Que nos dejen actuar, ¡los catalanes hacen cosas!

Uy, ¿yo? ¿escribir? ¡Pero si no soy rusa, ni finlandesa, ni belga, ni Periodista! P de Prensa… ¡menuda responsabilidad (y menuda irresponsabilidad últimamente en algunos medios)!

Sentirme potencialmente juzgada me mea encima rápido. Soy catalana (“gente de paz”) pero tengo miedos, algunos absurdos y otros más que justificados. No querría que nadie me tratara de intrusa, quede claro antes de empezar que “soy amateur y hago esto por placer” como diría Rubén Ramos Nogueira. Hemos dejado de leer (y de escribir bien algunos), pero a veces cuando lo hacemos replicamos como caníbales. Eso es así, también. ¡Cuántas ganas nos tenemos y cuánta empatía nos falta!

¿Si fuera P, qué P fuera? Yo le diría a Raffaella Carra que todas las posibles Ps propuestas en los festivales me parecen más que apetecibles, pero que hay que saber llevarlas (y también respetarlas). ¿Puedo seguir escribiendo, Soraya?:

La P de Público en el festival TNT parece haber crecido en cifras (el doble de butacas respecto al año pasado decían), y eso es de agradecer y de aplaudir. En la edición anterior el pescado estaba casi todo vendido a los Programadores antes de abrir la veda a las entradas anticipadas, y eso no mola. O Feria o Festival o ambas, pero que quede claro. No sé cuánta gente de Terrassa acudió al evento, ni tampoco el número de espectadores sin más (ni menos), pero me gustaría saberlo. La propuesta de Agost produccions para la Caravana de Tràilers del TNT2016 iba en esta línea que me parece interesante, e importante tener en cuenta. Lo que está claro es que se petó, así que bravo.

La P de Programador me dio grima la edición pasada, por su supuesto status y superioridad, por tener reservadas de antemano unas entradas que quizás ni acabarían utilizando; por ocupar localidades porque sí y por sí. Porque gracias a ellos no pude entrar a ver lo que quería, tampoco desde donde quería y con quién quería. Pero las ferias, como los festivales, también son importantes y dan de comer a los que nos alimentan el alma así que adelante: ¡a programar y a distribuir lo visto!

Artista no lleva P…¿no? ¡Todo se andará!

Aunque la peor P ahora mismo es la de Piolín siempre hay quienes la superan (y la dirigen). Y es que cuando se juntan dos Ps eso ya… ni es política ni es justícia: es fascismo, violencia y represión a la P más importante: la Persona. #HolaDictadura #AdiósDemocracia

¿Qué pasa cuando un “artista desnudo” (#enpecadoconcebido), en este caso el gran y queridísimo Conde de Torrefiel, se pasa una bandera de EsPaña por el forro de su “sexo” en un supuesto espacio de titularidad pública ensayando a puerta cerrada? Esto, hoy en día y 40 años después, resulta ser una auténtica responsabilidad (a parte de una supuesta “chabacanería”). ¡Con la P de Política hemos topado! Ay “El Mundo”… ¡el mundo está muy loco Teatro Principal de Palma! Los que tienen dos Ps por bandera que repitan conmigo lo dicho: “Democracia”, “Tolerancia” y “Respeto mutuo”. Ahora un minuto de silencio y después al rincón de pensar eterno. Pues eso, que Palma también lleva P, complicado. Habemus un problema gordo y da miedo, pero hay que seguir dando soporte a espacios que, aunque algunos no lo vean, son referencia y oportunidad para muchos en la isla. Habrá que sacar las pancartas de cartón de Quim Bigas otra vez, que se ve que les molan mazo. ¡Que no nos engañen!

Hasta el día del Referéndum aún me podía reír con Piolín y su merchandising, con los millones de gifs de la GC, con videos de las cargas policiales al son de los hits de “Titanic” y hasta me reía con algunas “catalan-bloggers” preocupadas que editaban sus posts sobre el referéndum para no perder seguidores. Después del 1-O NI PUTA GRACIA, “ni olvido ni perdón”; y no quiero decir puta acompañando la des-gracia, pero no encuentro el cómo en mi vocabulario. No sé si la revolución es de los García (como decían desde Madrid), de las Álvarez o de las López (con z o con s); no sé si la revolución puede ser de alguien ni tampoco entiendo la necesidad de concretarlo. La revolución se vive, se siente y se comparte, ¿pero se posee? Si tiene que ser de alguien ¡pues que sea de las mujeres! ¿Cuánto espacio tengo para escribir? (Me río. Muy poco. Sola.)

Bienvenidos a MAMBO, ya lo avisaban los de la CUP mientras batían el huevo. Mambos haberlos haylos a raudales, pero a pesar de que compartan muchas veces las mismas localizaciones los espectáculos en este caso son totalmente distintos. Me toca hablar de lo ocurrido en Terrassa durante el Festival TNT y no en las calles de Catalunya, a ver si consigo separarlo. Complicado. ¿Cómo escribir entre gritos, disparos, helicópteros, cánticos, cazuelas y llantos? ¿Cómo escribir con los brazos en alto y el corazón encogido andando las calles que nos pertenecen? ¿Cómo escribir cuando el “modo avión” es casi un pecado estos días? ¿Cómo escribir oyendo, por ejemplo, las declaraciones de Martínez Maillo, Albiol, Rivera, Rajoy, Arrimadas, Rafael Hernando (¿“huelga política de corte nazi”?) o el discurso del rey (“irresponsable e indigno” como dice Ada Colau)? ¿Cómo sintetizar cuando lo que te apetece es vomitar y llorar muy fuerte?

Uno puede equivocarse, pero lo que no puede hacer, como decía Bolaño, es apartar la mirada conscientemente”, y así se despide Àlex Rigola de los teatros del Canal de Madrid…  “¡Se os ha ido la polla!”, estoy más que de acuerdo Aimar Pérez Galí.

-“Johnny, la gente está muy loca… WTF!”-

¡Son las 21h! ¡Hay que salir a la ventana, empieza la “batucada”! Hoy se ha decidido adelantar la hora para solaparla con el discurso de “Felipe Uve Palito”. Hace semanas que le damos fuerte a la cazuela/olla/sartén, y cada noche somos más:14minutos mínimo para reflexionar el día, para seguir alerta, para dejar claro que estamos y que queremos ser, para seguir denunciando la violencia policial y la castración de nuestros derechos, para desahogarnos físicamente canalizando la indignación e impotencia que vivimos, y un largo etcétera de “libre albedrío”.

Estoy conociendo a los vecinos, será que no hay mal que por bien no venga. Ayer nos dimos las buenas noches con los de la acera de enfrente, nos sonreímos con complicidad y hasta ¡hacemos ritmazos entre todos los de la calle! (Espumadera + cazuela reciclada es la clave, un inciso) Y así seguiremos, “Hasta que las ollas vuelvan a ser lugares donde cocinar. En paz. Y libertad”, como decía la escritora Silvana Vogt.

¿Para cuando una de “Novios”, Pablo Gisbert y Ruben Ramos? ¡Bakalao para todos no estaría mal, la paella es grande y re-suena! Ahí lo dejo.

El TNT viene siendo cosa importante desde hace ya tiempo. Unas emociones, un compartir, un crear… como decía Agnès Mateus en escena cuando describía su residencia en Konvent (Berguedà, Catalunya). “Los catalanes hacen cosas”, y a falta de espacios (o acceso a los espacios) para crear y actuar buenos son los festivales como el que dirige Pep Pla. Este año el TNT ha presentado un total de 37 espectáculos (13 coproducciones, 14 estrenos y 2 en España), 2 actividades paralelas y 4 instalaciones. El año pasado hubieron muchos espectáculos que trataban sobre el tema de los refugiados y todos querían hablar de ellos porque era una cosa que estaba, y está, en la mente de todos. Pero normalmente yo siempre digo que los temas son siempre los mismos, son recurrentes: el amor, la muerte, la identidad, las injusticias sociales, etc. (…) Lo que cambia son las tecnologías y el qué se utiliza para comunicar y para decir. 

“Terrassa Nuevos Truquitos” como decía el jueves alguien, de cuyo nombre no quiero acordarme, en las escaleras del Teatre Principal después de ver a los finlandeses. Cuántas decepciones en general últimamente… La primera para algunos empezó el miércoles con La Fura dels Baus como espectáculo inaugural, para otros continuó el jueves con La Señorita Blanco y acabó con los finlandeses. “Mi primera decepción” decía uno de los grandes sonriendo al salir de Cutting Edge, un espectáculo etiquetado como “teatro visual” y “circo contemporáneo” que hizo, para mi entender, “mucho ruido y pocas nueces”. Es un grupo que quizás no viene muy a menudo por España y pensamos que quizás era una buena oportunidad porque son muy potentes a nivel audiovisual, y es muy recomendable porque es un espectáculo fácil de digerir. La idea de TNT es hacerlo para todos los públicos. Siempre hemos luchado para poder decir que esto no es una cosa exclusivista, ni endogámica, ni nada de todo esto, si no que tiene que ser una cosa muy abierta para todos los públicos. Eso sí, tienes que venir un poco con la cosa de a ver qué pasa, qué pasará. Pep Pla…Quizás, quizás, ¡quizás!”, pero la intención me parece correctísima.

Empecé mi ir venir de Barcelona a Terrassa con nosoyrusa# (una peli de tu vida). Tenía muchas ganas de asistir al resultado después de haber visto el trailer en la edición anterior de la Caravana de Tràilers. Apuntaba maneras pero debo reconocer, muy a mi pesar, que de un trailer a una pieza hay un trecho (nadie dijo que fuera fácil). Aún así me adhiero a las palabras compartidas por su directora el otro día en Facebook antes del estreno: ”(…) valorar y apoyar el esfuerzo que nos cuesta a tod@s hacer este trabajo, las horas, las ganas y el amor invertidos no se deberían juzgar nunca”. Pero como decía Agnès Mateus en Rebota, rebota y en tu cara explota: “¿Tu te copias todo lo que hay? Pues sí, ¡claro! Somos contemporáneos”.

La esencia de esa décima edición es la apuesta por nuevos creadores que no conocemos. Se ha dado un espacio prioritario a artistas emergentes que hacen, en muchos casos, su primera o segunda propuesta escénica. Será el caso de Verónica Navas y Alejandro Curiel, alumnos del Institut del Teatre de Barcelona, supongo que a eso se refería Pep Pla.

Con ellos empezó mi itinerario del viernes, desayunando con Hasta agotar existencias. Ensayando para que la muerte de mi madre no me pille desprevenida: Vivo con la idea recurrente que mi madre se morirá en cualquier momento y sin previo aviso. ¡Qué difícil vivir con esa obsesión/pánico, Verónica Navas! Me emocionaste. Me emocionó su dulzura, su honestidad y su forma de amortiguar el miedo a que las cosas de toda la vida (como una madre, un zumo recién exprimido o una tortilla) dejaran de existir. De ahí salieron unas 8 o 9 estrategias que va compartiendo con el espectador entre proyecciones de vídeos, grabaciones en directo, música y diálogos con el público. La imaginación es una arma de doble filo pero vale la pena perderse para encontrarse en ella. Repetiría, y con eso supongo que no hace falta decir nada. El café fue con P/P (propiedad privada) de Alejandro Curiel en la Nova Jazz Cava (¡qué espacio más bonito!), coproducido por la Sala Hiroshima (quién presentó sus dos piezas) y ahora por el propio festival. No le conocía ni a él, ni a los músicos, ni a sus intérpretes: ¡un placer Anna Pérez Moya y Francesc Cuéllar! Después de presentar en el Antic Teatre (dentro del marco del Grec) “All By Myself” estrenaba en Terrassa lo que fue su trabajo de fin de carrera de Interpretación, aunque se especializó en dirección escénica.

Amancio Ortega no pudo asistir, estaba muy ocupado. A pesar de su ausencia le agradeció públicamente la casa que le había dado, su espacio privado. (Me río. Sola) “No hay nada gratis pero yo me vendí fácil”, afirma en escena.

Con un “fóllame lento” a modo de contraportada Alejandro relaciona el cuerpo con la propiedad, y reflexiona sobre la construcción de la identidad y las formas de relacionarnos en la sociedad actual: ¿Qué estrategias puede activar el individuo para volver a ser dueño de su cuerpo? El cuerpo como superficie en la que se hace política. La política de los cuerpos. Cuerpos sometidos desde el inconsciente. Cuerpo Mercado / Cuerpo Estado / Cuerpo Senado. (…) La Ley ya no viene de fuera. Nos hemos convertido en sujetos normativos. “Quiéreme así, tal cual”, con eso me quedo. También repetiré!

AMATEUR: gran concepto, gran discurso y gran propuesta la de Rubén Ramos Nogueira. Muy Fan. Dividido en dos piezas/capítulos “estrenaba” el sábado pasado Goldberg Amateur en el bar Reina Victoria, un bar bastante curioso regentado por Salva.

Entre plantas, telas de cabaret, colecciones de muñequitos con movimiento Gif, sirenitas bajo tierra y rosas de plástico por el techo aparecía Maestro Ramos sin camisa a cuadros pero vestido (cosa rara últimamente). Aceptamos camiseta de palmeras como vestuario para Bach, y más aún en esta localización. (Me río)

Gibbons Amateur, el primer capítulo, lo vi en el estreno del Antic Teatre y lo aplaudí mucho. “Porque mola, y punto”, como diría Pablo Gisbert. Si no os habéis leído la entrevista que le hizo Master a Rubén os la recomiendo. Mucho aprendí de muchísimo: sobre “la música llamada clásica”, sobre el porno, las drogas, el placer, lo amateur, lo profesional y la vida misma.

Me siento como un yonki y esta adicción me hace feliz. Yo quiero vivir.  (…) sin estar sometido a nadie más que a mí mismo. ¡Di que sí!

El dispositivo es sencillo: un piano apoyado a la pared y una proyección con un texto ya no tan sencillo. Aunque no le vimos la cara en ningún momento le leímos “poseído” cual médium, entre el año 1742 y la heroína. Heroína sí, metadona no. Tocar un instrumento puede ser inútil pero también es una “droga dura” para quienes la saben consumir, totalmente de acuerdo. ¿Y si cambiáramos la heroína por música? (…) montad un grupo de trap o, por lo menos, cantad en la ducha. Nuestra venganza será ser felices. Haremos caso a esta última frase, que bien podría ser “trending topic” en estas fechas; como la fotografía que acompaña a la sinopsis de la pieza, que podría haberse hecho durante estos días perfectamente. ¿Fue una premonición? “Somos gente de paz” y eso no lo dice Rubén, se siente en las calles.

Y seguimos con la ya archiconocida Caravana de Tràilers de G.R.U.A. presentada por Pere Faura, una propuesta que da soporte a la creación y a la investigación de nuevos formatos escénicos, que personalmente me encanta y más ahora cuando “el papel siempre debiera ganar a la piedra”, como se dice en las calles catalanas. Allí sí hubo urnas y pudimos votar, salvando las distancias entre los procesos de creación y los políticos. Reflexionar sobre el concepto de programación y de los mecanismos de compra y venta del arte siempre es bien; otorgar al público el rol de programador me parece necesario, aunque también me gustaría saber cuanta P de Público y de Programador había en la sala.

“Kapital Performance” de Soren Evinson y “Porn is on” de Marina Rodríguez triunfaron más que la Moritz que nos repartieron mientras se hacía el escrutinio, ganas de ver esos dos estrenos en la próxima edición. También ganas de ver la pieza entera de la Cia. Pelipolaca, “Reloded Autònoma”, que aunque no causó furor a mi sí me pareció indispensable en los tiempos que corren. Los resultados de primeras citas, residencias de creación, espacios de exhibición y “dinner&editing” ya los publicaron en su web.

Si Vértebro dice que Diós tiene vagina, Amén. ¡Qué trío más gustoso, dentro y fuera del escenario! (“Riapitá” mira)

El concepto de la “identidad permeable” que están trabajando en “Díptico para la identidad” (a la par que el de género, sexo, comportamiento y religión) me parece interesantísimo: “es la que nunca termina de definirse, la que está en permanente construcción y evolución, la que no necesita tótems que duran en el tiempo, la que se cuestiona a sí misma con amor y cuidado, una identidad imposible de sustentar por mucho tiempo, que no se reafirma y que siempre genera preguntas”. (…) “Tratamos de permeabilizar una idea de religión estática, muerta, y proponemos un universo más flexible, fluido, una idea de religión entendida como metáfora de una fiesta compartida. La idea de Dios sin exclusividad, sin pertenencia, sin monoteísmo”. Gracias Fernando Gandasegui por tu entrevista, ¡aprendiendo que es gerundio!

Al igual que Alejandro Curiel, “Vértebro” también usa y se apropia de la cultura popular en sus creaciones, aunque estos últimos vienen siendo más folclóricos: Usamos lo que haga falta para contar lo que queremos. Nos apropiamos de elementos y los ponemos en relación. Crear ese espacio de coexistencia es nuestro trabajo. “Sonido, construcción, esfuerzo”, y añado: queso y jamón. ¡Ay la virgen cuánto queso (“”)!, ¡ay por dios qué rico el jamón (“Riapitá” mira)!

-A brindaaar, a brindaaaar y a bailaaaaar! Larali-lilalaroooo!-

Menuda fiesta hubo post-función, ¡hasta Cris Blanco bailó una sevillana con Jorge Dutor! (“”)

Hay que decir, también, que algunos marcharon de la sala durante la hora y media que duró la pieza. Y aunque tuvieron algún problemilla técnico, los cordobeses también son humanos y los errores sabios (ya tu ves, “ué”). La paciencia la tiene quien quiere tenerla, supongo.

Dicen que “la acción es sencilla” pero ¡yo sufrí un poco desde mi butaca con tanto sacrificio al otro lado! Y creo que no fui la única, algunas miradas “sufrías” les hacían los que con ellos compartían escenario, entre platos de plástico y cuchillos afilándose (“Riapitá” mira).

Seguiremos atentas Vértebro. “La tabla cantó”, ¡felicidades! (ya tu ves, “ué”).

Cansadas estábamos pero no faltamos a la cita con los belgas. Berlin&Cathy Blisson presentaban Zvidal [Chernobyl, so far-so close], un documental sobre Pétro (Dido) y Nadia (Baba) co-producido por un sin fin de gente. Al son del “ñe, ñe, ñe” (no, no, no) Nadia tenía claro que de su tierra y de su casa no la exiliaba ni un desastre nuclear como el de Chernobyl. “If I don’t die, I will survive”. Un retrato tierno, resiliente, lleno de amor y mucha belleza; pero un documental.

4 años (del 2011 al 2015) se pasó Cathy Blisson gravando la vida o la des-vida de esta pareja de 80 años, y cruzar el área contaminada y declarada no apta para vivir ni es sencillo ni común. Como suele pasar, también tuvieron algún problema técnico y a media proyección tuvieron que darle al “pause”; aunque yo diría que no lo resolvieron porque aquel brazo articulado tan raro dejó de moverse a partir de aquel momento. Y bueno, no haré ningún “spoiler” por si tenéis oportunidad de verla, aunque aviso que sales de allí sin haber visto el final; nos dieron una tarjeta con el nombre de una web y un código para verlo en casa palomitas en mano.

Y dejo para el final lo que más me emocionó (y no fueron Dido y Baba, aunque también): la família de Vicente Arlandis al completo en Sumario 3/94. Si es que… ¡cuánta injusticia antes, ahora y en todos lados! Vicente Arlandis padre nos cuenta que siempre le había gustado la ciencia ficción, “saber qué hay más allá por si algún día tenemos que salir corriendo”. Y añadía: “Las cosas que uno no sabe gustan” pero “las injustas no gustan nada”.

Me exigieran que pidiera perdón. ¡Pero si yo no cometí nada! Eso es lo que me ha faltado decir. Me se ha ido ya. Quizás no hacía falta ni decirlo, si nosotros hubiéramos sido el juez no habría condena alguna. Nos lo contasteis demasiado bien como para no entenderlo. Gracias “Vicente Senior” por compartir un rato de emoción desbordada con nosotras al acabar la función. Menudo ejemplo le dimos a el hombre sollozando sin parar, y es que no se puede ser tan sensible en esta vida loca (loca-loca-loca).

Venía a mi casa a comer y al no venir dije: ¿y esta mujer dónde está? Fui para su casa y a los veinte días…¡para allá! Otro caso de “ni olvido, ni perdón”. ¿Qué culpa tienen ellos de no haberse sabido contar? -En la cárcel- Había muchos inocentes, ¡no era yo solo, eh! Estaba yo de auxiliar de enfermería y allí se quitaron la vida varios.

Aunque el padre es el protagonista de la historia no olvidemos a Vicente Arlandis hijo, ni a la madre tampoco, que menudo trabajazo se deben de haber pegado durante todos estos años de injusticia y de proceso de creación. Nos lo cuenta en la segunda entrevista que le hizo Fernando Gandasegui para TEATRON: Había que romper el silencio (…) porque quién calla otorga, cuánta razón.Yo creo que la justicia es una cosa muy compleja y que cuando la piensas en abstracto no sirve de nada, pero cuando la piensas a través de algo concreto es mucho más fácil. (…) tener la oportunidad de hablar por primera vez de lo que le pasó, creo que se parece un poco a lo que yo entiendo por poesía y por justicia a la vez. Amén, otra vez.

Y hasta aquí. Hoy sí voy a comprar comida, agua, café y algo dulce (¡muy dulce por favor!). La Huelga General ya fue (de momento).

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *