Políticas de la afectividad I

Texto de Óscar Cornago,coordinador de Room.

Políticas de la afectividad I. Empezar hablando del espacio y terminar hablando de los afectos,de las relaciones,del amor…Este es uno de los recorridos,solo aparentemente erráticos,que se fueron trazando a lo largo de las tres sesiones de discusión que tuvieron lugar en los Rooms de Sismo. El espacio y los afectos son dos dimensiones que por vías distintas han vuelto a hacerse presentes,una vez más,en el panorama de la creación,entre medias anda la política,o quizá mejor la biopolítica,actitudes desarrolladas frente a formas de poder que han recubierto toda la realidad de la persona,desde lo social hasta lo personal. En el campo de la creación,la cara más visible de este poder son las instituciones. Y como respuesta a la sombra alargada de estas estructuras se han desarrollado unas formas de creación que de manera genérica se han llamado site specific.

Si el término puede parecer novedoso,la idea en realidad viene de muy lejos,como nos recordó Sara Molina,directora y dramaturga y,como ella decía con cierta ironía,ahora también artista site specific. Todo esto tiene que ver con la radicalización del aquí y ahora de la creación,del carácter efímero e irrepetible de lo que se está haciendo,pero también con la dimensión política de este “aquí y ahora”. Salvando discusiones interminables de tipo terminológico,este carácter espacial ha tomado protagonismo como un modo de desarrollar otras formas de creación en las que la ley del mercado y la obra como objeto de consumo que pasen a un segundo plano frente al desarrollo orgánico del proceso de creación,libre de otro tipo de determinaciones. Esta idea de “desarrollo orgánico” fue uno de los aspectos destacados por Armando Valente,uno de los directores de Citemor,para explicar el modo de funcionar de este festival,que ha conseguido desarrollar condiciones óptimas para la creación artística a través de sus residencias;la idea central:acompañar al artista en sus necesidades,ofreciéndole la máxima libertad;el resultado,como decía Estela Llovés,una de las muchas creadoras españolas que han pasado por Citemor,es sentir que hay un diálogo entre lo que estás haciendo y el entorno,recuperar el diálogo entre los procesos creativos y los otros que te rodean. La diferencia,en palabras de Fernando Renjifo ya en la primera mañana,la calidad de las relaciones que se generan. Y ahí aparece ya uno de los términos claves de estos recorridos:las “relaciones”.

Amor y política,amor y política,amor y política… me quedo con los que hicieron política hablando de amor… decía Angélica Liddell en Perro muerto,quien también estuvo en Citemor el verano pasado y quien demostró,hace dos años en esta obra producida por el Centro Dramático Nacional de Madrid,que un site specific no sólo se puede hacer en el campo,sino también en el corazón de una institución. Ahí está quizá el reto. Sismo:creación in situ en Matadero,Teatro Español,Ayuntamiento de Madrid!!! Miro la obra y la obra me dice,no sólo dónde está el artista,sino también donde estoy yo mirando esa obra,en el corazón del espacio oficial del teatro madrileño,observados,como estuvimos en muchas de las sesiones de Rooms,por Núria Espert en el cartel de La casa de Bernarda Alba,que se representaba en Matadero,y que nos miraba diciendo:“vosotros seguid ahí hablando de prácticas alternativas de producción,que el año que viene yo seguiré aquí arriba… representando a Lorca!!! Recepción in situ!

Comments are closed.