EL PENSAMIENTO IMAGINAL

EL PENSAMIENTO IMAGINAL (Sobre conversaciones con P. Palazuelo)
Mónica Valenciano (reflexiones para Room)

Monica Valenciano. 1991. Puntos suspensivos
Imagen de «Puntos suspensivos» -1991-

El artista como intérprete,ciertamente de lo escondido,pero también un niño jugando sobre la plaza y que descubre allí y allá algunas conchas brillantes ante un océano inexplorado y misterioso. (Bernard D’Espagnat)

También ocurre que las cosas más importantes se encuentran demasiado cerca del lugar (cualquiera que este pueda ser) a donde se halla enterrado tu corazón secreto,como si aquellas cosas fueran las señales que conducen hacia un tesoro que alguien quisiera robar. Sin embargo creo que lo peor que puede ocurrir es que el secreto quede enterrado y no por falta de alguien que lo revele sino por falta de un oído que comprenda.

Escucha interior,atención meditativa:mirar es no ver. Yo no quiero representar,sino manifestar,colaborar en el acto de la aparición.

La imaginación activa,no es una forma de memoria temporal,se comporta como el hilo de pescar lanzado a las aguas oscuras,sin fondo,para captar un pez que a su vez es señal,como escucha profunda,que oye lo que de allí viene.

Las imágenes (lo imaginado) son el vehículo de fuerzas psíquicas primeras,y son para mí más fuertes que las ideas.

Los colores se pueden escuchar en cierta manera.

Dices que el artista es mirada y lo que suscita esa mirada desde lo más profundo es la sangre,para el hombre la mirada es solamente una etapa hacia la visión,que es conocimiento.

El artista da cuerpo a esas energías con las cuales resuena.

Si ves con tu oído y oyes con tu ojo,entonces no dudarás.

El pensamiento imaginal o visionario (que ve a través de las apariencias) conecta con los estratos profundos de lo real.

A mí lo que me interesa no es la forma en sí,sino el proceso de la formación,aquello que presientes y no tiene nombre todavía.

El oficio del artista es el de la visión.

Palabras que son ojos,que nos ayudan a ver sin la mirada lo que está ocurriendo en la realidad,una memoria más fuerte que el tiempo y que el olvido,la que nunca calla,la que nos revelará el secreto de las imágenes,de cada forma en trance de ser otra,sin el enturbiamiento de las significaciones.

El buscar es porque algo nos atrae hacia un punto que desconocemos y que presentimos. Es una interacción constante de la imaginación y del pensamiento,un pensamiento que imagina,que no solo es sintiente como decía Zubiri. Los árabes lo llamaban la imaginación activa,que es lo que crea imaginaciones visionarias,ya que ven lo que no se ve.

Existe un puente tendido entre la imaginación y la materia,ese puente es el número.

La imagen es hija de la imaginación,Yeats define la visión como algo que oscila entre dos polos,ese estado de conciencia crepuscular que permite la filtración de determinadas cosas entre el sueño y la vigilia.

La idea de la receptividad como un estado que oscila entre el sueño y la vigilia y que es preludio de su visión de las formas que le conmueven,un estado previo a la emoción que causa el acto de ver.

Cuando el místico contempla el universo,lo que realmente está contemplando es a sí mismo y a su propia alma,fue Corbin quien me puso en contacto con la idea de imaginación activa.

Cada paso que da la ciencia es una nueva frontera imaginada y cada frontera nos trae una nueva figura del universo. En lo imaginal todo dormita en apariencia,pero todo está escuchando,cuando la percepción se agudiza y lo que está próximo,presente,aun sin nombre,ya se anuncia.

La mirada se desenfoca al recibir la imagen invisible.

Y nos describe un mundo configurado por las presencias que lo impregnan.

Las siempre nuevas imágenes que constituyen las raíces.

El ejercicio de la imaginación es el mismo que el ejercicio de determinada clase de memoria intemporal:de visión interna.

De la imaginación según Henry Corbin

Todo lo que el hombre percibe,todo lo que imagina,se trate de la percepción sensible o de la percepción inteligible,todo ello es inseparable,indisociable de su yo más profundo.

Las formas imaginales no dependen exclusivamente del mundo de los objetos visibles,sino que también pueden proceder de la parte más desconocida de nuestra mente,de allí en donde la mente enraiza en la parte más desconocida de la materia.

La percepción sensible se transforma en percepción sensible-inteligente,es decir en imaginación activa,creadora;y puede llegar hasta la percepción de aquello que es,de aquello que llamamos verdad y ver claramente más allá de lo que el pensamiento puede alcanzar.

La percepción de aquello que es,es una percepción que descubre,que va más allá de la representación de las cosas.

Comments are closed.