AYER

babilonia,carlos,crédito jesús ubera

Ayer,fue. Ya no es. Y toca recordar. Y es bueno recordar. Llevo toda la mañana caminando,hace bastante sol,igual que frío. Dicen que el domingo nieva. Estaría bien acabar SISMO como «Los muertos»,nevando sobre Madrid.
Y toca eso recordar,que no analizar,ni valorar,ni leches parecidas. Lo primero que recuerdo es a Carlos,colombiano del TEC,que estuvo ayer y me dijo que le han dado el premio nacional a la Zaranda,qué bueno.
Se me viene a la cabeza Chus Dominguez y Antonio Luque (Sr. Chinarro)…
Qué buena la lucidez de Chus,lucidez hecha de mesura y generosidad. Dudando de lo que es un encuentro,mesurando lo que es objetivable,lo que es un paisaje,lo que es político,lo que es un cuerpo y lo que es una mirada. Palabra para empezar SISMO,escuchar y atender.
Luego vino un poeta con guitarra,arrastrando la palabra,torciéndola y bajándola al hablar y afinándola de claridad al cantar. Sr. Chinarro ayer se saltó unas cuantas:se explicó,se definió como poeta,sin miedo a decirlo,uniendo ese mundo del pop con la palabra escrita,buscando diferencias de un trabajo y otro,denunciando vagancia de músicos ante la palabra,animando al poeta de papel y lápiz a decir frente a la gente,«así te das cuenta de cuando funciona y cuando no,de cuando has hecho algo y no hay manera de vender la moto,porque se trata de eso ¿no?,o no…». Algo así decía Luque o así lo recuerdo. Y recuerdo que el tio va y se toca el 80 por ciento de lo que será el próximo nuevo disco…Así,para probar cómo va. Para mí,perdón la ñoñería,eso fue un regalo que voy a tardar en olvidar.
Pongo los dos videos de los encuentros aquí,por si queréis darle…Están todos,por otra parte,en la SISMO TV (cada vez somos más).

sismo on livestream.com. Broadcast Live Free

Y recuerdo un paisaje de perro en lejanía,con desierto,el urbano y el de mesopotamia. Un preludio,prefacio,prólogo en el que se me vinieron muchos años encima de la memoria,al ver a Carlos Fernández en escena abriendo ese «Babilonia». Años de ver teatro en Madrid,de una «generación» o como se diga,de yo intentando entenderme desde una butaca,de Carlos haciendo lo propio en esos espacios vacíos que da el teatro de Madrid,de aquel «Confesiones obscenas»,carajo,esos sí que son recuerdos,los de aquella primera obra de Carlos,los que yo tengo de esa impresión al verle allá,solo,ya con una lesión encima,bailando y hablando,con esa capacidad de decir,con esa lucha contra las capacidades…Ý las lucecitas,pequeñas,durante años,ahí,intentando llenar ese vacío madrileño,diez mil años de recuerdos…Joder,lo dicho,que llevo toda la mañana andando y que hace tanto sol como frío. Y que hoy seguimos…

pablo caruana

Comments are closed.