que según su opinión y experiencia el término no está peleado con el teatro. Puso como ejemplo el Festival Escena Contemporánea que en su última edición llevaba el epígrafe de “artes en vivo” y a la codirectora de Teatros del Canal que dirigió antes el departamento de Artes en vivo del Museo Reina Sofía. Amplificó su argumento a nivel nacional y puso como ejemplo el uso del término que se hace en el Festival BAD de Bilbao. Aprovechó también para manifestar “creo sinceramente que es inerte enredarse en términos de lenguaje que al final solo consiguen enfrentar a la profesión” y pidió que “nadie se apropiase de la palabra teatro”.

Ante una pregunta de un periodista a  Feijóo sobre la programación presentada, éste declaró que no había tenido tiempo desde el fallo del concurso hasta ahora para montar una programación como a él le gustaría y más cuando “muchos de los artistas a quienes he llamado ya no tenían fechas para venir”. Destacó la programación de Susanne Linke, creadora alemana que está impartiendo un taller donde participan siete bailarines de la Compañía Nacional y que el día 10 de abril protagonizará un encuentro en la sede de la Universidad Carlos III en Puerta de Toledo en el que estará acompañada por el portugués Rui Horta. Destacó, asimismo, que su proyecto va a intentar utilizar espacios infrautilizados en Matadero como el vestíbulo de la Nave 11 que hoy inaugura hasta el 30 de abril la exposición de “30 años de la Historia del Teatro-danza de Alemania” sufragada por el Goethe.  Y destacó por último la participación del artista galés Cai Tomos que estará trabajando durante un año con la asociación Debajo del Sombrero. Para cerrar la explicación sobre este punto, aprovechó de nuevo Feijóo para reiterar que debemos poder respirar, que debemos mirarnos en Europa y que su proyecto está basado en el individuo.

PRESUPUESTO FANTASMA Y LA DESAPARICIÓN A MEDIAS DEL FRINJE

Ante otra pregunta de los medios sobre lo que ha supuesto la separación tanto en equipos como presupuestariamente del Teatro Español y las Naves de Matadero en una nueva estructura en dos centros, la Concejala de cultura Celia Mayer tuvo a bien responder: “No lo sé”. Cuando se le increpó que era deber del Consistorio ofrecer esa información y venir a la rueda de prensa con esos datos trabajados, volvió a decir: “Es que no lo sé, luego si eso preguntarnos y os decimos”.

Algo que TEATRON ha hecho, demandar cifras al Ayuntamiento y que amablemente nos han ofrecido en primicia:

Presupuesto para actividad cultural del Teatro Español 2016 (naves incluidas) dos millones euros.

Presupuesto para actividad de Teatro Español 2017 contando con salarios de dirección en torno a 1.400.000 euros.

Presupuesto para la actividad del Nuevo CIAV 2017 contando con salarios de dirección: 1.200.000 euros. (Esta última cifra sí se adelantó en la rueda de prensa y Feijóo matizó que tan sólo 600.000 eran dedicados a pura programación ya que había otros costes salariales que cubrir).

En total, para la actividad cultural la separación en dos centros diferenciados ha supuesto un incremento de 600.000 euros aproximadamente. Es una cifra parcial ya que quedan muchas dudas que resolver. Como por ejemplo el equipo técnico, por informaciones no oficiales que TEATRON tiene y viendo a los técnicos de la rueda de prensa todos con el chaleco del Teatro Español,  parece que el equipo técnico seguirá siendo el mismo para ambos espacios. Algo que llama especialmente la atención ya que no parece muy lógico y aconsejable no contar con un equipo de dirección técnica propio dentro de la estructura operativa del nuevo CIAV.

Ante la responsable de medios del Ayuntamiento que quería acabar con las preguntas y dar por finalizado el encuentro Feijóo manifestó “si hay más preguntas yo de aquí no me muevo”. Algo que motivó una pregunta sobre la posible desaparición del Festival Frinje, festival estival que tenía lugar en las Naves de Matadero y era organizado por el Teatro Español. Getsemaní de San Marcos hizo un recorrido rápido por la historia de este festival creado por Natalio Grueso en 2012 que comenzó en Conde Duque, para el que no hubo concurso alguno y del que era dudosa su adecuación al espíritu del festival de Edimburgo que le da nombre ya que éste es un festival off que ocupa toda la ciudad escocesa y no un festival que tiene lugar en un solo espacio. Después de desmontar la idoneidad de este festival (y tras insinuar un posible cierre del ciclo Un mirada al mundo y similares en el CDN que trajo a colación de manera un tanto abrupta), dijo “nos estamos planteando recoger lo que tenía de bueno el proyecto con otros espacios de Madrid y poder darle una vuelta”, algo un tanto incomprensible ateniéndonos a su explicación anterior.

A partir de aquí, la rueda de prensa fue perdiendo modos tanto por los participantes como por el propio Feijóo y pasó al nivel de las chanzas y las anécdotas.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

11 Respuestas a Mateo Feijóo presenta el nuevo proyecto CIAV y su programación hasta julio

  1. Sonia dijo:

    No sólo los técnicos que son los mismos, empleados de Madrid Destino y rotan si hace falta entre todos los espacios de Madrid (Fernán Gómez, Español, Price…), sino que si no me equivoco el Jefe de Producción del Español sigue siendo el mismo, ahora Jefe de Producción del Español y también de Matadero. Supongo que habrá otros muchos puestos así que aún no se han separado. A ver si alguien tiene más información. Gracias.

  2. Miguel dijo:

    Simplemente un comentario:
    si tenemos que guiarnos por El País estamos aviados. Lean:
    http://cultura.elpais.com/cultura/2017/03/07/actualidad/1488897086_365752.html
    Yo creo que ya está bien. Ya es suficiente, hablemos claro, Raquel Vidales ha estado años trabajando para Pérez de la Fuente, fue, por ejemplo, su jefa de prensa cuando éste era director del CDN. La manipulación que está realizando con este tema, la posición nada periodística que tiene ante lo que está pasando va mucho más allá de la ética periodística. Se le ve el diente antes de abrir la boca. Qué pena da El País, qué pena de Madrid. Vidales, por favor, distancia, equilibrio, periodismo

  3. Miguel dijo:

    Gracias, yo estuve allí y está bien reflejado. Lo que me gustaría matizar es que Getsemaní de San Marcos, que yo sepa, no “insinuó” el cierre de ‘Una mirada al mundo’, sino que lo usó de ejemplo, diciendo que, en el hipotético caso de que la dirección del CDN cambiara, posiblemente cambiaría con ella toda la programación, incluyendo este tipo de iniciativas. De esa manera hacía un paralelismo con Matadero al indicar que el cambio de dirección conllevaba que Frinje no tuviera cabida en ese espacio. Gracias de nuevo por escribir sensatamente sobre el encuentro.

    • pablo dijo:

      Es cojonudo que además en la sección de editorial de El País, donde el medio opina, no se aceptan comentarios. Lógico, por otro lado, si cargan las tintas hasta la mala educación como en este caso llegando a decir: “Tiene las trazas del bravucón adanista..”

        • Sonia dijo:

          Tato Cabal:

          “bien podrían formar parte de la misma pandilla de amigos; a juzgar por los disfraces, se repartían en el estrecho arco que va del grafitero urbano al hípster.”

          “mira que les gustan los juegos florales palabrísticos; si no fuera por lo elemental de las invenciones tendríamos que acabar todos con un diccionario. Por ejemplo: paisaje sonoro es que ponen un equipo de sonido”

          “No entiendo esa aversión de los vanguardistas por lo almacenable, pero no me parece preocupante mientras no alcance al campo de la alimentación, en concreto a los almacenes de ibérico de bellota.”

          No tiene desperdicio.

  4. pablo dijo:

    FE DE ERRATAS: Incluyo la compañía de baile urbano Co-Lapso, que estarán programados del 17 al 19 de marzo en la Nave 11 como particpitantes patrios, españoles, en la programación del CIAV. Integrantes: Elihú Vázquez, Miguel Mateos, Miguel Ballarín y Juan de la Torre. Estarán trabajando en torno a la instalación cinética automática “Siren” del artista y compositor inglés Ray Lee. Disculpas por el despiste y por las sensibilidades que pueda haber herido.
    Pablo Caruana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *